doppelgänger_probabilidad_coincidencias_mito

Multitud. / Imagen de 8385 disponible en Pixabay.

Cultura

No, no existe el “efecto doppelgänger”

Ariel Miravete

16/Febrero/2021

Seguramente has visto personas que se parecen mucho a otras y habrás escuchado que existe alguien en el mundo con facciones idénticas a las nuestras a quien llaman doppelgänger, pero esto no es más que una coincidencia y un mito.

Hace unos meses, un amigo me preguntó si sabía algo sobre el “efecto doppelgänger”, a lo que le contesté que no existía tal cosa. La razón por la que no existe, pero muchas personas creen que sí, es la probabilidad.

La palabra doppelgänger viene del alemán y significa literalmente “doble andante”. El término se acuña como respuesta a eventos en relatos donde una persona con características físicas idénticas a las de otra, suplanta su identidad sin que otros lo noten. ¿Será posible que algo así suceda?

Para hablar sobre ello, primero hablemos un poco sobre la probabilidad. En un dado ordinario, la probabilidad de obtener un 4 al lanzarlo es de una en seis; si tienes dos dados, la probabilidad de obtener un 2 y un 5 al mismo tiempo es de una en treinta y seis; con tres dados, la probabilidad de obtener una combinación específica es de una en 216… Matemáticamente, lo que estamos haciendo es multiplicar las probabilidades cuantos más elementos simples agregamos, lo que vuelve más improbables los eventos… Pero no imposibles.

Ahora analicemos la idea de tener doppelgänger. De acuerdo con las personas que defienden esta idea, todas las personas tenemos un doble exacto en alguna parte del mundo. Si redondeamos la cifra, podríamos decir que hay ocho mil millones de personas en el planeta; si entre estas personas, todas deben tener un doble exacto, entonces debería haber solamente cuatro mil millones de personas “diferentes”, tal cosa ya habría sido percibida por alguien.

Pasemos a la parte de la probabilidad en este asunto: para que una persona se parezca a otra, debe haber una combinación de varios rasgos compartidos. Aunque las personas somos diversas en muchísimos sentidos, vamos a tratar de simplificar un poco: de acuerdo con el portal https://www.oftalvist.es/blog/, existen nueve tipos de ojos, por lo que la probabilidad de que tengas el mismo tipo de ojos que una persona al azar es de una en nueve; el sitio https://estilonext.com/ dice que hay doce tipos de orejas, por lo que la probabilidad de coincidir en ambas características con alguien es de una en 108; el mismo portal dice que hay ocho tipos comunes de nariz, lo que cambia la probabilidad a una en 864… ¿Cuenta la estatura para tener un doppelgänger? ¿Tiene que ser exacta al milímetro o puede desfasarse unos centímetros? ¿Cosas muy circunstanciales como el corte de pelo también cuentan?, porque entonces debería también contar si lleva las uñas pintadas, maquillaje o tatuajes. ¿Cuentan las enfermedades crónicas que pueda tener? ¿Deben tener la misma edad o cuánta diferencia de edad está permitida? ¿Si alguien fallece significa que una persona en el mundo se quedó sin doppelgänger para siempre? ¿Los gemelos idénticos cuentan como dobles?...

La probabilidad de que haya alguien en este mundo que tenga características idénticas a las tuyas es muy reducida; por supuesto, no es 0, pero si es lo suficientemente baja como para afirmar que toda la gente del mundo tenga un doppelgänger. Es posible que algunos piensen que la ciencia (en este caso las matemáticas) le quita lo mágico a las cosas; sin embargo, ¿qué te parece más mágico?, ¿la idea de que en algún lugar del mundo hay alguien que tiene idénticas características a las tuyas o saber que no existe nadie igual a ti?

Esto no significa que no pueda existir gente muy parecida, yo también he visto personas que se parecen mucho a otras, pero esto no son más que coincidencias en un grupo limitado de posibilidades… y no me digas que no crees en las coincidencias si hace cinco minutos creías en doppelgängers, la vida misma de este planeta surgió y se sostiene gracias a una improbable suma de condiciones que han cambiado a lo largo de miles de millones de años.