Terapia de pareja / Imagen de El diario NY

Bienestar

La terapia de pareja y sus beneficios

Mariel Cruz

25 de Junio de 2021

¿En realidad funciona la terapia de pareja? Esta es una de las preguntas que surgen cuando se tiene la idea o se decide asistir a terapia de pareja. La respuesta es que, al asistir se pueden obtener beneficios en la salud mental de ambos integrantes de una relación.

La terapia de pareja y su investigación es relativamente reciente, sin embargo las aportaciones en el campo de la investigación psicológica de los autores Gottman, Heavey y Malamuth benefició a la psicología, logrando implementar un modelo terapéutico en pareja basado en la evidencia empírica. De esta forma se logró que las herramientas y métodos que funcionan en la terapia individual logran adaptarse a la terapia en pareja.

Al igual que con la psicoterapia, la terapia de pareja también está subdividida según las necesidades, por ejemplo, podemos encontrar la EFT (Terapia de pareja centrada en las emociones), BMT (Terapia de pareja Conductual), IBCT (Terapia de pareja Conductual Integrativa) y la IOMT (Terapia Marital centrada en el Insight).

De todas estas divisiones la más frecuente es la Terapia basada en emociones, la cual consiste en aceptar las emociones, validarlas y observar de qué manera influyen en nuestras relaciones con los demás, gestionar las emociones y promover vínculos de apego seguro.

Emociones / Imagen de UNAM.


Ahora bien, los beneficios de asistir a terapia de pareja son los siguientes:
-Se asumen responsabilidades: En terapia no se trata de buscar quién tiene la razón y quién no, todo lo contrario a lo que nos han hecho creer, se busca encontrar una solución a través de asumir responsabilidades para ambos integrantes.
-Conoces mejor a tu pareja: Si bien muchos de los asistentes llegan a psicoterapia de pareja por alguna dificultad en su relación también se puede asistir con la finalidad de conocer mejor a tu pareja, fortalecer el vínculo e incluso para conocerse de una manera más profunda e íntima.
-Resolver dificultades: Es decir, se guía a modificar ciertas dinámicas comportamentales que puedan estar influyendo en la relación. Así mismo se ofrece un espacio libre de juicios en donde ambos integrantes puedan expresar su sentir respecto a una situación.
-Tendrán herramientas para el futuro: El psicólogo o la psicóloga pondrá al alcance diversas herramientas que puedan servir en el futuro de la pareja.
-Se fortalece la comunicación:
-Se trabaja en uno mismo: Se logra tener mayor autoconciencia de uno mismo y esto se verá manifestado en nuestro comportamiento y autoestima.

Ahora bien, la gran pregunta: ¿Cuándo acudir?
Como ya se mencionó se puede asistir cuando se desee, la terapia de pareja no se cierra a las posibilidades, sin embargo algunas de las razones más comunes por las que se asiste son las siguientes:
-Cuando existen problemas de comunicación.
- Cuando existe un problema en específico: discusiones continuas o sin motivo aparente, infidelidad o cambios en la dinámica
- Cuando hay dificultades en la intimidad: disminución de relaciones sexuales o dificultades en la expresión de afecto
- Eventos estresantes o dolorosos: enfermedad de alguno de los miembros o pérdida de algún ser querido.

En cuanto a la duración es importante mencionar que cada terapia es única, el psicoterapeuta determinará el número de sesiones y en ocasiones estas podrán variar, es decir, algunas serán en compañía de la pareja, mientras que otras serán individuales.

La psicoterapia de pareja no promete una reconciliación, pero si se pueden ver beneficios en la salud mental tales como mejorar en aspectos personales, expresar emociones, conocer a tu pareja, mejorar la comunicación y tener un mayor autoconocimiento.