Imagen de behindthesteelcurtain.com

Deportes

Campanada en Heinz Field

Héctor González

11/Enero/2021

El conjunto de los Steelers fue sorprendido por el equipo de los Browns en un juego donde Big Ben lanzó para 501 yardas.

El fin de semana de los juegos de comodín de la NFL parecía que iba a terminar de acuerdo a los pronósticos de los analistas. Antes del último juego del fin de semana, la “mayor sorpresa” había sido la victoria de los Rams sobre los Seattle Seahawks. Esto no era algo que pareciera improbable, todo indicaba que los Steelers pasarían sin tantas complicaciones sobre el equipo de los Browns, pero esto estuvo lejos de ocurrir.

El equipo de los Acereros salió desenchufado al partido, ya que, en la primera jugada del partido, el balón techó al QB de Pittsburgh, Ben Roethlisberger, debido a un mal centro, esto llevó a que el balón entrara en la zona de anotación y fuera tomado por un defensivo de Cleveland. A partir de ese momento, los Steelers no pudieron reponerse del golpe anímico de esa jugada, al acabar el primer cuarto el equipo iba abajo por un marcador de 28-0 con dos intercepciones al Big Ben. Pero no toda la culpa se le puede atribuir a la ofensiva, debido a que la defensiva permitió 3 anotaciones por aire y 2 por tierra. Y por si esto no fuera suficiente, cuando los Steelers tenían el momento del partido al iniciar la segunda mitad, al haber anotado 00 sin respuesta y haber convertido una 4 y gol en la yarda 5 en anotación, el coach Mike Tomlin, decidió no jugársela en una 4 y 1 cerca de medio campo Esto llevó a que en la siguiente serie de Cleveland pusieran 7 puntos más en su cuenta.

Pero, ¿en realidad Pittsburgh tenía oportunidades reales de llegar lejos? La respuesta a esta pregunta es que no tenían grandes posibilidades de llegar al Super Bowl, ya que, si hacemos un análisis de su temporada y de cómo cerraron la misma, encontramos varios factores no muy alentadores. Durante una parte de la temporada, el equipo llegó a estar con un récord invicto de 11-0, pero durante esos 11 partidos, realmente fueron pocos los que pudieron ganar siendo claramente superiores, el equipo fue perdiendo impulso conforme transcurría la temporada, a tal punto que llegaron a hilar 3 derrotas consecutivas, contra Washington, Bills y Bengals.

Esperemos que este equipo pueda renovarse para la siguiente temporada y al fin puedan llegar a un Super Bowl.