trump_usa_impeachment_senado

Imagen de Associated Press

Coyote Global

El Senado Estadounidense: entre el impeachment y el laissez-faire

Mauricio Vázquez Medellín

14/Enero/2021

El día de ayer, en un voto de 232 votos frente a 197 la Cámara de Representantes aprobó el artículo de impeachment contra el presidente Trump donde se le acusaba de incitar a la insurrección.

El texto aprobado por la Cámara de Representantes destacaba sus acciones previas donde denunciaba un fraude electoral inexistente y ponía énfasis en su discurso del pasado 6 de enero donde afirmaba que sus simpatizantes debían pelear por detener la “farsa” que suponía la certificación de los resultados electorales. El texto también hacía mención de acontecimientos como la llamada al secretario de Estado de Georgia, donde el presidente le exigía al funcionario encontrar los votos suficientes para revertir los resultados electorales. El artículo concluía afirmando que Donald Trump constituía un riesgo a la seguridad y a la democracia norteamericana.

Un club de un solo miembro: reacción de Donald Trump ante su segundo impeachment

El cuadragésimo quinto presidente ya formaba parte de un club selecto, era sólo uno de tres presidentes contra los que se había iniciado un proceso de destitución o impeachment. Los otros dos fueron Andrew Johnson y Bill Clinton, sin embargo, el pasado miércoles dio inicio un proceso que distinguirá al actual mandatario de sus antecesores, Donald Trump se convirtió en el primer presidente en verse involucrado dos veces en un proceso de impeachment. Durante su primer proceso de impeachment, hace poco más de un año el todavía presidente fue imputado con abuso de poder y obstrucción del Congreso. Estos cargos fueron desestimados en una votación de 47-53 durante febrero del 2020. Para que procediera con el impeachment era necesario un voto a favor de 2/3.

Al darse a conocer el resultado de la votación sobre el artículo de impeachment en la Cámara de Representantes, el presidente Trump emitió un vídeo a través de la plataforma de la Casa Blanca donde tomó distancia de los manifestantes que asaltaron el Capitolio la semana pasada y a su vez condenó las acciones de este grupo. En su vídeo el mandatario hizo un llamado a respetar la ley y el orden, además de invitar a los americanos a dejar a un lado sus diferencias y encontrar lugares de acuerdo común para impulsar la unidad nacional. El discurso articulado en el vídeo fue criticado por el momento en el que fue transmitido, al ser considerado incongruente con la retórica que el presidente ha mantenido con respecto a los acontecimientos de la semana pasada. De igual manera se prevé que el mensaje del presidente sea utilizado por sus abogados de Trump para montar su defensa en el juicio de impeachment.

¿Confirmación de Gabinete y Juicio de Impeachment al mismo tiempo?

El proceso de destitución deberá pasar al Senado, cuyas sesiones actualmente se encuentran suspendidas y se prevé que sean reanudadas hasta el 19 de enero, un día antes de la inauguración del Presidente Electo Joe Biden. Es relevante notar que a pesar de tomar protesta como presidente, Biden contará con un gabinete limitado, dado que sus propuestas para secretario de Seguridad Nacional, Defensa, Relaciones Exteriores y Departamento del Tesoro todavía deben pasar sus procesos de confirmación por la Cámara Alta del Congreso Estadounidense.

Ajeno al capital político que se necesita para conformar los 2/3 necesarios para proceder con el impeachment, el proceso arroja un marco de complicaciones logísticas que se estima sean un impedimento mayor. La necesidad del presidente Biden por tener a su equipo de trabajo confirmado y el procedimiento del impeachment suponen dos instancias de la misma importancia entre las que el Senado deberá dividir esfuerzos. Ante esto, se ha discutido la opción de dividir las sesiones de la Cámara para discutir cada asunto durante medio día de sesiones respectivamente. A pesar de esto, el tiempo restante de la presente administración indica que el Senado enfrentará el dilema de proseguir los cargos imputados o aplicar la filosofía de “Laissez-Faire”, dejando al presidente hacer y dejando pasar sus faltas, sin embargo, lo que ha quedado claro es que no habrá más novedades del juicio en el Senado hasta después de la toma de protesta de Joe Biden.

Pendiendo de un hilo: el futuro político de Donald Trump

Aparentemente, los tiempos impiden destituir formalmente a Donald Trump como presidente, sin embargo, de continuidad al proceso estaríamos viendo una situación sin precedentes donde se llevaría a cabo un juicio político en contra de un ex funcionario público. Ante los cargos imputados el Senado podría resolver el caso al prohibir que Trump pueda volver a participar en cualquier elección por un puesto público. Al igual que el impeachment, cualquier condena que busque adjudicar el Senado, actualmente conformado por 50 republicanos y 50 demócratas, deberá ser aprobada por 2/3 de los miembros, la resolución que termine por dictar el Senado es inapelable. La presidencia de Donald Trump fue salvada por la campana, pero su futuro político pende de un hilo.

Contrario a las voces en la Cámara de Representantes, que clamaban por dejar atrás el proceso de impeachment, el líder de la bancada republicana en el Senado, Mitch McConnell ha mostrado ambivalencia sobre el proceso, comentando que esperará para escuchar los argumentos y la evidencia presentada ante el Senado para definir su voto. A estas intenciones se suman al menos dos senadores republicanos quienes han manifestado su apoyo a proseguir los cargos contra Donald Trump.