Eyad al-Gharib_juicio_crimenesdelesahumanidad _AnwarRaslan _juiciohistórico

Eyad al Gharib tapando su rostro con una carpeta durante su visita al tribunal alemán/ Fuente ABC

Política, Coyote Global

Primer caso judicial por crímenes de lesa humanidad en Siria comienza en Alemania

Nicole Huerta Herbosch

26/Febrero/2021

A casi un año de que un tribunal alemán comenzará el primer caso judicial sobre tortura en el mundo; este miércoles 24 de febrero, el tribunal emitió un fallo histórico, condenando a Eyad al-Gharib, un ex miembro de los servicios de inteligencia de Siria, a cuatro años y medio de prisión por complicidad y crímenes de lesa humanidad mediante la tortura y la privación de libertad.

El juicio de Eyad al-Gharib, de 44 años, comenzó el año pasado, en un tribunal en Koblenz en Alemania, junto con Anwar Raslan, un oficial de inteligencia de mayor jerarquía de 57 años.

El pasado miércoles, 24 de febrero, el tribunal alemán sentenció a Eyad al-Gharib a cuatro años y medio de prisión por detener al menos a 30 activistas de la oposición y enviarlos a un centro de inteligencia donde sabía que serían sometidos a tortura. Los fiscales dicen que en 2011, detuvo a cerca de 30 opositores políticos y los mandó a la Sección 251, donde es sabido que se cometían actos de tortura.

Anwar Raslan sigue siendo juzgado y se estima que su juicio termine en octubre de este año. Es acusado por los crímenes que ocurrieron entre el 29 de abril de 2011 y el 7 de septiembre de 2012, periodo en el que Siria fue dominada por la revolución. Los fiscales alemanes argumentan que sus crímenes ocurrieron en el contexto de un ataque extenso y sistemático contra la población civil en la Sección 251, también conocido como Al Khatib, en Damasco, el cual es un centro de inteligencia dirigido por Raslan, donde se torturó al menos a 4.000 detenidos con descargas eléctricas, golpes y abuso psicológico para obtener confesiones forzadas. Asimismo, se estima que al menos 58 personas murieron bajo su mando porque les negó el acceso a alimentos, atención médica y los mantuvo en condiciones inhumanas. Los fiscales argumentan que Raslan, como jefe de la unidad de investigación, sabía el alcance de la tortura en las instalaciones.

¿Cómo es que el caso llegó a Alemania?

Gharib y Raslan solicitaron asilo en Alemania, sin embargo, después de todo el proceso legal, los jueces se dieron cuenta de los crímenes que ambos habían cometido en Siria, por lo que la corte los encontró culpables por fomentar e incitar crímenes contra la humanidad.

Los fiscales alemanes utilizaron el principio de "jurisdicción universal", que está consagrado en la ley alemana y permite el enjuiciamiento de delitos internacionales graves cometidos en otro país. De esa forma los fiscales pudieron presentar cargos en contra de los dos ciudadanos sirios. El principio de jurisdicción universal es una de las pocas vías disponibles para enjuiciar los delitos internacionales graves cometidos en Siria y así poder garantizar que los perpetradores no puedan escapar a la justicia.

¿Por qué se considera un fallo histórico?

La importancia de este caso se extiende mucho más allá de los crímenes de Gharib y Raslan. Han sido nueve años de conflicto donde se estima que el número de muertos por dicho conflicto es de más de 380.000 personas. Además, como Siria no forma parte del tratado que estableció la Corte Penal Internacional en La Haya, así como que China y Rusia han vetado la creación de un tribunal especial para el régimen sirio, era muy difícil creer que algún día el régimen sirio rindiera cuentas. Es por dicha razón que este miércoles será recordado como un día histórico porque es la primera vez que un tribunal independiente emite conclusiones sobre las herramientas de represión del presidente Bashar al-Assad durante las manifestaciones masivas de 2011 y de la guerra civil.

El juicio demuestra que todo es posible y que este es solo el comienzo para lograr justicia para Siria y para salvar a todos los detenidos. El juicio también será una prueba de evidencia reunida por grupos de justicia que se espera que pueda utilizarse en estos y otros enjuiciamientos porque se espera que haya más juicios como el de Koblenz; mientras tanto se seguirá a la espera del avance del juicio de Anwar Raslan.