top of page
vacunación_méxico_covid19

Unidad de vacunación

Nacional, Opinión, Covid-19

Crónicas de la vacunación

Ángel Enrique Dupuy

02/Abril/2021

¿Cómo es el proceso de vacunación para los adultos mayores en Coyoacán? Aquí te contamos lo que pasa tras bambalinas en los centros de vacunación.

Son las 8:30 de la mañana, Martha llega a la casa, toma un pequeño aperitivo y nos dirigimos a la sede de vacunación ubicada en el Centro de Estudios Superiores en Ciencias de la Salud de la Secretaría de Marina Armada de México, por allá en La Virgen, Coyoacán. Eran las 8:50 y la fila de carros estaba hasta el Zoológico de Los Coyotes, todos en doble fila, pero en donde cada transeúnte, policía de tránsito y familiares de los inoculados respetaban el ascenso y descenso de los adultos mayores.

Bajamos a Martha en su silla de ruedas y nos dirigimos a la sección de atención prioritaria. Los chalecos verdes ayudaban a todas las personas a encontrar su lugar de estadía para ser recibidos y los Servidores de la Nación solo se acercaban a las personas que estaban desorientadas. Los “apuestos marinos”, como le dirían los adultos mayores a los cabos y médicos militares que los recibían en la entrada, pedían que sus documentos estuvieran en orden, ya que en caso de no traer la credencial del INE o del INAPAM era importante que trajeran un comprobante de domicilio que estuviera a su nombre para probar que fueran de la alcaldía correspondiente.

Sí había fila, pero el tiempo de espera en la misma era de mínimo 10 a máximo 15 minutos, había carpas para las personas de atención prioritaria y, de la misma forma, la fila para los adultos mayores que no necesitaban atenciones especiales era de entre 10 a 25 minutos máximo. Después del primer control de documentos, algunos chalecos cafés te guiaban a la zona de registros en donde les tomaban los datos; a Martha se los tomaron rápido, sin ninguna complicación y tampoco le pidieron el voto, es falso que actualmente utilicen la credencial para votar para coaccionar a las personas a recibir o no la vacuna, o mínimo en la sede de la Marina en Coyoacán no pasó así.

Transcurrieron alrededor de 10 minutos para que a Martha la acercaran al módulo de vacunación con las enfermeras y los marinos, le enseñaron que su dosis venía empaquetada, la fecha de caducidad y la jeringa que iban a usar en ella. Martha logró observar todo el procedimiento, desde cómo sacaban la aguja hasta que en verdad el líquido que contendría la misma fuera de la dosis de Pfizer-BioNtech. Sintió un leve piquetito y le dieron su cuadrito con alcohol para que la sangre parara. La pasaron al módulo de observación durante 30 minutos y ahí le dieron una pequeña historieta.

Sí, una historieta del caricaturista “El Fisgón”, aliado de López Obrador y de la Cuarta Transformación, que explicaba el por qué no debemos consumir comida chatarra, el por qué los cerdos capitalistas están en la industria de la comida procesada y el por qué los problemas de salud como la diabetes se vuelven problemas económicos para el país.

 vacunación_méxico_covid19

historieta de “El Fisgón” para los adultos mayores vacunados en Coyoacán.

Cabe resaltar que la narrativa de la historieta empieza en la escuela “Mártires de la economía” haciendo alusión al neoliberalismo que supuestamente ya no existe en el país. Es una buena forma de dar a conocer los proyectos de la Cuarta Transformación evadiendo la veda electoral impuesta por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ya que no es una promoción de MORENA ni en específico del Gobierno de México, pero la misma historieta contiene el pensamiento promovido por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Esta tira gráfica se la dieron a Martha los servidores de la nación.

¿Promoción verídica del voto para el 6 de junio? Probable.

Finalmente, esta historia fue contada por la propia Martha el 30 de marzo de este año y falta saber qué será lo que pasará en 20 días, cuando el gobierno de la Ciudad de México y la alcaldía Coyoacán anuncien la segunda dosis para los adultos mayores. ¿Aparecerá de nuevo el mártir de la economía?

bottom of page