Haití_crisis_política_inseguridad

Joseph Jouthe // Imagen de Diariodiario.com

Política, Coyote Global

La crisis política en Haití

Gisela Ramírez

15/Abril/2021

Haití ha pasado por un periodo de incertidumbre política e inseguridad que se ha acentuado de manera reciente. El día de ayer Joseph Joutthe, el primer ministro, renunció a su cargo como intento de mantener la paz en el país.

Desde enero del año pasado (2020) el Parlamento de Haití ha estado suspendido y el presidente Jonvel Moise se encuentra gobernando por decreto y se han elevado los niveles de desconfianza de la población. Haití se encuentra en un estado de pobreza y violencia que se ha desencadenado por la incomodidad y descontento de la población hacia el gobierno.

El miércoles, el primer ministro de Haití, Joseph Jouthe, también presentó su renuncia a través de un mensaje de Twitter, mientras el país atravesaba por una crisis política y de inseguridad. En el mensaje, Jouthe no informó el motivo de su dimisión del cargo, pero se encargó de agradecer a los miembros de su gobierno y demás socios financieros.

Ante esta renuncia, el presidente Moise anunció a través de Twitter que dimitía del gobierno y que "permitirá resolver el problema flagrante de la inseguridad y proseguir las discusiones para lograr el consenso necesario hacia la estabilidad política e institucional". El expresidente Moise ha designado como nuevo primer ministro al actual secretario de asuntos exteriores y exembajador en España Claude Joseph, quien ocupará el cargo de manera interina.

Haití_crisis_política_inseguridad

Presidente Jonvel Moise. / Imagen de Infobae

Con esta serie de renuncias, Haití comienza un nuevo capítulo en la crisis política que comenzó al principio del año, cuando la oposición alegó que el mandato de Moise expiraba el 7 de febrero, pero éste replicó que se extendería hasta que se celebraran unas elecciones válidas, es decir, en febrero de 2022. Moise defendía su plan para la transición política, donde se convocaba a los haitianos a votar el 27 de junio respecto a un borrador para la nueva Constitución con la que se instalaría un régimen presidencialista.

Originalmente, dicha votación se iba a llevar a cabo dos meses antes, es decir, en abril, pero debido a diversas complicaciones se aplazó. Por otro lado, el proyecto de cambio de régimen originó diversas protestas tanto por parte de los haitianos, como de organismos, por ejemplo, la Oficina Integrada de la ONU en Haití, quien advirtió que “el proceso no es suficientemente inclusivo, participativo o transparente”.

Haití_crisis_política_inseguridad

Protestas en Haití. / Fuente: Huffington post

Otro factor importante que abona a la crisis política es la violencia que acecha el país. Durante los últimos meses se han disparado los secuestros y la violencia pública, como el caso del domingo 11 de abril, donde diez personas fueron secuestradas en la ciudad Croix-des-Bouquets.

Entre las víctimas del secuestro se encuentran cinco religiosas haitianas al igual que una monja y un cura franceses. Este secuestro se llevó a cabo por miembros de la banda “400 Mawozo”. Los secuestradores exigen un millón de dólares estadounidenses para liberar a las víctimas y actualmente se están llevando a cabo las negociaciones pertinentes para liberar a los secuestrados.

Ante esta ola de violencia, el gobierno haitiano ha adoptado medidas que desafortunadamente no han dado los resultados esperados. Como consecuencia de la violencia que se vive en el país, muchas calles se encuentran cerradas porque la población tiene miedo de ser víctimas de secuestro. La creciente inseguridad es adjudicada tanto a bandas organizadas, como a facciones radicales de las fuerzas de seguridad.

Haití_crisis_política_inseguridad

Protestas en Haití. / Fuente: Listín Diario