Imagen obtenida de Pexels

Finanzas

México ¿peor o mejor que antes?

Victor Martínez Gomez

17 de Febrero de 2022

Existe mucha controversia en cuanto a si México va mejorando o en el peor de los casos: empeorando económicamente.

Durante días anteriores, su servidor ha tenido colegas que preguntan acerca si me encuentro a favor o en contra de la reforma eléctrica; también me han preguntado acerca si la economía de nuestro país va encaminada en buena dirección a pesar de los últimos resultados macroeconómicos que la aquejan.

Para la primera pregunta, he debatido en diferentes ocasiones y he fijado mi postura en contra de la reforma, puesto que se debe a un capricho del presidente, y ojo, no digo que AMLO este en contra de las energías limpias, pero no apoya esta causa que es un paso del futuro en nuestra época.

Podemos afirmar que con la reforma eléctrica, nuestro país daría un paso hacia atrás en cuanto a mejoramiento en tecnología, la energía será entonces más cara y más sucia, ya que algunos combustibles fósiles serán los encargados de la energía, y no recursos renovables como el sol, viento, agua, etc.

Sabiendo lo anterior mencionado y dicho que las energías serán más caras de producir, el precio de la energía eléctrica tenderá a subir aunque el presidente diga lo contrario. Se deben tomar en cuenta diferentes factores que hacen que por momentos, el gobierno de México no tenga el control sobre precios de mercado a nivel internacional, un ejemplo claro de ello es el petróleo, que recae en la gasolina, esta no puede bajar su precio porque son detalles de oferta-demanda o factores externos que hacen que no se pueda controlar el precio.

En este caso durante esa semana el gobierno implementó un programa en donde se estimula un subsidio del 100% para el IEPS en el precio de l gasolina: entonces en pocas palabras el consumidor no paga el IEPS porque el gobierno es quien lo paga, debido al alto precio del petróleo que haría subir a la gasolina.

Entonces si la reforma energética trae consigo un aumento de precios, AMLO no lo va a aceptar, va a pedir un subsidio para la energía y al no tener recursos para poder sobrellevar el subsidio, de algún lugar tiene que sacar dinero y entonces los impuestos podrían subir.


Si la reforma es puesta en marcha, la pregunta exacta sería ¿CFE tiene lo necesario para abastecer a un país entero?

Poco a poco nos vamos dando cuenta que las decisiones tomadas no son las mejores, con la reforma energética se está rompiendo una relación bilateral con Estados Unidos, que debemos tener muy en claro que si Estados Unidos estornuda a México le da gripe.

Por otro lado la inflación se encuentra muy por fuera del rango permitido, según estimaciones del Banco de México, la inflación podrá controlarse hasta el 4to trimestre de este año, pero para ello la tasa de interés debe aumentar.

La semana pasada el Banco de México aumentó 50 puntos base la tasa de interés, dejándola en 6%, un alza que era de esperarse debido a las presiones inflacionarias, que dicho sea de paso, la FED piensa retomar el mismo camino en cuanto el aumento de la tasa.

La respuesta a la pregunta del título de esta opinión es que vamos en un mal camino, un camino donde los temas sumamente importantes de índole económica o bilateral se les da una importancia menos relevante, como es el caso que Biden y su administración ya están molestos con la administración obradorista; sin embargo los escándalos familiares y acusaciones a periodistas son los temas del momento.