¡Más podrido no podía estar el asunto! En comunicación política, las expresiones del presidente ante la opinión pública significan machismo, misoginia y que no es tan grave el problema de los feminicidios, las desapariciones forzadas y los abusos sexuales en el país. La toma de la CNDH no tiene nada que ver con cuestiones electorales ni para obtener puestos políticos, María Salguero, creadora del “Mapa de feminicidios en México”, afirmó que en lo que va del año 2020 ha habido 2240 asesinatos de mujeres, pero que el subregistro que hacen las autoridades no permite ver tales cifras en el gobierno de México. ONU Mujeres estimó que hay 10 asesinatos de mujeres por día en nuestro país; pero, en el discurso del segundo informe de gobierno el presidente López Obrador dijo que los feminicidios iban bajando, a pesar de que estos han subido un 7.7% con respecto al 2019 según el mismo gobierno federal.

Finanzas

Remesas

Víctor Martínez

4/Septiembre/2020

La semana pasada, el presidente AMLO en una de sus conferencias, halagó el crecimiento de las remesas.

Según él, con ayuda de estas, la economía del pueblo mexicano saldrá adelante. Entonces con esto que menciona, nos afirma que el tema económico dentro del país, no se encuentra nada bien, y que aún no se tienen respuestas o posibles soluciones para hacer frente al tema de la crisis económica que azotara al país, tanto así para depender del dinero que envíen nuestros paisanos desde el extranjero.

El pasado mes de julio del presente año, según datos del Banco de México, las remesas hacia nuestro país crecieron un 7.2% en comparación de julio de 2019, en cifras numéricas se quiere decir que aumentaron 3,532 millones de dólares. Aun con la pandemia encima, los trabajadores mexicanos en Estados Unidos, fueron capaces de mandar dinero hacia sus familias en el territorio mexicano, pero ¿cómo esto fue posible?, algunos de estos mexicanos siguieron trabajando aun con el terrible tema del COVID-19, otros, que ya son ciudadanos residentes en Estados Unidos, pudieron hacer valer el seguro de desempleo que el país vecino tiene preparado ante el aumento del desempleo, y muchos más, echaron mano del guardadito que tenían “bajo el colchón” para que sus familias no se vieran afectadas en México.
Aunque para el presidente las remesas crecerán hasta 40 mil millones de dólares a finales del año, las estimaciones de Moody´s, una calificadora de valores, estima que las remesas a finales de año, se mantenga en sus niveles cotidianos aumentando 0% y en el peor de los escenarios, una disminución de .5%.

El gobierno mexicano, en el segundo informe destacó el aumento de las remesas y la disminución del desempleo, pero un aumento de remesas nos quiere dar entender que México depende de lo que haga o deje de hacer la economía estadounidense.
El aumento de remesas dentro de nuestro país, no significa un exitoso triunfo de las políticas públicas del gobierno federal, al contrario, podríamos decir que seguimos dependiendo de la economía estadounidense de una manera indirecta, y que los mexicanos a falta de empleo, siguen huyendo hacia el extranjero buscando una mejor vida para sus familias.