CoyoTech

La ciencia detrás de los algoritmos en internet

Antonio Juárez

5/Octubre/2020

Sabemos que existen rumores de un agente vigilando tus actividades en dispositivos con conexión a internet, incluso con acceso no permitido al micrófono de tu celular para “escucharte” pero la realidad está en algo denominado “algoritmos”.

Muchos nos hemos visto en la situación de que nos sentimos vigilados. Pero muchas personas afirman que algunas cosas que hablan con otras personas, aparecen mágicamente en anuncios en sus redes sociales. Han surgido chistes de que un agente del FBI nos escucha todo el tiempo, sin embargo, existe un término para estos casos: los famosos algoritmos.

Cuando escuchamos la palabra “algoritmo” muchos lo relacionamos con las matemáticas, y aunque si tiene una parte de cierto, va mucho más allá. Todo lo que te voy a explicar a continuación, el cómo funciona realmente este algoritmo, está puesto en los términos y condiciones que nadie lee. Comenzaremos con las redes sociales, un ejemplo de esto es cuando estamos navegando tranquilamente en Facebook y nos aparece en “personas que quizás conozcas” un amigo de la primaria que lleva años sin que se hablen. ¿A qué se debe esto? En cada clic que damos durante una sesión, Facebook recopila datos de nuestras tendencias sociales y nuestros gustos. Para que nos llegue a suceder esta aparición de amigos, se debe a que Facebook busca juntarte con personas que tengas algo en común; llámense amigos, gustos, hobbies, etc. Cualquier cosa que logre vincular a una persona contigo es motivo suficiente para mantenerlo en un “stand by” para que siga cumpliendo puntos para aparecer en tu inicio. En pocas palabras, cada perfil, acción o clic que damos es un dato más que damos a los algoritmos para que nos “conozcan mejor”.

En segundo punto tenemos algo denominado “burbuja de información”. Este punto es un poco más complicado, pero tiene origen en nuestro buscador de confianza. En el caso de Google, cuando buscamos alguna página o archivo podemos encontrar muchas opciones en un tiempo muy corto. Igual que en Facebook, cada clic que estás dando, te encuentras alimentando a un bot que te estará siguiendo en cada página para conocerte mejor. Este bot tiene un nombre, y es uno que ignoramos en la mayor parte del tiempo, las conocidas “cookies”. Imaginemos que viste una camisa que te gustó utilizando el buscador Google. Cuando entras a un sitio de noticias, es posible que encuentres en la sección de publicidad, algo relacionado a una camisa. Esto atraerá la atención del usuario que buscaba eso minutos o días antes generando un mayor tráfico en sitios relacionados, mientras se alimenta este bot.

En nuestro último punto tenemos un poco de unión a los puntos anteriores. Este punto consiste en que los bots, nos muestran cosas que creen que queremos ver. El consumo en internet ha aumentado mucho durante estos tiempos y debido a esto, los bots tienen mucho más trabajo. Recuerda que estos te “observan” durante tu navegación en internet, pero no tienes que preocuparte. No significa que pueden encender tu cámara y ver tu rostro, solo es utilizado con fines de aumentar tu consumo. Si te muestran un anuncio y le das clic, es porque acertaron en su predicción y han recopilado más información de ti.