top of page
Montajes_LordMontajes_Política_México_Falso

Foto: Pixabay

Nacional, Opinión

El montaje político

Ángel Enrique Dupuy

08/Abril/2021

¿Sabías que Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Porfirio Díaz, la SEP y todos los partidos políticos han hecho montajes? En México y el mundo, si no existieran los montajes políticos, no tendríamos las narrativas del héroe y del villano.

Los montajes en México empiezan desde 1810 cuando Miguel Hidalgo y Costilla pediría independizarse de la Nueva España porque él quería ser el Virrey de México. Más adelante, Agustín de Iturbide “salvaría” de la muerte a Vicente Guerrero para que pudiera coronarse emperador de México, y ser el verdadero libertador del país. Llegamos a Antonio López de Santa Anna y su beso para la creación de Aguascalientes, pero también él sería quien se pondría al tú por tú con Estados Unidos para tratar de salvaguardar el territorio nacional.

El problema fue que Benito Juárez no le quiso prestar al ejército de los cuarteles oaxaqueños para ir a la guerra; México se quedó sin tropas y fue por ello que Santa Anna tuvo que firmar los Tratados de Guadalupe-Hidalgo, pues se quedó sin gente para luchar contra el enemigo. De Juárez y los Niños Héroes ni se diga, falsas narrativas que se quedaron con un Juan Escutia amarrado con la bandera de México lanzándose al vacío en el Castillo de Chapultepec.

Años más tarde vendría el generalísimo Porfirio Díaz, con la entrevista con el periodista James Creelman, donde diría que México estaba listo para la democracia y no se reelegiría en 1910, buen chiste del momento. Sigamos, Plutarco Elías Calles y el maximato, cuando se decía que quién era el que había matado a Álvaro Obregón los pobladores decían “Callessseee”. ¿Otro montaje? El desarrollo estabilizador que tuvo como consecuencias 1968, 1971, 1973 y 1982.

¿Todavía hay más? Sí, el neoliberalismo de Salinas, en donde hasta el momento nadie ha podido comprobar que su sexenio es de neoliberalismo, sino que fue de corporativismo-paternalismo. Ahora hasta Cuauhtémoc Cárdenas fue ayudado por la CIA para llegar a competir en 1988. El FOBAPROA, convertido en el IPAB, que hasta el Partido Acción Nacional aprobó en su momento. El montaje de Fox en el “comes y te vas” y la mala planeación de la Estela de Luz con Felipe Calderón.

¿Qué más tenemos? Montajes en la “gran seguridad” de la Ciudad de México en el sexenio foxista con López Obrador; la falsa guerra contra el narcotráfico de García Luna; el caso Florence-Cassez que nadie ha aclarado si sí eran secuestradores o no y el casamiento de Peña Nieto con “La Gaviota”. La Ley de Herodes está inmiscuida en todos los partidos, tanto los panistas como priistas, perredistas, petistas, emecistas, pesistas y morenistas lo han hecho en sus vidas políticas.

¿Más? El Partido del Trabajo fue siempre satélite de la izquierda, si consideramos que la izquierda fue también Salinas de Gortari adelante, se lo creo a quién me lo diga. Que los tecnócratas no están en MORENA, cabe resaltar que Antonio Attolini, Mario Delgado, Zoé Robledo y Gabriela Cuevas (de hecho Cuevas se acaba de titular el año pasado de la licenciatura en Ciencia Política) son del ITAM. El partido del presidente ya es parte de la esencia itammita.

Digan lo que digan, los montajes siempre estarán a la orden del día, tal como el del candidato del Partido Encuentro Solidario en Ciudad Juárez que salió de un ataúd en su primer día de campaña, ya que le dijo a sus votantes que si fallaba lo enterraran vivo, es decir, que enterraran su carrera política. El que se enterró sin la necesidad de tener a Carlos Trejo fue Alfredo Adame con sus comentarios en pro de la corrupción, de hecho el SAT, con ayuda del sobrino de Dolores Padierna, ya lo vincularon a proceso por omisiones en su domicilio fiscal. O el show del hijo de José José para tratar de obtener votos con vistas a lograr la diputación local en Azcapotzalco con el PES.

¿Montajes recientes en el sexenio? La rifa del avión que no se puede vender, el aeropuerto de Santa Lucía que ni los militares quieren, la mala actuación del ejército mexicano y la Guardia Nacional en Aguililla, Michoacán o el mismo Culiacanazo en donde el conflicto terminaría con la casi bandera blanca del presidente con María Consuelo Loera, madre del “Chapo” Guzmán. Así será como los actores podrán obtener las presidencias municipales de Ocoyoacac, Tlalpan y hasta la gubernatura de Campeche o Guerrero. ¡Que se canten las cumbias, las salsas, “Gavilán o Paloma” y se diga que es la boa!

bottom of page