Imagen extraída de Rocklaxis

Cultura, Música

Se cumplen 20 años del fallecimiento de George Harrison

Carlos González

30 de Noviembre de 2021

El más joven de los Beatles fue un genio compositor y guitarrista, un punto fundamental para la experimentación psicodélica en la que indagó el cuarteto de Liverpool

Cantante, productor, multi instrumentista y guitarrista de The Beatles. El más joven del grupo falleció a causa de cáncer de pulmón exactamente hace dos décadas. A pesar de los duros tratamientos en Suiza y en Nueva York, el legendario músico se despidió a la edad de 58 años un 29 de noviembre de 2001.

Imagen extraída de De10.


Harrison era el más joven de la mítica alineación John, Paul, George y Ringo. Nacido el 25 de febrero de 1943 en Liverpool, Inglaterra. Entre las múltiples historias en torno a la legendaria banda británica, se sabe que durante los inicios de la carrera de The Beatles, en Hamburgo, George se escondía en algún rincón cuando la policía pasaba por la noche. Esto lo hacía para no ser deportado por ser menor de edad.

Sin lugar a dudas, la dupla Lennon-McCartney tuvo los argumentos creativos para eclipsar a cualquier otra pareja que se le asemejara, tanto dentro como fuera del grupo. A pesar de eso, George logró encontrar la forma de convertirse en el guitarrista principal del cuarteto, y sus solos de guitarra son por igual joyas que alumbraron la carrera musical de uno de los grupos más populares y respetadas del siglo XX.

Imagen extraída de LOS40.


Dentro del plano de la composición, la genialidad de George Harrison vive en maravillas tales como ‘Something’, ‘While My Guitar Gently Weeps’, o claro ‘Here Comes The Sun’, canciones que marcaron su legado del gran talento que tenía para componer en un carácter más romántico. Un reflejo de su vida personal en torno a personas que influyeron en su vida, como Pattie Boyd, su primera esposa.

Imagen extraída de Hipertextual.


Así mismo, pocas catarsis hemos visto trascender tanto en el plano artístico como el que germinó de esta conexión filosófica que The Beatles halló en la India en 1968, de la cual George Harrison fue seminal. Su estrecha relación que crearía con Ravi Shankar sería clave para interpretar la fascinación del grupo británico por la espiritualidad del país asiático. Una etapa de experimentación con la cual Harrison enriquecería su música, para con esto lograr romper los cánones del rock psicodélico.