top of page
Cienfuegos_Lozoya_AMLO_FGR_libre.jpg

Imagen de Twitter

Nacional

El Padrino exonerado

Miguel Velázquez

15/Enero/2021

El general Salvador Cienfuegos es exonerado, aunque su posible juicio se había presentado como una prueba inequívoca de que en México se haría justicia contra la corrupción del pasado.

El día de ayer se dió a conocer que la Fiscalía General de la República exoneró al ex Secretario de Defensa de los cargos de narcotráfico y lavado de dinero que le fueron impuestos en Estados Unidos. De acuerdo a la Fiscalía, El Padrino nunca se reunió con miembros de la delincuencia organizada, por tanto, no hay motivos para establecer un proceso en su contra. Adicionalmente, esta mañana el Presidente López acusó a la DEA de Estados Unidos de fabricar los cargos y realizar la detención sólo por motivos electorales, en una nueva confrontación con la estrategia de seguridad conjunta entre ambos países.

Pero, ¿realmente es un problema la exoneración? La respuesta es que no. Desde la detención sorpresiva del general no quedó del todo claro cuál era el hilo de investigación que había llevado al hecho. En el contexto de la carrera presidencial de EEUU parecía más una maniobra de propaganda electoral que una investigación fundada. La sospecha aumentó cuando la DEA retiró los cargos y extraditó al general a México después de las elecciones, lo que dejó la sensación de que el caso ya no era útil. Era muy probable que no hubieran cargos que perseguir, pero en ese caso la única forma de aclarar por completo la situación hubiera sido llevando a término el proceso para tener una investigación y un deslinde completo.

El problema es que los representantes del régimen de AMLO trataron la detención de Cienfuegos como un acto histórico del gobierno de la 4T, incluso declarando que gracias a la intervención de AMLO había sido posible la detención. El propio Canciller, Marcelo Ebrard, declaró que haber presionado a EEUU para liberar al general y no juzgarlo en México sería un error.

Un día después del retorno de Cienfuegos a México el Canciller declaró: “Para México no existe el escenario de impunidad, sería muy costoso para México haber optado por tener esta conversación con Estados Unidos, lograr que se desestime por primera vez en la historia los cargos contra un ex secretario, en este caso, de la Defensa, que sea retornado a México y luego no hacer nada. Yo ya sería casi suicida, para eso mejor no decimos nada, que se quede allá”.


Finalmente ocurrió, El Padrino no se quedó allá y no será juzgado aquí. No es la primera exoneración del sexenio, pasando por Elba Esther Gordillo, las fallidas investigaciones de la Secretaría de la Función Pública sobre las casas de Bartlett y John Ackerman, la liberación de Ovidio y los gestos amistosos hacia Joaquín “El Chapo” Guzmán.

A todo esto, ¿qué será de Emilio Lozoya? ¿Y los juicios contra los ex presidentes?

bottom of page