mutilación_genital_femenina_UNICEF_sexualidad

Mutilación genital femenina. / Imagen de El Desconcierto

Coyote Global

La mutilación genital femenina en el Siglo XXI

Nicole Huerta Herbosch

8/Febrero/2021

El 6 de febrero se conmemoró el día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina. Actualmente, 200 millones de mujeres se han visto sometidas a esta práctica, si la tendencia actual continúa para el año 2030 habrá 86 millones más.

¿Qué es la mutilación genital femenina? Según la definición dada por la Organización Mundial de la Salud, se entiende que la mutilación genital femenina comprende todos los procedimientos consistentes en la resección parcial o total de los genitales externos femeninos. La definición también incluye otras lesiones a los órganos genitales por razones no médicas.

Esta práctica es reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos de la mujer y de la niña y atenta en contra de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (Carta de Banjul) y la Declaración de Ugadugú del Taller Regional sobre la Lucha contra la Mutilación Genital Femenina.

La mayoría de las 200 millones mujeres que se han visto sometidas a mutilación genital, expresan que esta práctica se da por el deber y la responsabilidad de mantenerse puras, sin saber realmente el porqué. No se cuestiona la práctica o si se puede llegar a parar. Mujeres que sufrieron la mutilación genital femenina, tuvieron consecuencias físicas inmediatas. Algunas reacciones pueden ser hemorragias, infecciones, dolores, problemas urinarios, riesgos de muerte; pero lo que ninguna de las mujeres se imaginaba es que ese dolor físico continuaría a lo largo de su vida.

Mujeres que sobrevivieron a la mutilación genital femenina cuentan que lo que les paso a ellas fue una vulneración a su dignidad, una agresión a su sexualidad y un atentado hacia la vida. En cambio, todas aquellas mujeres que no sobrevivieron: la mutilación genital femenina significó su sentencia de muerte.

Existen cuatro tipos de mutilación genital femenina:
○ Clitoridectomía: amputación total o parcial del clítoris o, menos frecuente, del prepucio.
○ Excisión: mutilación total o parcial del clítoris y los labios menores.
○ Infibulación: estrechamiento de la abertura vaginal y recolocación de los labios mayores y menores.
○ Otros: procedimientos lesivos y no médicos como perforación, incisión, raspado o cauterización.

El procedimiento es perjudicial para la salud de las mujeres y las niñas. Hay consecuencias como hemorragias, problemas urinarios, riesgos de quistes, infertilidad, complicaciones en el parto, peligro de muerte del recién nacido, entre otras.

Existen tres principales causas de la mutilación genital femenina:
○ Causas Culturales: convención social considerada parte de la buena crianza de la niña. Relacionada con el comportamiento sexual adecuado, la virginidad y la fidelidad.
○ Causas Religiosas: no hay escritos que la prescriban, pero suelen ser un argumento para la práctica. Los líderes tienen diferentes posiciones: a favor, indiferente y en contra.
○ Causas Sociales: las estructuras de poder contribuyen al mantenimiento de la práctica. Considerada tradición o una imitación de las prácticas vecinas.

Estas causas hacen que esta práctica sea más difícil de erradicar, cuando algo forma parte de tu cultura, termina siendo una pieza de tu identidad, por lo tanto, rechazar lo que está tan arraigado, para muchos puede llegar a significar negar una parte de ti. Se debe defender todos los aspectos positivos de la cultura de una persona, pero no se debe permitir que se aprovechen de ella para hacer daños físicos y psicológicos; lo que daña no es bueno para nadie.

El 98% de las mujeres en Somalia han sido mutiladas, porque ahí no es mal visto, al contrario, es motivo de orgullo y honor, es un país donde no existe una ley que lo prohiba o lo condene. Este país va seguido de Guinea (95%) y Yibuti (94%).

mutilación_genital_femenina_UNICEF_sexualidad

Países donde prevalece la mutilación genital femenina. UNICEF (2018)

Muchos de los sufrimientos de la mujer han sido por preservar intacto el himen. Por asegurar la virginidad, se esta poniendo en riesgo la integridad física de las niñas, el derecho al placer de las mujeres y el derecho de exigir justicia cuando hay algún tipo de violencia sexual. La virginidad de la mujer ha sido, es y siempre será centro de debate de todas las sociedades. Existe un esfuerzo en todos lo niveles por asegurar que se mantenga la virginidad intacta. En la mayoría de las culturas donde es practicada la mutilación genital femenina, se considera que una mujer mutilada es garantía de virginidad y fidelidad.

mutilación_genital_femenina_UNICEF_sexualidad

Prevalencia de la mutilación genital femenina en niñas menores de 14 años. UNICEF
(2018)

mutilación_genital_femenina_UNICEF_sexualidad

Prevalencia de la mutilación genital femenina en mujeres de 15 de 49 años. UNICEF (2018)

Cómo se ve reflejado en las gráficas anteriores, no hay una edad definida para realizar esta práctica. Muchas han sido sometidas a la mutilación genital en los años de lactancia, cinco años, quince años e inclusive en la edad adulta. No obstante, ciertos países han logrado grandes avances legislativos y sociales en materia de mutilación genital femenina que demuestra que, a pesar de la desalentadora coyuntura, existen esperanzas en cambiar esta situación de desigualdad. En 2015, Gambia y Nigeria aprobaron leyes que prohíben la mutilación y en Julio 2020, Sudán se unió a la lista de los países que han prohibido y multado con pena de cárcel a quienes realicen esta práctica.

El conocimiento es el primer paso para acabar con la mutilación genital femenina, por que lo que no se conoce, no existe. La eliminación de esta práctica se encuentra entre los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y ha sido motivo del Día Mundial de Tolerancia Cero con la Mutilación Femenina, que se celebra el 6 de febrero.

Las organizaciones internacionales, gubernamentales y no gubernamentales juegan un papel muy importante para poder generar un cambio y poco a poco han ido concientizado y creando diferentes foros de diálogo para poder erradicar esta práctica. Es evidente que de aquí a 10 años no se erradicará de forma total, pero se seguirá logrando disminuir los porcentajes. Es por eso que hoy una adolescente tiene un tercio menos de riesgos de sufrir una mutilación que hace 30 años.