Un niño sirio en su bicicleta observa un convoy de vehículos blindados estadounidenses /Fuente:AFP

Coyote Global

Aviones de guerra estadounidenses atacan a las milicias respaldadas por Irán en Irak y Siria

Nicole Huerta Herbosch

05 de Julio de 2021

El domingo 27 de junio Estados Unidos dijo que llevó a cabo otra ronda de ataques aéreos contra las milicias respaldadas por Irán en Irak y Siria, esta vez en respuesta a los ataques con drones de las milicias contra el personal y las instalaciones estadounidenses en Irak.

En un comunicado, el ejército estadounidense dijo que había atacado instalaciones operativas y de almacenamiento de armas en dos lugares de Siria y en uno de Irak. Al menos cinco milicianos pro iraníes perdieron la vida en los recientes ataques aéreos de Estados Unidos, en la frontera entre Irak y Siria, en represalia por las acciones contra sus soldados y centros logísticos en Irak.

Las milicias iraquíes afines a Irán nombraron en un comunicado a cuatro miembros de la facción Kataib Sayyed al-Shuhada que, según dijeron, murieron en el ataque en la frontera entre Siria e Irak. Prometieron tomar represalias.

Los ataques se produjeron bajo la dirección del presidente Joe Biden, que es la segunda vez que ordena ataques de represalia contra las milicias respaldadas por Irán desde que asumió el cargo hace cinco meses. La última vez que Biden ordenó ataques limitados en Siria fue en febrero, en respuesta a los ataques con cohetes en Irak.

"Como se ha demostrado con los ataques de esta noche, el presidente Biden ha sido claro en que actuará para proteger al personal estadounidense", dijo el Pentágono en un comunicado.

Los ataques se produjeron incluso cuando la administración de Biden está buscando la posibilidad de revivir el acuerdo nuclear de 2015 con Irán. La decisión de tomar represalias parece mostrar cómo Biden pretende compartimentar esos ataques defensivos, al tiempo que se compromete con Teherán en la diplomacia.

Los críticos de Biden dicen que no se puede confiar en Irán y señalan los ataques con drones como una prueba más de que Irán y sus apoderados nunca aceptarán una presencia militar estadounidense en Irak o Siria.

Irán pidió a Estados Unidos que evitará "crear crisis" en la región.

"Ciertamente, lo que está haciendo Estados Unidos está perturbando la seguridad en la región, y una de las víctimas de esta perturbación será Estados Unidos", dijo el lunes el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Saeed Khatibzadeh.

En una aparente indicación de que Bagdad está decidida a evitar verse envuelta en una escalada entre Estados Unidos e Irán, el ejército iraquí emitió una rara condena de los ataques estadounidenses. Los ejércitos iraquí y estadounidense siguen coordinando estrechamente en una batalla separada en Irak, luchando contra los remanentes del grupo extremista suní Estado Islámico.

Biden y la Casa Blanca declinaron hacer comentarios sobre los ataques el domingo. Pero Biden se reunirá con el presidente saliente de Israel, Reuven Rivlin, en la Casa Blanca el lunes para una amplia discusión que incluirá a Irán y los esfuerzos de Estados Unidos para volver a entrar en el acuerdo nuclear con Irán. Estos esfuerzos han suscitado una gran preocupación en Israel, el archienemigo de Irán.

Funcionarios estadounidenses creen que Irán está detrás de un aumento de los ataques con drones cada vez más sofisticados y de los disparos periódicos de cohetes contra el personal y las instalaciones de Estados Unidos en Irak, donde el ejército estadounidense ha estado ayudando a Bagdad a combatir los restos del Estado Islámico.

Dos funcionarios estadounidenses, que hablaron con Reuters bajo condición de anonimato, dijeron que las milicias respaldadas por Irán llevaron a cabo al menos cinco ataques con drones contra instalaciones utilizadas por el personal estadounidense y de la coalición en Irak desde abril.

El Pentágono dijo que las instalaciones atacadas eran utilizadas por las milicias respaldadas por Irán, como Kataib Hezbollah y Kataib Sayyid al-Shuhada.

Una de las instalaciones atacadas se utilizaba para lanzar y recuperar los aviones no tripulados, dijo un funcionario de defensa.

Las fuerzas armadas estadounidenses llevaron a cabo ataques con aviones F-15 y F-16, según las autoridades, y añadieron que los pilotos regresaron sanos y salvos de la misión.

"Evaluamos que cada uno de los ataques ha alcanzado los objetivos previstos", dijo uno de los funcionarios a Reuters.

El gobierno de Irak se esfuerza por hacer frente a las milicias ideológicamente alineadas con Irán, a las que se acusa de disparar cohetes contra las fuerzas estadounidenses y de participar en la matanza de activistas pacíficos a favor de la democracia.

A principios de junio, Irak puso en libertad al comandante de la milicia alineada con Irán Qasim Muslih, detenido en mayo por cargos relacionados con el terrorismo, después de que las autoridades no encontraran pruebas suficientes contra él.