dalia_sigue_aqui_cortometraje_violencia_delincuencia_organizada

Frame de Dalia sigue aquí / Imagen: Tec Review

Cine

Dalia sigue aquí: cortometraje que alza la voz por las víctimas de la delincuencia organizada

Gustavo A. Romero

8/Febrero/2021

El cortometraje Dalia sigue, aquí (2019), que busca ser nominado a los premios Oscar 2021, alza la voz por las víctimas de la delincuencia organizada siendo un relato de aquellos que no han sido olvidados.

La violencia, generada en mayor parte por los cárteles y grupos delictivos organizados, ha permeado al país de asesinatos, secuestros, extorsiones y actos de represión que, si bien indignan y hacen plantearnos la situación del país, dejan en evidencia la poca efectividad y capacidad del gobierno para solucionar problemas de esta índole. Tan solo en el dos mil diecinueve, que se posicionó como el año más violento en la historia contemporánea de México, hubieron más de treinta mil asesinatos y alrededor de treinta siete mil desaparecidos. Una situación que se ve lejos de terminar y que con el nulo apoyo de las autoridades desemboca en la creación de grupos de autodefensa y colectivos de búsqueda de personas desaparecidas conformados por familiares de víctimas y comunidades allegadas. Hacer justicia por mano propia es la premisa. Si el gobierno no me da respuestas, entonces yo las encontraré.

Después de haber ganado el Ariel a mejor cortometraje animado y estar buscando un lugar para los premios Oscar de abril del 2021, Dalia sigue, aquí (2019); dirigido por la directora y animadora Nuria Menchaca, sigue la historia de una niña, no mayor a 10 años, llamada Dalia quien se encuentra en la búsqueda de su padre. En el proceso descubre que ella es la que realmente está perdida y que, tanto padre e hija, solo tendrán paz hasta encontrarse.

dalia_sigue_aqui_cortometraje_violencia_delincuencia_organizada

Realización de Dalia sigue aquí / Imagen de Pie de Página

Desde un principio somos conscientes que el tema central del cortometraje es la violencia. La cita de la periodista Cecilia Guerrero “¿Y si el infinito no es allá, lejos, en algún espacio sin fondo, sino aquí, en esta fosa bajo mis pies?”, hace referencia a las fosas clandestinas que día a día son encontradas. Inmediatamente, se nos presenta que la imagen está hecha sobre fragmentos de periódicos, la historia estaba escrita sobre diversos hechos políticos y sociales. Los cuadros empiezan a correr y nos adentramos en el mundo de Delia. La primera escena muestra a dos adultos encontrando una fosa, la cual desprende el aroma de un cadáver, que se manifiesta como una representación de la víctima, solo para confirmar que ahí yacía alguien. Planos en primera persona y una cámara que se mueve al ritmo de la niña, yendo y viniendo en sus recuerdos, descubre que, tanto padre e hija, fueron víctimas de la delincuencia organizada. La cámara nos hace ver lo que Dalia no, a familias buscando y encontrando cuerpos y víctimas que son liberados para que ellos encuentren su camino.

dalia_sigue_aqui_cortometraje_violencia_delincuencia_organizada

Frame de Dalia sigue aquí / Imagen de Yosoitú

El proyecto se levanta como una representación de situaciones que viven algunos estados como Guerrero, Jalisco o Michoacán en donde los constantes enfrentamientos entre carteles rebasan al poder federal. Como consecuencia la vida de los niños, jóvenes y adultos se ve trastornada; para algunos su nuevo trabajo es defender a la comunidad donde residen y encontrar respuestas sobre el paradero de sus familiares. Buscan justicia y verdad.