deportistas_mexico_covid19_olimpiadas_talento

Deportistas mexicanos en las Olimpiadas de Invierno / Foto de Reporte Índigo

Deportes

Hay talento y nos hace mucha falta apoyarlo

Tess Vázquez

01/Marzo/2021

Recortes presupuestales, COVID 19 y pocas oportunidades limitan al talento nacional frente a las Olimpiadas de 2021

Hace unos meses encontré en mi Facebook, la historia de una amiga que puede inspirar a cualquiera: Regina Martínez, estudiante de medicina, logró hacer de su hobby un orgullo nacional al convertirse en la primera mujer en representar a México en la categoría de Cross Country de Ski en el Campeonato Mundial de Ski en Oberstdorf, Alemania. Sin embargo, tal como hemos escuchado en diversas ocasiones anteriores con atletas mexicanos, ella tampoco contaba con el apoyo federal, sólo que esta vez se dio la justificación dados los gastos por Covid-19… aunque pareciera ser que los apoyos han sido constantemente negados sin importar el sexenio en que nos encontremos.

Tristemente, resulta bastante común que los atletas que buscan un lugar en las Olimpiadas, batallen para poder conseguir en dinero suficiente que los llevaría a un logro dentro de su carrera. La CONADE, el organismo designado como el hada madrina para hacer posible que estos jóvenes cumplan sus sueños, se ha visto castigado una y otra vez por recortes a sus recursos. Tomemos como ejemplo lo que se destinó este año, el 2021 pinta para ser el nuevo año olímpico (desde que se aplazaron las fechas de Tokio 2020 por pandemia) trajo malas noticias para el deporte nacional al presentar recortes, según la información compartida por el mismo Presidente de la Comisión de Deportes de la H. Cámara de Diputados, Ernesto Vargas Contreras (tal como aparece en la imagen). ¿Por qué nos afecta esto? En primera instancia, el deporte en una sociedad desigual como la nuestra ha servido para muchos jóvenes en nuestro país para acceder a mejores oportunidades de vida, es aquella arena donde parecería existir un piso más parejo basado en la constancia, mérito y disciplina en la formación de algún deporte.

deportistas_mexico_covid19_olimpiadas_talento

Comparación en el gasto en el deporte / Imagen de twitter@Ernestodalessio

Hagamos una pequeña comparativa, según lo comentado por la propia Regina, ella necesitaría 7 mil dólares (aproximadamente $146 mil pesos) para poder contar con la posibilidad de asistir solamente al Mundial de Ski que podría darle el pase a las Olimpiadas (además de lo que ella ya había invertido pues tuvo que abrirse camino sólo para poder llegar al equipo nacional). Suponiendo que el recorte presupuestal de este año representa 108 millones de pesos, representaría cerca de 739 competencias que no podrían ser financiadas si costaran lo mismo que la de Oberstdorf, Alemania. Más esta historia no resulta completamente extraña, tristemente, en los últimos años pudimos observar en distintas redes sociales cómo los deportistas se las ingeniaban para salir a las calles y/o hacían campañas de donaciones para poder costear su boleto a las distintas competencias que son necesarias para poder cumplir sus sueños.

deportistas_mexico_covid19_olimpiadas_talento

Regina Martínez: Deportista mexicana en el Campeonato Mundial de Ski en Oberstdorf, Alemania / Facebook de Regina Martínez

Como si la falta de apoyos monetarios no fuera suficientemente grave, nos encontramos en un escenario donde aquellos que nos representarán en las competencias internacionales más importantes fueron privados de los medios adecuados para su preparación como su centro de formación: Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR). Con cerca de 11 meses desde su cierre, nuestros deportistas han tenido que complementar su entrenamiento desde casa, con entrenadores extras y otras medidas no tradicionales para poder poner en alto el nombre de nuestro país en los Juegos Olímpicos de Tokio a desempeñarse en julio de este año, si todo sale bien. Además de esto, en un México donde no contamos con las dosis suficientes para atender a la población, los deportistas han expresado su preocupación para poder tener acceso a la vacuna con tiempo de anticipación suficiente para poder viajar a Japón sin la preocupación de enfermarse o, al menos, disminuir la probabilidad de contagio. Sumado a esto, los organizadores de los Juegos Olímpicos emitieron un playbook con los lineamientos para la contienda y resalta que no se solicitará (hasta ahora) como requisito el contar con la vacuna ni se les requerirá periodo de cuarentena, pero los atletas deberán hacerse pruebas de detección cada 4 días.

deportistas_mexico_covid19_olimpiadas_talento

Juegos Olímpicos de Tokio, Japón 2021 / Fuente: Dw.com

Ha habido declaraciones variadas de los distintos atletas. Algunos, tal como expresó el clavadista Jahir Ocampo, para El Economista, desde hace un año no tienen contacto con la CONADE por lo que cada atleta entrena por su cuenta. Asimismo, Bredni Roque , campeón mundial de halterofilia, comentó: “Todos los deportistas pasamos por un momento difícil y más por esta pandemia; tenemos que buscar nuestros propios medios, pero hay muchos atletas que no cuentan con esas oportunidades”. Por otro lado, han existido comentarios que nos dan un poco de esperanza como que algunas instalaciones alternas al CNAR, como de algunas delegaciones de la Ciudad de México, han permitido que se utilicen sus instalaciones, como las albercas, para que puedan continuar preparándose o que se invirtió en trampolines nuevos en Guadalajara para practicar, como declaró Paola Espinosa para Reporte Índigo. Más, estos atletas ya se encuentran con un nivel deportivo de alto rendimiento, para aquellos que apenas empiezan o que buscan posicionarse cada vez más común existir historias de dificultad para competir con o sin pandemia.

Tal como dijo Roque el problema son aquellos que no han contado con oportunidades propias para poder sustentar sus gastos sin el apoyo del gobierno y hay muchos más que tanto la pandemia, como la falta de apoyos, los han limitado para poder conseguir sus sueños. Existen distintas limitantes para poder acceder a los equipos de alto rendimiento de nuestro país, incluso existe poca oferta deportiva para que siquiera la población en general conozca deportes como el bádminton, el golf, racquetball, esgrima o volleyball (y ni hablar de los deportes de invierno). Nuestro país se ha caracterizado como semillero de futbolistas, boxeadores, clavadistas y taekwondoines, pero muchas disciplinas no han tenido ni la difusión ni los espacios propensos para poderse dar a conocer. Muchos mexicanos cuentan con el potencial para llegar lejos, pero depende de nosotros poder ayudar a que todos puedan tener las plataformas abiertas para poderse dedicar al deporte y que sea factible que un atleta pueda desarrollarse tal como sucede en los equipos de Estados Unidos, donde la cultura del deporte ha abierto muchas posibilidades a estudiantes para tener oportunidades de becas y dar continuidad a sus estudios, pero se incluye una amplia variedad de deportes en la currícula extraescolar en todos los niveles de estudio; mientras tanto en México, no se ha tomado como prioridad el desarrollo deportivo como complemento. Apostemos por el deporte e inspiremos a más mexicanos a hacerles ver que ser deportista SE PUEDE en este país.