Bienestar

La disautonomía, muy presente en la sociedad pero poco conocida

Samuel Pérez

10/Octubre/2020

En el mes de la disautonomía, la sección de Bienestar de Coyote Informativo se une a “Love in Blue” y les contamos qué es esta enfermedad y por qué es tan importante que todos sepamos de ella.

La Disautonomía es una “condición de vida” (no está clasificada como enfermedad) congénita y adquirida en la que existe un mal funcionamiento de nuestro Sistema Nervioso Autónomo, parte del Sistema Nervioso Periférico. Este es el encargado de funciones tan vitales "automáticas" del cuerpo en las que no pensamos conscientemente como lo son la respiración, la frecuencia cardiaca, nuestra respuesta a estímulos, la presión arterial, la digestión, la dilatación y constricción de las pupilas del ojo, la función renal y el control de la temperatura, entre otras miles de tareas necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y una buena calidad de vida.

Las personas que viven con diversas formas de disautonomía tienen problemas para regular estos sistemas, lo que puede provocar mareos, desmayos, presión arterial inestable, frecuencia cardíaca anormal, desnutrición y en casos graves, la muerte. Los pacientes que viven con esta condición son marcados de paranoicos, que están “inventando” sus síntomas y por ello, viven sin saber qué le ocurre a su cuerpo durante años por una falta de información de la sociedad y la comunidad médica sobre la disautonomía, cuando podría, en cuestión de días diagnosticarse y empezar cuidados y modificaciones en el estilo de vida para disminuir el efecto de los diferentes síntomas, ya que no existe una cura o tratamiento como tal, sin embargo, Dysautonomia International está financiando investigaciones para desarrollar mejores tratamientos. Algunos pacientes utilizan corticoesteroides, para mantener líquidos y estabilizar la presión, antidepresivos y vitaminas.

Aunque se encuentra catalogada dentro del espectro de las enfermedades raras, la disautonomía no es rara, en el mundo más de 70 millones de personas viven con diversas formas de esta condición. Muchas veces viene acompañada del Síndrome de taquicardia ortostática postural (POTS), Syncope neurocardiogénico, atrofia, entre otras.

Pero ¿Qué causa esta condición? Como dije a un inicio, puede ser hereditaria o existen enfermedades que la pueden causar como la Enfermedad de Parkinson (neurodegenerativa), traumas (golpes) en la cabeza o el pecho, o incluso algunas enfermedades virales, si, COVID-19 ya ha dado casos de disautonomía secundaria a esta enfermedad.

Como puedes ver, esta condición comparte síntomas con muchas otras enfermedades y esto causa que se diagnostique mal, que no haya información suficiente y por ende no haya tratamiento o investigación que nos ayude a saber más sobre la disautonomía y sobre cómo ayudar si conoces a alguien con esta condición.

Es por esto que, de forma personal, te invito a que leas más sobre esta y muchas otras enfermedades que no son tan conocidas y que no por ello significa que no existan, y sigue a la página en Facebook e Instagram Love in Blue MX en este #OctubreAzul. Gracias por leerme, coyote.