Covid-19

Mitos y verdades sobre el dióxido de cloro

María Fernanda Abreu

20/Enero/2021

A lo largo de la pandemia hemos oído que el dióxido de cloro es un tratamiento para este nuevo virus, mismo que ha sido desmentido por las autoridades ya que tiene cierto grado de toxicidad en el organismo de quien lo consume.

¿𝐐𝐮𝐞́ 𝐞𝐬 𝐞𝐥 𝐝𝐢𝐨́𝐱𝐢𝐝𝐨 𝐝𝐞 𝐜𝐥𝐨𝐫𝐨?
El dióxido de cloro es un gas que no se da u ocurre de forma natural en el ambiente lo que nos indica que es un gas sintético. Cuando se agrega al agua el dióxido de cloro forma clorito iónico, el que es un compuesto sumamente reactivo.

¿𝐂𝐮𝐚́𝐥 𝐞𝐬 𝐬𝐮 𝐟𝐮𝐧𝐜𝐢𝐨́𝐧?
Se usa como agente blanqueador en plantas que manufacturan papel y plantas de tratamiento de aguas públicas para hacer el agua segura para su consumo.
Otra de las variantes se le conoce como hipoclorito de sodio, que es un desinfectante comercializado como lejía o lavandina doméstica que suele causar efectos adversos.

¿𝗤𝘂𝗲́ 𝗱𝗮𝗻̃𝗼𝘀 𝗰𝗮𝘂𝘀𝗮?
Los niveles altos de dióxido de clorito pueden irritar nariz, ojos, garganta y pulmones. Ingerir o tomar grandes cantidades de sales de clorito puede causar irritación en la boca, esófago o estómago. Al consumirlo mientras se padece de COVID-19 puede generar que la falta de aire aumente, ya que este genera cierto daño a los pulmones, empeorando la condición.
Han existido casos de muertes e intoxicaciones en otros países debido al consumo de este producto dedicado a la limpieza.

¿𝐐𝐮𝐞́ 𝐬𝐢 𝐞𝐬 𝐞𝐥 𝐝𝐢𝐨́𝐱𝐢𝐝𝐨 𝐝𝐞 𝐜𝐥𝐨𝐫𝐨 𝐬𝐞𝐠𝐮́𝐧 𝐥𝐚 𝐎𝐌𝐒?
La OMS y la OPS han pedido que dejen de consumir esta sustancia ya que no hay evidencia científica sobre su eficacia y la ingesta o inhalación de este compuesto puede causar efectos graves en la salud. Este producto debe ser utilizado únicamente para limpieza y desinfección de superficies, no para su consumo.

𝐄𝐥 𝐩𝐞𝐫𝐬𝐨𝐧𝐚𝐥 𝐝𝐞 𝐂𝐨𝐲𝐨𝐭𝐞 𝐈𝐧𝐟𝐨𝐫𝐦𝐚𝐭𝐢𝐯𝐨 𝐫𝐞𝐜𝐨𝐦𝐢𝐞𝐧𝐝𝐚 𝐍𝐎 𝐜𝐨𝐧𝐬𝐮𝐦𝐢𝐫 𝐞𝐬𝐭𝐞 𝐩𝐫𝐨𝐝𝐮𝐜𝐭𝐨 𝐩𝐨𝐫 𝐬𝐮 𝐬𝐞𝐠𝐮𝐫𝐢𝐝𝐚𝐝.