Pandemia_Covid-19_DanyBoon_Cinefrances_Netflix

Fotograma de Calle de la Humanidad, 8 / Imagen de Netflix

Entretenimiento

Calle de la Humanidad, 8: Una comedia surreal derivada de la pandemia por COVID-19

Tristán Nazar

26 de octubre de 2021

Esta cinta francesa muestra un retrato sentimental de lo que la pandemia por Covid-19 le hizo al hombre moderno.

Este 2021 se estrenó en Netflix la cinta “8 Rue de l’Humanité” o “Calle de la Humanidad, 8”; dirigida y protagonizada por el actor frances Dany Boon, mismo que ha participado en cintas como “Bienvenidos al norte” (2009), “Nada que declarar” (2011), “Cena de Amigos” (2011) o “Llévame a la Luna” (2013).

Esta nueva película retrata la vida de un bloque de apartamentos parisino, donde la pandemia ha hecho estragos en su vida diaria. Los vecinos, tratando de sobrellevar el encierro en sus departamentos, tienen que tratar con vecinos problemáticos, desventuras del día a día y con un virus mortal a comienzos de la pandemia.

Pandemia_Covid-19_DanyBoon_Cinefrances_Netflix

Martin Becquart (Dany Boon) yendo de compras en la cinta Calle de la Humanidad, 8 / Imagen de Netflix

“Calle de la Humanidad, 8” ha triunfado en la plataforma de Netflix en Francia, siendo un referente a nivel global de cómo se ha vivido el confinamiento de una forma satírica.

Como retrato sentimental de una vida con pandemia, Dany Boom logra plasmar todo aquel estereotipo surgido de la pandemia, desde los negocios que lamentablemente tuvieron que cerrar, aquel comprador compulsivo de amazon, los hipocondriacos de pandemia, hasta el crecimiento de redes sociales dentro de la vida diaria.

Pandemia_Covid-19_DanyBoon_Cinefrances_Netflix

Familia aplaudiendo esfuerzo de médicos y bomberos en la cinta Calle de la Humanidad, 8 / Imagen de Netflix

La cinta ha sido aclamada por lo grandiosa que es esta cinta derivada del tema central que envuelve esta historia, siendo la pandemia un tópico común con el cual las personas se pueden identificar.

Pero, ¿Vale la pena ver Calle de la Humanidad, 8?

Sí, pues esta cinta crea una imagen pasada de lo que se vivía con la incertidumbre y miedo al principio de la pandemia. Crea interesantemente un microuniverso dentro de este complejo de departamentos, donde no se puede imaginar que exista un mundo más vasto, cosa que ha pasado innumerables veces dentro de la vida cotidiana en el confinamiento.

Aquel comedor, sala o baño se convierte en un destino al cual visitar y salir al exterior corresponde a salir de viaje. Dany Boom crea una experiencia “sentimental” en lo que refiere a la empatía que se crea con cada personaje y da vida a una de las historias más bellas en lo que a pandemia se refiere.

La cinta toca el corazón y crea un lazo emocional al llegar a vivir las mismas experiencias del público.