Rumanía_migración_Cancún_mafia_extradición

Coatí en la Riviera Maya

Nacional

Mafia rumana o falso prejuicio

Ángel Enrique Dupuy

4/Febrero/2021

Tensiones entre México y Bucarest por no admitir a varios rumanos en Cancún. Se presumen inocentes, sin embargo algunos tenían alertas de viaje. ¿Relacionados con la mafia de la Riviera Maya?

216 turistas rumanos llegaron entre el 1 y 2 de febrero en vuelos de la aerolínea alemana Lufthansa y AirFrance para pasar sus vacaciones en territorio nacional y tomar el sol en Cancún, Tulum, Playa del Carmen, entre otros. Sin embargo, el Instituto Nacional de Migración (INM) prefirió “no arriesgarse” y este no les permitió. En un primer momento, la entrada al país porque se argumentaba que la restricción se daba por la situación de la COVID-19 en México. Los ciudadanos de Rumanía se enfadaron y pidieron ayuda del cónsul honorario de su país en Quintana Roo, Eduardo Albor, para poder ingresar al estado sureño.

Entre la mística de lo que había pasado, en Bucarest las autoridades esperaban la respuesta del gobierno mexicano, dado que ellos argumentaban que no se siguió el debido proceso para sus conciudadanos e inclusive que el trato fue “inadmisible y hostil”. Se entablaron conversaciones con la Secretaría de Relaciones Exteriores, la CNDH nacional y estatal y con el mismo gobierno de Carlos Joaquín González, ex priista y ahora más allegado al panismo.

Hasta los empresarios rumanos intervinieron en las negociaciones, según el mismo ministro de Asuntos Exteriores de Rumania, Bogdan Auresco, explicó que 114 rumanos siguen sin ser atendidos dignamente en nuestro país y que sólo 102 fueron repatriados. No obstante, en contradicción, Albor expuso que de los 140 que llegaron a Cancún, 136 ya fueron admitidos y otras 4 personas sí serán expulsadas del territorio nacional. El INM explicó que algunas de las personas retenidas tenían alertas de viaje y por ello la decisión en sentido negativo de admitirlos.

Otras especulaciones se basaban en la COVID-19, ya que según algunos medios de comunicación en el Aeropuerto Internacional de Cancún ya se están vendiendo pruebas rápidas o ilegales de tipo PCR para que los viajeros no pierdan sus vuelos a Estados Unidos y, que dado a que las autoridades mexicanas no sabían si los ciudadanos rumanos podían contagiar o estar contagiados, también prefirieron no admitirlos. Cabe resaltar que las agencias europeas ya emitieron una alerta de viaje, dado que estas prácticas fraudulentas a favor del incentivo económico a tener viajeros internacionales ha permitido que la delincuencia de pruebas aumente en la Unión Europea y en Aeropuertos de tránsito (como lo son los Aeropuertos Internacionales de la Ciudad de México, Cancún y Panamá) con vistas a que Estados Unidos los admita.

Por otra parte, se habla de que algunos rumanos no admitidos estaban en la lista negra por ser vinculados como parte de la organización criminal de la “Banda de la Riviera Maya”, esta se considera la líder en los delitos de transacciones bancarias y de lavado de dinero en Quintana Roo. El supuesto líder Florian Tudor, fue el impulsor de la creación de cajeros automáticos fraudulentos que les dejaban una ganancia de alrededor de 200 mil millones de dólares americanos al año. Después de que el FBI y la Unidad de Inteligencia Financiera de Santiago Nieto los empezara a investigar, no tuvieron más remedio que “dejar el trabajo” y ahora se dice que Tudor está aliado con un operador político del Partido Revolucionario Institucional en el estado, que le permite incursionar en las transacciones bancarias pero a través de los centros de cambio de divisas.

Se sabe que ha procedido legalmente en contra de las autoridades mexicanas, a través de amparos indirectos, para que no lo enjuicien y, en el peor de los casos, lo extraditen a Estados Unidos. Eso sí, este curioso personaje que también fue representante olímpico de Rumanía en remo en Sídney 2000, también es buscado por la fiscalía rumana para que rinda cuentas, se le tome su declaración y la justicia pueda encontrar pruebas para declararlo culpable.

Ebrard habló y dijo que lo sucedido en el Aeropuerto de Cancún no volverá a pasar, que los ciudadanos rumanos son siempre bienvenidos en México y que habrá una investigación que involucre al INM. A pesar de ello, las autoridades mexicanas siguen buscando rastros que los lleven a detener a Tudor con el debido proceso legal, pero también a más personas que busquen ingresar a nuestro país para delinquir.