Gaming

La guerra de consolas: tema que afecta a Phil Spencer

Antonio Juárez

25/Noviembre/2020

El jefe de Xbox ha declarado que “desprecia” la guerra de consolas y lo ha llevado a tener pensamientos sobre su futuro en la empresa.

Todos los años los amantes de los videojuegos tienen una discusión en común: ¿Qué consola es mejor? Con una gran variedad de consolas y títulos existen ciertos grupos que apoyan fuertemente a una marca. Y es algo que no se ha visto solamente en las consolas, se puede ver en los celulares, en cadenas de comida rápida y otros, al fin y al cabo, es una competencia “sana”. Phil Spencer declaró que, en su punto de vista, lo único que no está bien en los videojuegos es esta guerra de consolas.

El jefe de Xbox se encontraba en un podcast americano de nombre “Decoder”. En este se trataron temas muy interesantes relacionados al futuro de Xbox, algunos nuevos títulos, novedades y actualizaciones. Fue entonces cuando se mencionó la estrategia que podría tomar Xbox para “vencer” a Sony con su PS5. Junto con esto, el tema comenzó a desviarse hacia la guerra de consolas, y Spencer mencionó que, aunque ama mucho el trabajar en el mundo de los videojuegos y respeta el esfuerzo tanto de Xbox como de Sony por traer el mejor servicio de entretenimiento para los usuarios, la guerra de consolas es un tema que lo ha desgastado mucho y que ha sido una espina que lo ha llevado a pensar en renunciar.

Spencer mencionó que el poder desarrollar un juego es un trabajo muy duro y pesado, que, aunque exista una gran cantidad de personas en lo mismo, el esfuerzo se puede duplicar por las exigencias de los usuarios. “Nunca voy a esperar a que un equipo creativo le vaya mal solo porque son la “competencia”, no creo que nos beneficie esto a largo plazo”. Y es que, con justa razón, se han creado muchas polémicas entre usuarios de Xbox y PS por ver cuál consola es mejor. Por último, Phil Spencer aclaró que no es la primera vez que dice esto, su desprecio hacia este tipo de competencia la ha cargado desde hace años y destacó que el peor enemigo al que se enfrenta Xbox no es Sony, pero si la apatía sobre los productos, servicios y juegos.