top of page

Nacional

Jóvenes y paridad o el retroceso mexicano

Ángel Enrique Dupuy

10/Noviembre/2020

El INE aprobó el acuerdo para respetar la paridad de género en 2021; Monreal quiere tirarlo. En Puebla, donde estuvimos presentes, las y los líderes juveniles alzaron la voz.

El Instituto Nacional Electoral (INE) ha aprobado por unanimidad que exista una paridad de género en las candidaturas gubernamentales para la elección del 6 de junio de 2021. Sin embargo, desde los comités partidarios no han visto de buena forma dicha regla que impulsó el INE. Por una parte, Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) en el Senado de la República y coordinador de la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) ha expresado una oposición a dicho acuerdo, ya que argumenta que es facultad del Congreso de la Unión, según el artículo 73 constitucional, legislar en materia electoral y no del INE.

Por otro lado, Mario Delgado, presidente de MORENA y expresidente de la JUCOPO en la Cámara de Diputados; el Partido Revolucionario Institucional y el Partido de la Revolución Democrática expusieron en redes sociales que sus partidos están a favor de la paridad de género y se espera que 7 mujeres sean candidatas para gobernadoras estatales en 2021.

¿Por qué hay algunos legisladores que no están de acuerdo con la paridad de género? Según el Instituto Nacional Demócrata existen 3 tipos de barreras para las mujeres en la política. La primera, la barrera de origen, en donde desde las familias se les educa a las mujeres para ser la segunda en la jerarquía política, en donde el jerarca debe ser el hombre y la mujer la acompañante política más no la líder.

La segunda, es la de entrada. Se tiene la concepción de que se debe votar por el partido político o por la figura heroica que derivó del mismo. Solo las personas más reconocidas por su porte, por su habla y por su nombre son quienes deben ser elegidos como candidatos a un puesto de elección popular. ¿Cuál es el problema con esta narrativa? Que no se les da la oportunidad a las demás candidatas de dar a conocer sus propuestas o inclusive pueden ser personas con mejores reputaciones y mayores acciones sociales de impacto, pero como no es hombre o tiene un porte masculino no se le da el lugar.

La tercera y por ello no menos importante, es la de permanencia, en donde en México se ha dado el síndrome de las “Juanitas”. Este término se implementó en las legislaturas de 2012 y 2015, dado que las mujeres eran las elegidas por elección popular y/o por representación proporcional; sin embargo, cuando tomaban protesta, a las 4 sesiones pedían licencias a sus cargos con vistas a que un suplente hombre estuviera en su lugar.


Las personas jóvenes, la solución

En este mundo cosmopolita y de cambios, la modernización ha llegado a México y con ello las oportunidades para realizar políticas públicas en pro de las futuras generaciones. Sin embargo, en vastas ocasiones dichos esfuerzos se esfuman en el legislativo, dado que cuando se habla de una Ley General de Juventudes o una oportunidad para los jóvenes políticos, parece ser que el círculo rojo político lo llega a desconocer, ya que se prefiere no cambiar el statu quo de los beneficios obtenidos.
Actualmente, en México hay alrededor de 2 millones 600 mil jóvenes en partidos políticos, pero sólo menos del 1% son tomadores de decisiones en los mismos. Pasó la historia y no fue hasta 2018 que los partidos se dieron cuenta de que las estructuras juveniles son importantes y son las generadoras de cambios.

En donde se ha empezado la creación de estructuras para empoderar a los jóvenes ha sido en el municipio de Coronango, Puebla. El domingo 8 de noviembre, el líder juvenil Enrique Toxqui organizó el primer encuentro de líderes distritales, municipales y de empoderamiento juvenil en Santa María Coronango, a unos 10 minutos del pueblo mágico de Cholula y en donde estuvimos presentes. En dicho evento, la subsecretaria de vinculación social del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional de Puebla, Erika Lima, habló sobre la importancia de la labor social y por qué las personas debemos ser empáticas en nuestras comunidades. El candidato a diputado local por MORENA, en el distrito 19 de Puebla, Andrés Cerón, argumentó el por qué era necesario el cambio de régimen en 2018 y cómo es que los jóvenes pueden impactar en sus comunidades.

Además, Maritza Mena, secretaria de Acción Política de la Asociación de Periodistas, Reporteros Gráficos y Comunicadores de Puebla habló sobre el uso de las redes sociales y los impactos de las mismas en los jóvenes; Jorge Ocaña, columnista del área de política en Contracrítica, enfatizó la necesidad de empoderar a los jóvenes y Amanda Mireya Palma de “Mujeres Unidas con su Esfuerzo” habló acerca de la participación política de la mujer en el municipio.

Se tomó protesta del Instituto Municipal de Jóvenes Líderes de Coronango, primer instituto de jóvenes en el municipio, y se dieron ponencias acerca de la autoestima, la drogadicción y la participación política estatal.


El 2021, el juego de todas y todos

Pasando al otro lado del Río Bravo, Joe Biden, ha ganado virtualmente la presidencia de los Estados Unidos de América en las elecciones con mayor participación en la historia del país. No obstante, en México las elecciones más grandes de la historia serán el 6 de junio de 2021. 15 gubernaturas, 300 diputados federales y más de 2000 servidores públicos serán elegidos por mayoría relativa. Actualmente, los jóvenes están demostrando que tienen el poder ideológico y político de cambiar los paradigmas sociales de México. No obstante, para que este cambio sea verdadero, se necesita del apoyo de todas y todos.

Las nuevas generaciones, en su búsqueda al acceso a los puestos políticos, necesitan la apertura de nuevos espacios para poder transmitir sus ideas con libertad. La libertad de expresión y de asociación son derechos de todas las personas y es por ello que se deben crear espacios con vistas a incrementar las voces juveniles no solo en un estado, sino en todo el territorio nacional. El camino a la gloria democrática apenas empieza.

bottom of page