Daniel Corral en los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Foto: Olympics

Nacional, Deportes, Política

El ya merito sigue en pie

Ángel Enrique Dupuy

29 de Julio 2021

Sigamos con el ya merito de los cuartos…porque esos no se transforman a menos que de verdad al gobierno le importen. Hoy desaparece el FODEPAR y los incentivos económicos siguen sin aparecer para los deportistas. El conformismo ha llegado a la CONADE de Guevara.

Cómo nos duele aquel partido de cuartos de final del mundial Brasil 2014, el México-Estados Unidos de Corea-Japón 2002; el México-Argentina de 2006 y 2010 respectivamente. El merito es la base de la mayoría de las decisiones de políticas públicas en México. Hasta el momento, no existe ninguna política pública en este sexenio que pueda decirse: “se ha mantenido con éxito”.

Es cierto que, para poder analizar de manera técnica una política pública, tiene que pasar alrededor de 10 años para probar su eficiencia. Pero, ello no quiere decir que no se pueda realizar un análisis crítico y práctico durante esta mitad de sexenio.

La crítica constructiva será hacia el deporte. Los juegos olímpicos de Tokio 2020 han hecho que los mexicanos nos hagamos las siguientes preguntas: ¿Existe apoyo por parte de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE) hacia los atletas? ¿El conformismo ya llegó al Comité Olímpico Mexicano (COM)? ¿La austeridad del gobierno de México es culpable de los resultados?

La respuesta a la primera pregunta ya se la imaginan. “Existe una supuesta beca” que la CONADE le da a los atletas de alto rendimiento; sin embargo, no todos los meses la paga y solo son 5 mil pesos. El ahora cuarto lugar olímpico y tirador de escopeta histórico de México, Jorge Orozco, expuso en una entrevista a Proceso que su familia lo apoya económicamente con alrededor de 45 a 70 mil pesos mensuales para su entrenamiento, inscripciones y competencias” (Orozco, 2019).

En octubre de 2020, cuando existía un debate legislativo para la promoción de la extinción de los fideicomisos, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) explicó que dicha reforma beneficiará a las personas que en verdad necesitan ese dinero y no solo a los aviadores, entre dichos fideicomisos desaparecería el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (FODEPAR), fondo de donde Orozco recibía su beca. No obstante, hoy 29 de julio de 2021 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el cual se extinguen los fideicomisos y… ¿Qué creen? Los apoyos a deportistas simplemente no aparecieron.

Ahora, con respecto al conformismo, el COM en conjunto con la CONADE buscaba máximo 10 preseas, sin importar el color pero que fueran 10. Los deportes en donde se esperaban: tiro con arco, taekwondo, fútbol, béisbol, softbol, atletismo (marcha y martillo) y clavados. El problema, si era de apoyo solo alguna indumentaria y el avión, no para la búsqueda de entrenamientos más intensivos, una mayor remuneración económica o “sparrings” con otros equipos. ¿Cuál fue la problemática? Atletas mejor preparados, en pandemia y con problemáticas económicas; a tal grado que se optó por mexicanos nacidos y radicados en otros países para la representación.

¿Dónde se vio eso? El softbol, deporte aliado del béisbol en donde la selección mexicana se compuso del 95% de personas estadounidenses con nacionalidad mexicana. Solo una de las integrantes era de la Ciudad de México. Si bien según el Comité Olímpico Internacional es válido, ello no las eximió de preferir ser reconocidas como estadounidenses antes que mexicanas.

La boxeadora Esmeralda Falcón descubrió que la selección olímpica de softbol tiró a la basura su indumentaria para poderse llevar colchones de juego u obsequios recibidos y, con ello, el no tener que pagar el sobrepeso de equipaje. La noticia dio revuelo al mundo y el presidente de la Federación Mexicana de Softbol expuso que en efecto hasta “dejaron guantes de 200 dólares” por el sobrepeso; sin embargo, la misma federación, en su cuenta de Twitter explicó que las jugadoras que tiraron la vestimenta de gala no podrán volver a participar en el equipo.

Por otro lado, el jefe de misión de la delegación mexicana para Tokio 2020 se encuentra muy molesto por dicha situación e inclusive el COM reveló que las jugadoras no quisieron llevar la bandera de México en la indumentaria. ¿Eso merece el país? La verdad es que sí y el por qué es algo sencillo. ¿Cuándo la Federación y el COM se han involucrado en la promoción del softbol en el país? ¿Cuándo el gobierno de México le ha invertido al softbol? (AMLO invierte en béisbol pero no en softbol) ¿Cuándo Ana Gabriela Guevara se ha preocupado por dicho deporte? ¿Siquiera el FODEPAR invertía en ellas? La respuesta a todas las preguntas es la misma…nunca.

Entonces, ¿la austeridad es culpa de los resultados deportivos? Sí. La no promoción, la no intervención por el deporte y la no prioridad del mismo hacen que los deportistas no puedan participar en las magnas justas de sus disciplinas, en que no puedan estar gastando en viajes de competencia o de preparación o que inclusive terminan por preferir a otros países antes que al que los vio nacer por no existir incentivos económicos para la preparación y dedicación.

Así que si queremos que el deporte resurja y México sea grande tienen que pasar 3 cosas:
Cambios en la CONADE en donde las autoridades sean administradores públicos, afanes a los deportes y contrapesos de las decisiones políticas gubernamentales. Sigamos envolviendo la política en el deporte y el resultado será el mismo que siempre.

Federaciones centralizadas y cada una deberá ser auditada por despachos internacionales.
Becas e incentivos económicos para los atletas de alto rendimiento, ello con el regreso del FODEPAR pero que ahora este no sea controlado por la CONADE, sino por un organismo autónomo con autonomía de gestión.


Mientras tanto…sigamos con el ya merito de los cuartos…porque esos no se transforman a menos que de verdad al gobierno le importen.