Finanzas

Fitch califica a México como BBB-

Víctor Martínez

13/Noviembre/2020

El grado de inversión para el país es bueno, pero si sigue la pandemia, la calificación podría bajar.

La inversión en México, lo hemos venido diciendo, no ha sido del todo buena desde el nuevo sexenio, tanto así, que esta variable disminuyó un 4% en el año 2019, y esto es un factor muy decisivo para las calificadoras.

Pero ¿qué son estas calificaciones o para qué sirven? Las calificaciones crediticias miden el grado del Gobierno para pagar su deuda y también representa que riesgo corre un inversionista al invertir en México; por lo tanto, la calificación cuenta mucho para los inversionistas. Entonces, esta calificación otorgada para México (BBB-) nos dice que la nación tiene una perspectiva estable en un lapso de 6 a 18 meses, pero después de eso, si no se tiene una respuesta económica, podría disminuir la calificación.

Esta calificación actual, es una de las más bajas que ha recibido el país, los analistas de Fitch Ratings, a través del comunicado mencionan que: “la calificación está respaldada por un marco de política macroeconómica consistente, finanzas externas relativamente estables y robustas, así como en la expectativa que la deuda pública como proporción del PIB se estabilizará”.
Por otro lado, los factores que hicieron que disminuyera la calificación en la anterior consulta son la falta de confianza por parte del empresario hacia el gobierno, que, en días actuales, sigue sin poder recuperarse, por el contrario, podemos decir que la brecha entre el gobierno y los empresarios cada vez se separa más.

En México se espera que para el año 2021, exista un rebote del 4.1% en el Producto Interno Bruto, y esto mejoraría considerablemente la calificación que tenemos actualmente, aunque nuestro país no es el único que se encuentra en esta situación, también países como: Italia, Colombia, India, Uruguay, Marruecos, Croacia, entre otros, se encuentran en la calificación de “BBB-”, y es que la pandemia ha venido a dejar grandes estragos en las diferentes economías mundiales, y todavía sin existir buenas respuestas económicas en nuestra nación para hacer frente ante esta crisis, agudizan aún más la situación.

Si el gobierno no llega a tomar cartas en el asunto, el país podría disminuir más de calificación, y entonces las cosas se van a poner “color de hormiga”, ya que ahorita lo que le urge al país es que exista un crecimiento para atraer más inversionistas, y así poder recuperar los números verdes en cuanto a crecimiento.

Por lo visto, realmente sin inversión no existe un crecimiento, antes de la pandemia los números venían decayendo en cuanto a crecimiento, y la relación con los empresarios desde entonces no era buena, y hasta ahora no existe un apoyo por parte del gobierno hacia las empresas para que más inversionistas se animen a venir al país.

En un futuro lejano, una vez controlada la pandemia, es de esperarse que la tasa de interés aumente, como en el año de 2017 para poder así controlar la inflación, atraer a más inversionistas al país y también mejorar esta última calificación obtenida de Fitch Ratings. En el transcurso de los meses veremos si existe una verdadera respuesta contra la crisis económica que se vive actualmente, no debemos celebrar esta calificación que no es del todo buena para un país como el nuestro.