Marilyn, Lawrence Schiller/Imagen: El País

Cultura, Entretenimiento

Lawrence Schiller, el fotógrafo que captó desnuda a Marilyn: “Marilyn no se desnudó para mí, se desnudó para el mundo”

Zárate El Califa

23 de Abril de 2021

La actriz rodaba una secuencia en la piscina, al terminar, se quitó el bikini y posó desafiante a las normas de la época.

"Hoy se recuerda más a Marilyn que a Liz Taylor", Señaló durante una entrevista virtual, el fotógrafo estadounidense Lawrence Schiller, quien fotografió a la estrella al salir de una piscina durante un descanso del rodaje de la película “Someone’s Gonna Give”. Schiller aseguró que en la inocencia que desprendía la actriz radica gran parte de su atractivo; eso y los momentos más trágicos de su vida.

"Sabía que con esas imágenes saldría en todas las revistas del mundo" En esa época brillaba la fama de Elizabeth Taylor tras el estreno de Cleopatra, siendo la principal estrella del momento, fue idea de Marilyn hacer esa sesión de fotos para eclipsar a la mujer de los ojos púrpura “Entendía la luz, la composición de la imagen. Sabía lo que la gente quería ver de una foto suya y eso era único en una actriz” asegura el fotógrafo que captó a Nelson Mandela. “No se desnudó ante mí, se desnudó ante el mundo. Sabía cómo manejar la publicidad, era una mujer muy inteligente”.


Marilyn, Lawrence Schiller/Imagen: Walton Fine Arts

Larry Schiller relanzará su libro “Marilyn & Me” mismo que tiene una adaptación en el cine de 1991, protagonizada por Susan Griffits y dirigida por John Tiffin Patterson. El libro relata cómo la relación efímera que tuvo con Marilyn le trajo fama y su paso a la historia. "Marilyn me trajo más fama y desde luego longevidad. Esas imágenes fueron tierra firme para mi legado" asegura el fotógrafo quien trabajó para medios como Playboy, Life o Time y cuenta con un archivo de más de 15.000 imágenes entre las que atesora la fotografía del presunto asesino de John F. Kennedy, Lee Harvey Oswald, minutos después de ser capturado o la que le tomó al entonces presidente Richard Nixon después de perder las elecciones que ganó John F. Kennedy que le valió el premio a la Mejor Fotografía de América en 1959, por lo que a sus 23 años en 1962 ya era un fotógrafo famoso.

Schiller afirma que existen mejores fotografías de la estrella de “Los Caballeros Las Prefieren Rubias” sin embargo la combinación de elementos en esas imágenes lograron que su figura permanezca en el imaginario colectivo, declaró con humildad, sin embargo reconoce que la mitificación de su persona está más relacionado con la forma trágica en la que murió.

Marilyn, Lawrence Schiller/Imagen: Walton Fine Arts

Schiller define a Marilyn como una mujer fuerte y aventurera que se forjó a sí misma y a su fama tras una infancia difícil y se atrevió a vivir la vida intensamente aunque llena de contradicciones, pues a pesar de haber luchado por obtener esa notoriedad y celebridad, a veces luchaba por huir de ello.

Asegura que “Marilyn es un disfraz que me pongo y me quito”, en el fondo era Norma Jeane Baker y "Quería mantener la dualidad entre Marilyn Monroe y Norma Jeane" y ella sabía cuándo ser una o la otra. Sin embargo, Norma se refugiaba en sus matrimonios: se casó con el dramaturgo Arthur Miller, quien siempre intentaba profundizar en su mente para "entenderla y descubrirla" aunque ella no aceptaba esa "intrusión".

Marilyn, Lawrence Schiller/ Imagen: "Marilyn & Me", Ed. Taschen

Todo se acabó entre ellos cuando leyó el guión de “The Misfits” (Vidas Rebeldes) que la reunió con Clark Gable y Montgomery Clift. "Sintió que había transgredido su intimidad" o el beisbolista Joe Dimaggio, el cual era posesivo y no toleraba que todo el mundo se volviera loco por estar cerca de ella y conseguir un autógrafo.

Schiller terminaría su carrera de fotógrafo en 1976 tras fotografiar a Muhammad Alí, en el evento “Thrilla in Manila” en Filipinas donde resultó campeón de pesos pesados ante el legendario Joe Frazer.

Schiller tras eso, dejó la foto y se sintió seducido por el cine, "Tomé todas mis cámaras de entonces, las vendí y me dediqué a hacer películas". Así participó en 9 películas, ya fuera como productor, director o proveedor de materiales, varios libros y series de televisión y es acreedor de varios reconocimientos como el Emmy por la miniserie “Pedro el Grande” de 1986 y varios reconocimientos de la National Press Photographers Association, por su trabajo fotográfico.