top of page

Coyote Verde, Opinión

Review de la Mesa de Diálogo: “La Política Ambiental de la 4ª Transformación”, Pt 4

Jonathan Fletes

24/Julio/2020

El Programa “Reto Verde” de la Ciudad de México cumplirá su meta en un 150% a finales de este año, según proyecta la SEDEMA.

¡Hola, mi estimad@ lector(a)!

Es un gran gusto para mí compartirte la última entrega de este bloque del review de la Mesa de Diálogo: “La Política Ambiental de la 4ª Transformación”. En esta última sección, hablamos acerca del Programa “Reto Verde” del Gobierno de la Ciudad de México (CDMX) y sus contribuciones al ambiente.

Esta iniciativa consta de un programa, principalmente, de revegetación de la Ciudad de México. Antes de seguir, voy a resaltar la diferencia entre una revegetación y una reforestación: una revegetación, para que me entiendas, es lo que hacen, en realidad, la mayoría de los que dicen reforestar. Primero, piénsalo: ¿a qué te suena reFORESTar? Ese cachito de la palabra hace alusión a los BOSQUES; por lo tanto, una reforestación consiste en la acción de restaurar la cubierta forestal que se ha perdido o ha sufrido degradación; es decir, una porción de un bosque o selva deforestada o incendiada, a lo mejor. Esto significa que sembrar plantitas ornamentales o arbolitos en un parque, en un jardín, en un camellón o algo por el estilo, no es reforestar. Eso, más bien, es revegetar; es decir, también es parte de un proceso de restauración vegetal, pero de diferentes plantas, según las condiciones dadas, en un sitio que no sea bosque o selva, y para un uso diferente; ahí sí entran los parques, jardines, camellones… en fin, áreas verdes, en general. Y nos da gusto que la CDMX no se fuera por lo mediático para colgarse la medalla, diciendo que iba a disque reforestar toda la ciudad, porque eso, en realidad, desde un punto de vista técnico-científico, hubiera limitado el programa al Ajusco, los Dinamos, el Desierto de los Leones o a Chapultepec, nada más. Sin embargo, el programa, de hecho, contempla tanto al suelo urbano como al suelo de conservación de la CDMX.

Si no sabes qué es el suelo de conservación, te lo explico brevemente: la CDMX está dividida en dos: en suelo urbano y en suelo de conservación. El suelo de conservación representa aproximadamente la mitad del territorio de la Ciudad de México, distribuido hacia el sur. Presenta una gran diversidad ecosistémica y cuenta con distintos estados y estrategias de conservación, como el decreto de Áreas Naturales Protegidas (ANP) (SEDEMA, 2016).

Suelo de conservación de la CDMX. Recuperado de SEDEMA, 2016

Ahora bien, si tú visitas la página de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (SEDEMA), encontrarás la información sobre el programa. Aquí te dejo el enlace, por si quieres revisarlo: https://www.sedema.cdmx.gob.mx/programas/programa/reforestacion . Allí, presentan el objetivo del programa y en qué consiste. El objetivo fue sembrar 10 millones de árboles, entre julio 2019 y noviembre 2020, para revegetar calles, avenidas, camellones, bosques, áreas naturales protegidas y diversas zonas en suelo urbano y de conservación (SEDEMA, 2019). La verdad es que su misión está padrísima, está bien justificado, y tienen bien definido cómo llevarlo a cabo; y lo mejor es que el programa está abierto a toda la ciudadanía para participar, no es que sólo el personal de la Secretaría de Obras y Servicios de la CDMX vaya a hacerse cargo. Los beneficios que ofrece son: mitigación del cambio climático (por la captura de carbono que llevan a cabo los árboles), regulación del clima (porque los árboles hacen sombra y además aumentan la humedad ambiental), previenen la erosión del suelo y ofrecen refugio a distintas especies, entre otras.

Aquí los resultados:

El 16 de julio, el Gobierno de la CDMX anunció que más de tres millones y medio de ejemplares se han plantado en vialidades, parques y espacios públicos, involucrando a Obras y Servicios y a la población en general. Esto se suma al total de 9,850,843 árboles y plantas, repartidas en suelo de conservación (61%) y suelo urbano (39%), hasta junio del presente año, según reportaron en videoconferencia de prensa. Se proyecta que, para el resto del 2020, se plantarán otros cuatro millones de ejemplares, tan sólo en el suelo de conservación, y otro medio millón en el suelo urbano. Con esto, para fin de año, se habrán plantado 15 millones de ejemplares. Fueron muchos los programas y las jornadas que hicieron y seguirán haciendo posible esta iniciativa de la SEDEMA. Asimismo, para dar continuidad a este proyecto, la Secretaria de Medio Ambiente, Marina Robles García, anunció el arranque de un nuevo programa: “Parques de Barrio”, que contempla la creación de 16 nuevos parques, en seis alcaldías, al norte de la Ciudad, para que más personas tengan, cada vez más cerca de sus hogares, acceso a un área verde para descanso y esparcimiento. Este proyecto representará una inversión de 62 millones de pesos, para la construcción de estas 57,000 ha.

