Coyote Global

El sistema internacional bajo presión ante las negociaciones entre EUA y Rusia

Alexandra López-Sánchez

29/Junio/2020

La administración de Trump pone en riesgo el último acuerdo vigente de proliferación de armas nucleares entre Rusia y EUA.

Nuevamente la administración de Trump pone trabas a los acuerdos firmados en la administración del ex presidente Barack Obama. En esta ocasión Washington está en una cuenta regresiva para renovar el último acuerdo que controla y limita el número de armas nucleares que poseen EUA y Rusia “The New START” (Tratado de Reducción de Armas Estratégicas). Si la Casa Blanca y el Kremlin fracasan en llegar a un acuerdo sería la primera vez desde los últimos años de la Guerra Fría que no habrá límites sobre la proliferación de armas nucleares entre estos dos países.

Las negociaciones tomarán lugar en Viena, donde Washington intentará condicionar la renovación del acuerdo con la incorporación de Pekín. El Kremlin se ha declarado a favor de la renovación por 5 años más del acuerdo, sin embargo, especula que la incorporación de China al acuerdo es una excusa por parte de Estados Unidos para no renovarlo.

Como era de esperarse el gobierno de Xi Jiping se opuso a la propuesta del gobierno estadounidense. La postura de Pekín se debe a la sospecha de que Washington exige su incorporación para poder limitar su arsenal y aún más importante su modernización militar, puesto que China es uno de los pocos países que ha mantenido constante la modernización de su armamento nuclear y que además cuenta con la triada nuclear, es decir, la capacidad de lanzar desde tierra, mar o aire
.
Lo que pone en duda la postura de Washington es que China no representa ninguna amenaza nuclear para Estados Unidos o Rusia que juntos suman el 90% de armas nucleares a nivel mundial. A demás de que la postura nuclear china se basa en el principio de respuesta garantizada, que consiste en tener un arsenal suficiente para resistir un ataque nuclear y devolverlo de manera proporcionada.

¿Cómo afecta al sistema internacional?

Para la respuesta tenemos que hacer un breve recuento de la política exterior en el ámbito militar de la administración de Trump. Desde su llegada a la Casa Blanca Trump se ha declarado en contra de la política exterior emprendida por su predecesor Barack Obama. En los tres años que van de su mandato se ha retirado de 2 tratados de control de armas: el INF, el Tratado de control de misisles de corto y mediano alcance, clave en la Guerra Fría y el Tratado de Cielos Abiertos, que permitía a Rusia, EUA y otros 32 países hacer vuelos de vigilancia sobre los distintos territorios. Tras la negativa por parte de China los aliados occidentales presionan a Estados Unidos para renovar The New START, ya que si no lo renuevan será el tercer acuerdo clave de desarme nuclear que se liquida bajo la presidencia de Trump. Lo cual traería caos al sistema internacional al reavivar el famoso “Dilema de Seguridad” que hizo tan inestable la política exterior de todos los países durante la Guerra Fría. Y con personajes tan volátiles a cargo de estas dos potencias no es algo que queramos presenciar.