pareja_psicología_amor_reflejo_virtudes_defectos

Imagen de portada: Pinterest, Marcos Severi

Bienestar

Tu pareja es un espejo

Andrea Mújica

23 de noviembre de 2021

Tu pareja te ve como tú no eres capaz de verte y puedes encontrarte en su mirada, por eso es tu mejor espejo.

Así como no podemos ver nuestra cara directamente, es decir, siempre necesitamos de un espejo, una fotografía, un video, etc., hay cosas de nuestra personalidad, de lo que somos y nos define, que tampoco podemos ver y, por tanto, también necesitamos de alguien que nos lo refleje. Y aunque cualquier persona que nos conozca puede decirnos aquellas cosas de nosotros que no podemos (o a veces no queremos) ver, la fiabilidad de este espejo cuenta mucho.

Es por eso por lo que, así como muchas otras personas, tu pareja es un espejo, pues te refleja tus virtudes o atributos al decirte lo guapa o guapo que te ves, al recordarte lo valiente o fuerte que eres, al agradecerte por siempre hacer sentir bien a los demás cuando tienen un mal día o al expresarte lo capaz e inteligente que eres.

Pero también te refleja tus defectos cuando te dice que no puedes intentar controlar cada aspecto de tu vida, cuando te recuerda que eres muy dura o duro contigo o cuando te dice que cada vez que te enojas lo primero que haces es huir y que lo mejor es enfrentar los problemas.

Y claro, todos adoramos esa parte en la que nuestra pareja nos refleja lo bueno de nosotros, lo que nos gusta, lo que nos hace sentir cómodos, lo que le presumimos a los demás, lo que escribimos en nuestro CV para que nos contraten en un trabajo. Pero la realidad es que no adoramos tanto cuando nos refleja aquello que queremos ocultar, que nos incomoda, que nos molesta de nosotros o que ni siquiera sabíamos que estaba ahí. Muchas veces nos resistimos a eso, a que nos digan lo que hacemos mal, porque tendríamos que aceptar una parte de nosotros que a veces preferimos que no estuviera. Porque además significa que debemos trabajar en ello, para el bien de nuestra relación, pero también para nuestro propio bienestar.

Es por todo lo anterior que, en ciertos casos, puede ser muy difícil estar en pareja, porque además de que significa que te vas a encontrar con un otro que tiene sus propias virtudes y defectos, también te vas a encontrar cara a cara contigo y vas a enfrentar cosas que pueden llegar a ser bastante displacenteras. Entonces al elegir una pareja, es importante que sea capaz de vernos y no solo de imaginarnos y también hay que prestar atención a lo que nos dice, pues muy probablemente nos está reflejando algo que nos vemos.

Por último, es fundamental que el reflejo sea claro, amoroso, humilde, respetuoso y paciente; porque claro que hay reflejos turbios, distorsionados, llenos de ira, irrespetuosos e impacientes. A cada uno de nosotros nos toca diferenciar entre un reflejo claro y otro distorsionado, de forma que no nos encontremos en el tormento de pensar “¿entonces quién soy yo?”