Coyote Global

El acelerado declive de las relaciones sino-americanas

Alexandra López-Sánchez

22/Julio/2020

China y los Estados Unidos se enredan en un conflicto aún más complicado con descenlace desconocido.

Desde el pasado 30 de junio Estados Unidos y China han protagonizado los encabezados de los medios internacionales. Esto se dio a partir de la implementación de la Ley de Seguridad Nacional por el gobierno chino en Hong Kong para oprimir a los grupos prodemocráticos.

A partir de dicha implementación Washington ha desencadenado una serie de movimientos en contra de Pekín para dejar en claro su desaprobación ante dicha Ley. Sin embargo, China no se ha quedado de brazos cruzados.

La primera resolución del gobierno americano fue terminar con el estatus comercial de privilegio que poseía Hong Kong; y a partir de dicha decisión empezó un juego de ping pong entre ambas naciones. Como resultado el gobierno chino amenazó con imponer sanciones sobre importantes entidades americanas.

La segunda resolución por parte de la Casa Blanca fue aún más radical, tras declarar que estaba considerando revocar las visas de los miembros del Partido Comunista Chino. Como consecuencia Washington estaría afectando a 90 millones de miembros del Partido Comunista y a sus familias. Dicha decisión afectaría principalmente a los líderes empresariales más influyentes de China, ya que las personas más importantes del país pertenecen al Partido Comunista.

El tercer movimiento en contra de China fue el día de ayer cuando la policía americana acusó a dos hombres de origen chino de hackear un laboratorio de Estados Unidos que posee información acerca del desarrollo de la vacuna contra el COVID-19. También informaron que ambos hombres trabajaban para el Servicio de Inteligencia de China.

La última resolución que ha tomado Estados Unidos en contra del gigante asiático fue la orden para cesar todas las operaciones y eventos de la embajada china en Houston, Texas. No obstante, a las pocas horas los funcionarios de la embajada fueron captados quemando documentos en el patio trasero.

Finalmente, el Ministro de Relaciones Exteriores de China declaró que la orden de cerrar el consulado fue una “provocación política lanzada unilateralmente por la parte estadounidense, que viola gravemente el derecho internacional, las normas básicas que rigen las relaciones internacionales y el acuerdo bilateral entre China y Estados Unidos”. También convocó a que retiren su resolución, puesto que de lo contrario Pekín se verá obligado a tomar las “reacciones legítimas necesarias”.

No es claro el por qué de las decisiones de Washington, pero lo que sí es claro es que en medio de la pandemia del COVID-19 no es conveniente que inicien una guerra ni económica ni política. Actualmente el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, se encuentra en reuniones con diferentes líderes europeos y disidentes exiliados de China para definir la respuesta definitiva que tomarán hacia el gobierno chino y sus acciones en contra de los derechos humanos. Es primordial estar al pendiente de las relaciones sino-americanas, debido a que este conflicto esta lejos de concluir.

Trabajos citados
Griffiths, J. (22 de 07 de 2020). China afirma que Estados Unidos le "exigió abruptamente" el cierre de su consulado en Houston. CNN Mundo.