Imagen de Centro ELEIA

Bienestar

Tipos de psicoterapia

Paola Marcia

19 de Julio de 2021

Ahora que sabes que quieres ir a terapia, puedes decidir conscientemente a qué tipo de terapia acudir, de acuerdo con tus necesidades.

Decidir comenzar un proceso terapéutico no suele ser fácil, debido principalmente a la incertidumbre y a la desinformación. Evidentemente, una gran parte de este miedo y resistencia tiene que ver con nosotras mismas, con las cosas que podamos descubrir y de las que tendremos que hacernos cargo. Sin embargo, otra parte de esta ansiedad pre-terapia, puede deberse a que quizá antes nunca hemos llevado un proceso terapéutico y no sabemos cómo funciona o que hay diferentes tipos de psicoterapia que se adaptan a las diferentes expectativas, necesidades, personalidades y estilos de vida de cada persona.

Muchas veces, cuando no nos adherimos a nuestra primera terapeuta, podemos tener la errónea creencia de que la terapia no funciona, sin embargo, vale la pena cuestionarse si lo que en realidad no te funciona es ese tipo de terapia.

Así que, antes de entrar en pánico y arrepentirte de querer comenzar con psicoterapia, con este artículo, pretendo darte la información y las herramientas para que tomes una decisión consciente sobre el tipo de psicoterapia que consideras más adecuado para ti. De tal forma que tengas una base a la hora de comenzar a buscar terapeuta.

Imagen de Psicologosmys.com


Aunque existen muchos tipos de psicoterapia, te hablaré únicamente de los principales y más comunes:

Terapia cognitivo- conductual: pretende enseñar y hacer evidente la correlación entre pensamientos, comportamientos y sentimientos, de tal forma que la persona pueda identificar y modificar los comportamientos y pensamientos que repercuten en su estado emocional y, así, adaptarse.
Considero que, si eres una persona muy ocupada, de personalidad más bien práctica y buscas resultados un poco más prontos, este tipo de terapia puede funcionarte. Este tipo de terapia es de las más cortas, pues suele durar alrededor de 2 años.

Psicoanálisis: el proceso psicoanalítico busca descubrir y hacer conscientes los mecanismos mentales con los que nuestro inconsciente condiciona nuestros propios pensamientos y conductas. Para esto, posiblemente tendrás que darte un clavado a los recuerdos pasados de tu mente y de tu cuerpo.

Este tipo de proceso, es de los que registran mayores resultados a largo plazo, sin embargo, puede que en un inicio se genere cierta inestabilidad. Esto también dependerá del tipo de psicoanálisis al que se acuda, pues existen unos un tanto más rudos que otros, como el Lacaniano.

Considero que, para entrar a psicoanálisis, es importante dedicar tiempo además de la hora de sesión a la semana. Si eres una persona más reflexiva, con capacidad de asociación libre y si eres metafórica o interpretativa, este tipo de terapia puede funcionarte. Cabe mencionar que los procesos psicoanalíticos son de los más largos o que más pueden extenderse, pues no está enfocada a la resolución de problemas.

Imagen de Centro ELEIA


Psicodinamia: parte de las mismas bases del psicoanálisis, con la diferencia de que se enfoca un poco más en el presente y en desarrollar soluciones rápidas, considerando al inconsciente el motor de todo, pero sin el objetivo como tal de hacer consciente lo inconsciente y, así, desmontar las creencias, conductas, pensamientos y sentimientos dañinos o disfuncionales que surgen a partir de éste. Se busca conseguir un equilibrio que, aunque pueda ser perturbado, se aprenda a expresar, trabajar y, en caso de ser necesario, resignificar. Tratando no sólo el síntoma, sino también lo que lo origina.

Este tipo de proceso puede funcionar si eres una persona reflexiva, con capacidad de interpretación y asociación libre, pero también práctica y con necesidad de solucionar en el menor tiempo posible.

Humanista Gestalt: esta terapia se enfoca en el presente, el “aquí y ahora” de la persona, busca crear una conciencia no juiciosa sobre lo que se está viviendo en ese momento, para este tipo de proceso, el “darse cuenta” es clave para el crecimiento personal y el desarrollo pleno de la persona. Los malestares en la persona se ven relacionados con una incapacidad de darse cuenta o de tomar conciencia de sus emociones, sensaciones y del entorno en el que está la persona en el presente.

Considero que este tipo de terapia es muy funcional para quienes son prácticas, reflexivas, pero a la vez también muy sentimentales.

Imagen de Centro ELEIA


En general, cualquier tipo de terapia buscará apoyarte en el descubrimiento y creación de herramientas para afrontar las situaciones cotidianas de manera asertiva y, sobre todo, para darle lugar a tus emociones, reconocerlas, entenderlas, trabajarlas y expresarlas sanamente.

Y a ti, ¿qué tipo de psicoterapia te llama más la atención?