Maneskin/imagen: actualidad.es

Cultura, Entretenimiento

Italia gana Eurovision con una banda de rock. Señores: Måneskin

Jorge Luis Yépez Zárate

24 de Mayo de 2021

Cada vez hay menos rock en el festival Eurovision, sin embargo siempre hay rock del bueno y en esta ocasión ganó el rock y ganó la música, una gran banda romana llamada Måneskin. Mientras en Latinoamérica la música se estanca en fórmulas para vender aunque sean repetitivas y desechables, Europa premia la buena música.

Es un hecho que a nivel mundial, el rock no está de moda, se ha ido arrinconando y segregando del mainstream de las grandes disqueras y dando paso a otros ritmos más calientes y pegajosos y nuevas experiencias de estética sonora, que si bien parece aporta una nueva propuesta en no pocas ocasiones resulta chocante, irritante y poco creativa, qué decir de nuestra región donde se ha relegado a los cantautores y músicos de buena calidad a artículo de nostalgia o “música de chavorrucos” ofreciendo la industria total apertura a manifestaciones como el reggaeton, el trap y otras variaciones de estos géneros que por alguna extraña razón se insiste en llamar “urbanos”, fórmulas diseñadas en estudios de grabación por productores muy hábiles en colocar éxitos de radio, poca profundidad lírica, menos mensaje y más ritmo, que lo que urge es hacer dinero, no cultura.

En Europa las cosas no son tan diferentes, aunque muchos de los artistas de dichos géneros sí provienen del barrio de manera auténtica y sus canciones en muchísimas ocasiones son gritos de libertad y de denuncia ante la segregación racial o religiosa, verdadera protesta y declaración de existencia y visibilización de su sus condiciones marginales, en una Europa rica pero desigual y que se hace vieja y anquilosada, su estética proviene del rechazo a los convencionalismos, aunque su moda termine asimilada y en los anaqueles de Inditex y su música es parte de la lista de reproducción de los antros de Ibiza o de Ámsterdam volviéndose un producto de consumo más.

No obstante, las manifestaciones como el rock toman un papel de nuevo y hasta cierto punto contestatario, mutando continuamente, adaptándose al pop, al soul, al funk, a los ritmos del ambiente electro y nunca desprendiéndose de su naturaleza rebelde e innovadora.

En Eurovision no ha dejado de estar presente el rock y el 2021 no fue la excepción. En esta edición hubo buenas propuestas con extraordinarias bandas. Los finlandeses de Blind Channel con “Dark Side” le entregan, indudablemente, el toque heavy al festival, mientras que los italianos de Måneskin se comen el escenario con “Zitti e buoni”, el tema con el que ganaron San Remo 2021 y que los ha llevado a la cúspide del estrellato mundial.

Måneskin se ha proclamado ganador de la 65 edición de Eurovisión con 524 puntos. La formación compuesta por Damiano David, Victoria De Angelis, Thomas Raggi y Ethan Torchio ha conquistado a los seguidores del Festival de la Canción y han roto con los esquemas, destronando a las grandes favoritas como Malta, Suiza o Francia.

Måneskin se formó en Roma en 2015 luego de que Victoria de Angelis (bajo) y Thomas Raggi (guitarra) se conocieran en la escuela y tocaran de manera eventual, Luego Victoria fue convocada por Damiano David (vocalista) para formar una banda de verdad y más tarde encontraron a Ethan Torchio quien se encargaría de la batería. Después de unos meses de tocar se presentó la oportunidad de presentarse en un concurso, el Pulse High School Band Contest y para ello necesitaban urgentemente un nombre con el que bautizar a su banda, buscaron palabras en finlandés, el idioma de la madre de Victoria y se decidieron por “Måneskin” que significa Luz de Luna en castellano, de manera temporal, sólo para el concurso, sin embargo nunca lo cambiaron. Por supuesto, Måneskin ganó su primer concurso y, al cumplir su cometido, debieron decidir si seguir juntos. Entonces ninguno de los integrantes quería apartarse del camino y resolvieron continuar con su carrera, pero, esta vez, desde los barrios bohemios de Roma.

Tocaban en bares, calles y esquinas para reunir dinero para grabar en estudio, lo cual hicieron pagando con casi puras monedas, participaron en X Factor y aunque no ganaron su presencia causó mucha expectación, la actitud, la música y sus atuendos que evocaban a una escena glam de finales de los 70 y principios de los 80 los hacía referente para una generación de jóvenes que no conocían esas pintas. Para nadie fue sorpresa que en marzo de 2021 la banda surgiera ganadora del #71 Festival de San Remo a pesar de que para muchos su tema “Zitti e Buoni” fuera “pesado” para un festival musical como el festival del puerto italiano y sin embargo, con el mismo tema se presentaron en Róterdam para triunfar de nuevo, llevándose el primer lugar.

El éxito tan inusitado de la banda italiana ha tocado a muchos otros referentes del mundo del rock europeo, como la banda de metal alemana Axxis que felicitó a Måneskin por ganar el festival de Eurovisión y ha lanzado duras críticas contra la industria musical de su país por presentar una canción que han calificado de “estúpida, aburrida e inauténtica”. A los responsables de esta decisión los han tachado de incompetentes.

Alemania participó ayer en Eurovisión con el tema I Don’t Feel Hate, interpretado por Jendrik Sigwart, y quedó en el puesto número 25 con 3 puntos, una posición por detrás de España.
'Zitti E Buoni’ (‘Cállate y bien’) es un tema rock y metal glam y hard rock en el que se desprende una energía motivada por una guitarra que nos remonta al viejo rock californiano y una batería que nos regresa a la realidad. Su letra no siempre ha sido la misma. Para poder representar a Italia con este tema musical, la canción tuvo que sufrir modificaciones para adaptarse a las normas del festival.

El gobierno italiano, por su parte ha felicitado a la banda por su triunfo en la edición 65 del Eurovision, cuyo triunfo es el tercero tras los de 1964 (Gigliola Cinquetti) y 1990 (Toto Cutugno).
Una cosa es cierta, el hecho de que el voto sea telemático indica que el mundo aún quiere rock y eso da una gran esperanza.

Maneskin/imagen: Euronews