Aquí te dejo el enlace, para que veas la videoconferencia de prensa en donde se dio a conocer toda esta información: https://youtu.be/ektxsOd6LkE

Ya para concluir, llegamos a que este proyecto pone de manifiesto que las iniciativas del gobierno tienden a tener éxito cuando involucran a la población, cuando se les ofrece a las organizaciones de la sociedad civil (OSC), las empresas y la población general la oportunidad de colaborar. De esta manera, se puede lograr la efectividad de las políticas públicas. Sin embargo, no es este el único ingrediente de la receta para un proyecto exitoso, sino que se requiere de un sistema de gestión adecuado, de llevar una planeación rigurosa y hacer estudios de viabilidad, así como el monitoreo y seguimiento del avance del proyecto, para hacer los ajustes pertinentes, según sea el caso, porque muchas veces, como en el programa “Sembrando Vida”, cumplen con el cometido muy específico, pero no dan seguimiento, en ese caso, al desarrollo de los árboles plantados, por lo que su éxito ha sido mínimo; pero, ah, eso sí: los beneficiarios ya se llevaron su lana y el gobierno ya presumió sus cifras de ejemplares plantados; pero lo que no dicen es que una mínima proporción de ellos sobrevivió.

Y como mi conclusión personal de todo este tema, ya para dar cierre a este bloque, yo tengo que decir lo siguiente: yo no he escuchado de una sola norma, ley, reglamento o programa que salvara una especie, que redujera el agujero de la capa de ozono o algo por el estilo. Eso se debe a que el papel de las políticas públicas no es más que el de orientar, permitir o prohibir ciertas acciones, cuando son, precisamente, los actos de las personas las que generan los cambios. Una ley no detiene la deforestación por proteger un bosque; no detiene el tráfico ilegal de la vida silvestre, ni pone fin a la contaminación. Lo que hace es establecer las sanciones a quien lo hace [y eso, cuando se enteran de que ocurrió, y saben quién lo hizo]; te dice qué hacer, qué no, cómo y en qué casos, pero, al final, lo que impulsa y hace posibles los cambios son las acciones de la gente: los programas de manejo sustentable de los recursos naturales, los patrones de consumo responsable, la gestión integral de los residuos sólidos urbanos por parte de todos los actores involucrados, no nada más los recolectores. Por esa razón es que no “necesitamos más leyes”, porque, como ya lo he dicho antes, de esas ya tenemos varias; lo que necesitamos es contar con instituciones, con instrumentos y mecanismos para que la gente se sume a la vida política del país y HAGA (o deje de hacer) algo. Así que, por el bien de todos, te hago un llamado a que te informes bien, a que seas consciente y responsable de tus acciones y del cuidado de nuestro ambiente. Es uno mismo para todos, y es uno solo, no lo olvides. Tenemos una única oportunidad para cuidarlo o acabárnoslo, así que tú sabes.

Te dejo aquí el enlace donde puedes ver la grabación de la mesa de diálogo completa en Facebook, por si quieres ver los comentarios en vivo. Te agradezco de antemano tu interés.
https://www.facebook.com/SPISYCDMX/videos/312059919968485

Y no puedo irme sin antes despedirme, agradecerte por seguir con nosotros, y sin invitarte a la entrevista que le haré a Fernando Solano, co-fundador de SPISY y quien tuvo a bien invitarme a participar en esta mesa de diálogo. Con esta entrevista, que transmitiremos en vivo en Instagram este viernes 24 de julio, daré cierre a este bloque del review.

¡No te la puedes perder!
Gracias nuevamente por tu confianza, tu tiempo y tu preferencia. ¡Nos vemos en el Live!


Referencias:

SEDEMA. (2016). Suelo de conservación. SEDEMA, Ciudad de México. Disponible en: [https://www.sedema.cdmx.gob.mx/storage/app/media/Libro_Suelo_de_Conservacion.pdf]

SEDEMA. (2019). Programa de Reforestación de la Ciudad de México. Disponible en: [https://www.sedema.cdmx.gob.mx/storage/app/media/revegetacion-digital.pdf]

bottom of page