Un_principe_nueva_york_2_amazon_eddie_murphy_zamundia

Foto: Amazon Prime

Entretenimiento

Un príncipe en Nueva York 2: “¿Una secuela que vale la pena?”

Aurora Blanket

05/Marzo/2021

Han pasado 30 años desde que Eddie Murphy nos trajo una deliciosa película de comedia insuperable que se ha convertido en parte de la cultura popular y sin duda, una de las referencias de humor que a la fecha siguen vigentes.

Después de una larga e interrumpida producción, al fin ha visto la luz la secuela que nos narra la historia de Akeem, ahora como rey de Zamundia y con un problema muy serio que lo llevará de regreso a Queens: La falta de un heredero varón pero ¿Le hace justicia a la primera parte?

Un_principe_nueva_york_2_amazon_eddie_murphy_zamundia

Akeem está de vuelta / Foto: Amazon Prime

En una generación en la que está ya muy estigmatizado el humor racial y en el que muchas personas podrían ofenderse, Eddie Murphy nos demuestra que se puede tomar una historia llena de cosas que ahora son políticamente incorrectas y modificarla para darle un giro fresco y pintoresco que todos deben ver.

La historia es algo sosa y muy predecible desde el primer momento en que nos plantean la trama, el hijo pródigo de Zamundia ahora tendrá que tomar el lugar de Jaffe Joffer pero antes, tendrá que asegurar su linaje ya que el país vecino ha lanzado una fuerte amenaza contra la nación. El problema es que la línea de sucesión sólo permite que un varón sea quien gobierne y lamentablemente Akeem y Lisa han tenido tres hermosas hijas.

El resto es de imaginarse, Akeem vuelve a “la gran manzana” luego de enterarse que en una de sus noches de locura que pudimos ver en la primera película, por culpa de Semmi el príncipe procreó a un hijo bastardo que se presume, será el heredero del rey.

Lo increíble de la película es la excelente producción que tiene. No solo es que pasaron de los escenarios de cartón al CGI, sino el maravilloso acierto de traernos de regreso al elenco original de la película añadiendo algunos rostros nuevos como Lavelle (el hijo de Akeem), sus hermanas e incluso el “villano” que llevaron ese toque moderno al concepto original de los noventa.

Por si fuera poco esto, el elenco no sólo volvió, sino que personajes como el pastor políticamente incorrecto, la pandilla de la barbería y hasta las gemelas raperas regresaron a la historia dándonos una secuela digna, fresca y que nos deja con ganas de más.