ausencia_pérdida_autoconocimiento_relaciones

¿Cómo vivir con la ausencia? / Imágen de La Vanguardia

Bienestar

Cómo lidiar con la ausencia

Paola Marcial

12/Abril/2021

Estar lejos de alguien a quien estabas acostumbrada es conocerte a ti misma en nuevas situaciones y eso nunca será pérdida.

Nuestra vida está compuesta por un montón de aspectos a nuestro alrededor: familia, amigas y amigos, estudios, trabajo, pasatiempos, pareja, miedos, responsabilidades e infinidad de cosas más. Todas ocupan un lugar y usaré una analogía que mi psicóloga usó conmigo: la vida es un librero y cada libro es un aspecto de la vida. El librero tiene suficiente espacio para que cada libro ocupe un lugar.

Ahora bien, que haya suficiente espacio no significa que cada rincón deba estar ocupado y lleno. A veces tenemos la idea de que debemos tener todo y sólo entonces estaremos completas, sólo entonces nos sentiremos felices, pero no es así. Nosotras ya somos completas. Y aunque no para siempre, nos podemos sentir felices.

Perder a alguien que estuvo en nuestra vida es muy difícil porque con ella se van todos los significados que le depositamos para que nos fuera tan especial y muchas veces no somos conscientes de qué tanto representaba esa persona, qué necesidades nos satisfacía o incluso cómo influía su presencia en nuestra relación con nosotras mismas.

Es por eso que, una de las principales cosas para aprender a vivir con su ausencia es identificar todos esos detalles en los que algo cambia si esa persona no está, por ejemplo: si solías tener problemas en casa, para evitarlos esa persona salía contigo y te distraía; o si estabas triste y no sabías por qué, le llamabas a esa persona y te concentrabas en las emociones placenteras que te causaba su voz. Sin ella, estas situaciones podrían ser un tanto más abrumadoras, pero también serían una importante área de oportunidad para para aprender a solucionar las cosas de otras maneras, con otros recursos, desarrollar otras capacidades, mirar más allá y más dentro de ti, y eso es crecer.

ausencia_pérdida_autoconocimiento_relaciones

Imagen de MobyDec

Estar lejos de alguien a quien estabas acostumbrada es conocerte a ti misma en nuevas situaciones y eso nunca será pérdida.

Ya sea una pareja, una amistad o un familiar, el espacio vacío que deja el libro puede ser muy angustiante, probablemente nos dará nostalgia ver cómo hay menos polvo donde antes estuvo ese libro, el espacio vacío nos saltará a la vista. Sólo debemos recordar que no necesariamente tiene que estar lleno, podemos limpiarlo, poner una planta, un peluche, una pieza de artesanía, otro libro o simplemente dejarlo libre y aguantar la angustia.

Perder a alguien siempre será ganancia, si sabemos que una ausencia no se esfuma, sino que ocupa un lugar. No nos falta nada ni nadie, más bien tenemos una ausencia que integrar a nuestra vida.