Pandemia_economía_impuestos_México_sat

Edificio del SAT. / Imagen de El Universal

Finanzas

El precio que pagas por ser mexicano

Sebastián Preciado

18/Febrero/2021

En todos los países del mundo es obligatorio el pago de impuestos, no pagarlos se considera un delito y puede ser castigado con años de cárcel. El problema de los impuestos es que su pago aunque es obligatorio no es efectivo, y sólo se le cobran a un sector de la población.

Como todos saben cada vez que reciben un sueldo, una compra o venta de un producto o cualquier tipo de actividad comercial, hay un porcentaje del dinero que circula que tiene que ser descontado (impuestos) para hacer las actividades dentro del país. Todo ese dinero tiene un propósito, sirve como fuente de ingresos del gobierno de México y ese dinero es administrado por ellos y destinado a diferentes sectores de la infraestructura de la nación, los cuales son los sectores del desarrollo social, económico y de gobierno. Se divide de la siguiente manera:

Pandemia_economía_impuestos_México_sat

¿Para que se gasta tu dinero? / Imagen transparenciapresupuestaria.gob

México está dentro de los 40 países que pagan más impuestos en el mundo, pagamos tantos impuestos como países primer mundistas, pero no tenemos la misma calidad de servicios. Es evidente que el pago de impuestos no asegura la calidad de estos, eso solo se puede determinar por las personas que imparten dichos servicios. El problema es que los mismos que los imparten claman no tener presupuesto suficiente.

Como se ha visto durante la pandemia, los doctores de los hospitales públicos se encuentran con muchas limitantes de camas, respiradores, personal y lo peor de todo era el ambiente de trabajo del personal médico. El dinero invertido no se ve reflejado en la educación, el salario de los profesores, las instalaciones y el material, etc. Antes de la pandemia era una cosa, pero ahora hay que pasar a una adaptación de las clases presenciales a las clases virtuales y se necesita internet, luz, electricidad y dispositivos.

Muchos estudiantes de escuelas públicas tuvieron que dejar de estudiar por no tener disposición de dichos recursos para continuar sus estudios. El 30% de los estudiantes de la UNAM no pudieron hacer esta transición de presencial a en línea, por lo que tuvieron que suspender sus estudios.

En energía, Pemex reportó una caída de 35% de ingresos, pero esto no se puede atribuir a la pandemia, Pemex lleva años generando números negativos de ingresos y es un hoyo negro en la economía nacional. Aparte están los apagones masivos en todo el país, que se le atribuyen al clima, pero no ha sido la primera vez que sucede durante la 4T, solo ha sido la primera vez que se le atribuye al clima y la situación crítica en Texas. Aún así los apagones revelan una situación energética insostenible, a pesar de la inmensa cantidad de dinero (impuestos) que se le inyectan las paraestatales. Adjunto un enlace de un artículo del economista que profundiza más el tema:
https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Lo-que-deja-ver-el-apagon-20210215-0107.html

Pandemia_economía_impuestos_México_sat

Países donde los que ganan pagan más impuestos. / Imagen de El Financiero

Considerando que México tiene un gran porcentaje de la población económicamente activa trabajando en la informalidad, es decir, que no pagan impuestos y no están registrados ante hacienda como negocios, los impuestos se dividen entre un porcentaje de personas menor, lo que quiere decir que pocas personas que pagan por los impuestos están pagando para los que no pagan impuestos, y estos se vean beneficiados con las obras del gobierno.

El gobierno insiste que primero los pobres, insiste que sean los primeros en vacunarse, los primeros en votar y en todo. Pero a la vez excluye constantemente a las clase media, que no sólo es la que más paga impuestos, sino que también mantiene una importante fuente de empleos del país. Y mientras más rápido se vacunen los económicamente activos, podremos empezar a recuperarnos de esta crisis económica y más rápido podremos regresar a la normalidad.

El empresario en México está estigmatizado. Decenas de figuras corruptas como Salinas Pliego, Azcárraga y Germán Larrea han dado una mala imagen en el imaginario mexicano, que cree que todos los dueños de negocios o empresas son abusivos y tranzas. La realidad es que hay muchos empresarios de menor tamaño, sin el poder que ostentan los grandes consorcios. Estos empresarios son los que pagan impuestos, y con ellos se ven beneficiados todo aquellos que no pagan impuestos y dan miles de trabajos a todo tipo de personas, además de obras de caridad y proyectos enfocados a las personas que más se ven perjudicadas en lo económico y en lo social. Por ello, las personas no deben encontrar resentimiento hacia las personas que tienen más dinero, como el presidente tanto ha insistido con sus constantes provocaciones y tratando de invalidar su opinión por se fifí, periodistas fifís, empresarios fifís, etc.

Si nos dejamos de esas diferencias y nos dedicamos a trabajar juntos como mexicanos lograremos salir de todo tipo de crisis, pero no hay que confiarnos del gobierno que siempre tiene doble interés en cada decisión que toma, y no sólo esta administración, también la anterior, y la antes de esa. La solución no estará en Palacio Nacional, ni en Los Pinos, estará en todos los que trabajan, que buscan salir adelante, que invierten para generar empleos y recursos para todos, porque del reparto de los impuestos no saldrá nada.

En caso de querer ver cómo se gastan sus impuestos los invito a entrar a la siguiente pagina:https://www.transparenciapresupuestaria.gob.mx/work/models/PTP/Home/Ultimas_Publicaciones/PEF_ciudadano_2015.pdf.