Cultura

Krampus, el demonio de la Navidad

Ayesha Gurría

23/Diciembre/2020

Krampus es el demonio de la Navidad de la tradición germana y austriaca que rapta a los niños que se portan mal hasta que se vuelvan buenos. Después se los come vivos.

Este demonio con cuernos de cabra azota a los niños desobedientes con varas de abedul para que se porten bien. La leyenda dice que tiene un pelaje negro, colmillos pestilentes y ojos amarillos y es hijo de Hela, la diosa de los muertos en la mitología nórdica. Su nombre viene del alemán krampen que quiere decir garra; su apariencia viene de la referencia de los faunos y sátiros griegos.

Originalmente Krampus era el antagonista del mito de San Nicolás, mientras él repartía regalos a los niños buenos, el demonio se encargaba de castigar a los desobedientes en su guarida.

La Iglesia Católica se pronunció en contra de esta costumbre y logró que se prohibiera durante varios años. Sin embargo, según la tradición alemana, el monstruo aparece la noche del 6 de diciembre, conocida como Krampusnacht. A la mañana siguiente, los niños tendrán en su bota, regalos si fueron buenos o un pedazo de madera si fueron malos, avisando que Krampus llegará en la noche para raptarlos y quizá a devorarlos cuando se canse de castigarlos.