Día Mundial de la Prevención del Suicidio/ Imagen de Noticieros Grem

Bienestar

Hablemos del suicidio

Mariel Cruz

10 de Septiembre de 2021

Tomar tiempo para informarnos acerca del suicidio contribuye a su prevención. Hablemos de este tema que sin duda alguna nos compete a todas y todos.

Hoy 10 de Septiembre es el Día Mundial de la Prevención del Suicidio. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2020 la tasa de suicidio en México es del 5.4 por cada 100 mil habitantes.

Mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS), dio a conocer en este año, que el suicidio es la cuarta causa de muerte entre jóvenes de 15 a 19 años y al rededor de 700 000 personas se suicidan cada año a nivel mundial.

Dadas las estadísticas, apreciamos que el suicidio es una realidad a nivel mundial, de aquí la importancia de hablar de este tema, pues sólo informándonos podremos prevenirlo, así como comprender la situación por la que esta atrevesando la persona y evitar la serie de mitos e ideas erroneas que se le han otorgado al respecto.

Suicidio / Imagen de Caleidoscopio Humano


El suicidio no es un acto egoísta o de cobardía, es una respuesta multicausal y no sólo afecta a personas con enfermedades mentales, surge como respuesta a un constante y excesivo sentimiento de dolor y sufrimiento. En ocasiones, el suicida desea terminar con el dolor y no con la vida.

Hablar del suicidio no se debe a un deseo por querer llamar la atención, 8 de cada 10 personas que se suicidan han expresado de forma clara sus intenciones. A continuación mencionamos algunas señales de alerta:
- Comentarios negativos sobre sí mismo o sobre su vida: “Mi vida es un asco”, “No valgo nada”, “Estarían mejor sin mí”, entre otros.
- Hacer cosas arriesgadas o autodestructivas.
- Pérdida de interés en actividades que antes consideraba agradables.
- Incrementar el consumo de alcohol o drogas.
- Aislamiento o cambios de humor extremos.
- Preparar documentos o comenzar a despedirse.
- Desesperanza ante el futuro.
- Cerrar asuntos pendientes.
- Regalar objetos preciados.


¿Qué puedo hacer para ayudar?
- Explora en el sentir y pensar de la persona: Pregúntale como está, no juzgues y valida sus emociones.
- Escucha a la persona: Eso disminuirá los sentimientos de soledad y desesperanza.
- Evita el acceso a medios letales: Asegúrate de que las herramientas a las que pudiera acudir la persona estén fuera de su alcance (cuchillos, medicamentos, sogas,etc).
- Acompáñala: Evita dejarlo solo o sola o asegúrate de que esté acompañado, también puedes externar tu preocupación a los demás.
- No caigas en comentarios tóxicos positivistas: Ten en cuenta que el dolor no es voluntario, la persona no elige sentirlo.


Recuerda que con tu acompañamiento puedes salvar una vida. Si estás atravesando por una ideación suicida o conoces a alguien, busca ayuda profesional.

A continuación se mencionan algunas líneas de atención en México:
- Línea UNAM: 555 025 0855
- Línea de la Vida: 800 911 200
- Centro de Integración Juvenil: 52-12-1212
- Línea UAM: (55) 5804-644 y (55) 5804-4879.
- Instituto Nacional de Psiquiatría: (55) 5655-3080 y (800) 953-1704.