'Femme assise près d"une fenêtre (Marie-Thérèse)' de Pablo Picasso / imagen: EFE

Cultura

Pintura de Picasso alcanza los 103.4 millones de dólares en subasta

Jorge Luis Yépez Zárate

14 de Mayo de 2021

Un retrato de Marie-Thérèse Walter de Picasso pasa de los 45 millones de dólares a los 103,4 tras una batalla de 20 minutos en una subasta. Fue pintado en 1932, uno de los años más productivos y más codiciados del artista, y en él se ve a Marie-Thérèse walter, que conoció a Picasso a los 17 años cuando el pintor tenía ya 45, sentada en una silla negra frente a una ventana.

Un retrato de Pablo Picasso se convirtió en el protagonista de la subasta de Arte del Siglo XX de Christie's celebrada este jueves en Nueva York, donde una batalla de casi 20 minutos entre dos compradores elevó el precio de la obra a 103,4 millones de dólares.

Se trataba de "Femme assise près d"une fenêtre (Marie-Thérèse)", un retrato de vibrantes colores y de grandes dimensiones de la musa y amante de Picasso Marie-Thérèse Walter, que estuvo cerca de duplicar el precio estimado de 55 millones de dólares que habían calculado los expertos de la casa de subastas líder en su sector.

La primera puja de la pieza fue de 45 millones de dólares, que segundos después superó los 55 millones, para terminar en un precio de martillo de 90 millones, al que luego se le sumaron las tasas y los impuestos.

UNA LARGA BATALLA
El astronómico precio se alcanzó tras 19 minutos de lucha entre dos compradores que comunicaban sus ofertas por teléfono a través de representantes de Christie's en Nueva York, y que incrementaron el monto sin prisa y sin pausa.

El cuadro, de casi 1,50 metros de alto por 1,14 metros de ancho, está considerado como una obra excepcional de Picasso, ya que el español normalmente pintaba a Marie-Thérèse tumbada, desnuda, con los ojos cerrados y perdida en su propio pensamiento; pero en este aparece sentada sobre una silla negra cerca de una ventana.

Además, fue ejecutado en 1932, uno de los años más productivos y más codiciados del artista: "Todo el mundo quiere una de sus obras de 1932", explicó Vanessa Fusco, la co-directora de la subasta de Arte del Siglo XX de este jueves de Christie's.

En concreto, fue producido en octubre de 1932 en el Château de Boisgeloup de Picasso, en la Normandía, y forma parte de una serie de retratos de Marie-Thérèse que fueron expuestos en la muestra "Picasso, 1932: Love, Fame, Tragedy", que en 2017 y 2018 se vio en el Tate Modern de Londres y en Museo de Picasso de París.

Subasta 13-14 de mayo 2021/Imagen: Christies.com


MÁS PICASSOS
En el cuadro de cubismo curvilíneo se ve a una Marie-Thérèse, que conoció a Picasso a los 17 años de edad, cuando el pintor tenía ya 45 años, sentada en un silla negra frente a una ventana, vestida de rojo y verde, y sus extremidades pintadas de color lila.

Poco después de venderse el retrato de Marie-Thérèse, salió a subasta otro cuadro del español, "Femme dans un fauteuil", al que se le había dado un valor mínimo de 15 millones de dólares y máximo de 20 millones, pero que sólo alcanzó un precio de martillo de 14,7 millones, que ascendió a 17,1 al sumarle las tasas.

Un tercer Picasso, "Tete de femme", se vendió por un precio más modesto, 4,1 millones de dólares, aunque superó lo que preveían los expertos, que le daban un precio máximo de 3,5 millones.

Mientras, una voluminosa escultura de Joan Miró, "Femme (Femme debout)", se quedó en 4,1 millones de dólares, notablemente por debajo de los 7 millones de precio mínimo que se había previsto.

'Femme assise près d"une fenêtre (Marie-Thérèse)'/Imagen: Christie’s


MONET EN SEGUNDO PUESTO
El segundo artista más cotizado de la noche, aunque a mucha distancia de Picasso, fue el francés Claude Monet, al pagarse 48,4 millones de dólares por su "Waterloo Bridge, effet de brouillard", que superó la estimación de 35 millones de dólares que se le había otorgado.

La pieza, de tonos azulados y que Monet empezó a pintar en 1899, en la cima de su carrera, está considerada como uno de los paisajes de Londres más importantes que pintó Monet que ha salido a subasta en esta generación, y además es una de las pocas obras de esa serie que aun permanecen en manos privadas.

Por otra parte, "Untitled" de Mark Rothko, en tonos azules y verdes, documentado como la penúltima obra del estadounidense y uno de sólo tres cuadros que pintó en 1970 antes de fallecer, se quedó por debajo de los 40 millones que habían previsto los expertos, al venderse por un precio final de 38,1 millones.

Pero la obra que más sorprendió fue el óleo "Toweling Off" del estadounidense Wayne Thiebaud, pintor que en 2020 cumplió 100 años, rozó los 8,5 millones de dólares, cuatriplicando los 1,8 millones de precio máximo que habían estimado los expertos de Christie's.