Nacional

Mota, cannabis o mariguana

Ángel Enrique Dupuy

24/Noviembre/2020

En este artículo encontrarás todo lo que necesitas saber para poder comercializar, fumar y cultivar tus plantas de cannabis.

El jueves 19 de noviembre, el Senado de la República aprobó con 82 votos a favor diversas modificaciones a la Ley General de Salud, al Código Penal Federal, a la Ley del Impuesto Especial Sobre Productos y Servicios y a la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada para permitir y regular el uso lúdico de la mariguana, así como su comercio, cultivo y producción. Los senadores del partido oficialista, así como los partidos opositores, argumentaron que ya era tiempo de despenalizar, regular dicha droga y quitar la estigmatización que tienen las personas que fuman la cannabis sativa.

Es así como en “El Coyote Informativo” te explicamos los puntos importantes de dicha ley:


¿Esta ley fue solo para apoyar a la mariguana?

No, de hecho desde el 2015 las empresas canadienses han estado cabildeando con la LXIII legislatura para que esta permitiera el cultivo y producción de la planta de cáñamo en la República Mexicana. El cáñamo es muy parecida a la planta de la mariguana, solo que esta es de género masculino y la mariguana es de género femenino. El tetrahidrocannabinol (THC) es el compuesto químico y psicoactivo del cannabis. Sin embargo, el THC solo hace efecto en el cuerpo humano cuando la planta supera el 1% de contenido de esta sustancia.

Solo la planta de la mariguana contiene más del 1% de THC; por su parte, la planta del cáñamo solo llega a tener 0.3% de THC, por ende, no hay forma de que si una persona fuma la planta de cáñamo, esta va a tener efectos psicoactivos en el cuerpo humano.

El cáñamo se utiliza para hacer textiles, aceites y los clásicos hilos que uno utiliza para hacer papalotes. Ahora, para poder invertir en cultivos de cáñamo se necesitará que el 80% del capital sea mexicano, entonces los empresarios canadienses emplearán directivos y campesinos mexicanos con vistas a cumplir con el reglamento en curso.


No, no puedo fumar en el restaurante

La Ley General para la Regulación y el Control de la Cannabis constará de 75 artículos y 6 transitorios, en los cuales ninguno menciona que en los espacios libres de humo de tabaco uno podrá fumarse un churro de mariguana sin perjuicio alguno. De hecho, para fumar un cigarro será necesario respetar las libertades de los demás, es decir, que solo se podrá fumar en espacios delimitados y/o no libres de humo de tabaco. Entonces no existirá la posibilidad de fumar en restaurantes familiares.


¿Puedo tener mis plantas?

Sí, pero no puedes lucrar con ellas. Estará permitido tener de 4 a 8 plantas por persona mayor de edad, pero si hay una pareja con un menor de edad máximo se podrán tener 6 plantas. Está prohibido vender la mariguana cultivada y traer una cantidad mayor a 28 gramos para consumo personal en los espacios públicos. En caso de llevar más de 28 gramos y hasta 200 gramos se te multará según el tabulador de la Unidad de Medida y Actualización (UMA) con un máximo de 100,000 pesos mexicanos. Pero, en caso de tener 200 gramos la persona será llevada a juicio y podrá tener hasta 10 años de prisión si no comprueba que la droga es para consumo personal. En caso de demostrarlo le será impuesta una multa económica o se le dará carpetazo.


Tengo 18 años, ¿ya puedo hacer negocio con la cannabis?

No, la legislación permitirá ser productor, cultivador y comerciante de la mariguana hasta que los ciudadanos alcancen los 21 años de edad.


Ahora sí, ya tengo 21. ¿Cómo empezar a lucrar con la mariguana?

Se prevé que para 2022 ya esté listo el órgano desconcentrado de la Secretaría de Salud que tendrá facultades para regular el comercio, producción y uso de la cannabis en México, este se llamará “Instituto para la Regulación y el Control de la Cannabis” (IRCC). Será a partir de esa fecha que las personas comerciantes podrán obtener una licencia para producir y comercializar la planta de la mariguana.

Para poder comerciar se necesitará estar registrado como persona moral ante el Servicio de la Administración Tributaria, en otras palabras, deberás pagar impuestos. También debes tener una sociedad de mínimo 2 socios y máximo 500 socios. Además, de estar avalado por el IRCC, el cual tendrá el permiso de hacer revisiones constantes en los campos de cultivo. Cada socio tendrá la oportunidad de cultivar de 6 a 8 plantas por año, es decir, lo equivalente a 350 gramos de mariguana aproximadamente.

En caso de ser productor medicinal o experimental también se necesitará tener el aval del IRCC y estar asociado con alguna farmacéutica para poder ejercer la labor respetando las leyes. En otro caso, se considerará ilegal dicha práctica.


¿Cómo la puedo vender al público?

Parecido a los demás países que ya legalizaron la mariguana, en México sólo se podrá vender esta en farmacias o droguerías especializadas en cannabis que estén reguladas por el IRCC y la Comisión Nacional para el Control de la Cannabis. Estará prohibido el acceso a ellas a menores de 18 años y tendrán la obligación de informar a los consumidores las medidas de prevención y control en contra de las adicciones, los efectos positivos y nocivos de la mariguana, entre otros.

Está prohibido vender en lugares no regulados dicho producto, en caso de hacerlo se le consideraría un “dealer” y pasaría algunos años en prisión.


¿Qué falta por hacer para permitir la mariguana?

Según el artículo 72 de la Constitución Mexicana, la Cámara de Diputados tiene que revisar la iniciativa aprobada por los senadores y aprobarla para que la secretaria de gobernación la ratifique y, en menos de 30 días, el presidente la publique en el Diario Oficial de la Federación. A partir de esa fecha, la Secretaría de Salud tendrá que formar, en conjunto con el ejecutivo y legislativo federal, el IRCC. Además, se harán modificaciones a la Ley Federal para la Regulación de la Cannabis.

Todavía falta tiempo para poder fumar un churro en las casas o comprar mariguana en los establecimientos. En este momento, todavía te detienen si traes más de 5 gramos de mariguana y está prohibido fumar un churro en espacios públicos que sean libres de humo de tabaco.