Fuente: Freepik

Coyote Fashion

Alternativas para peinar tu cabello

Paola Mondragón

16 de Junio de 2021

Si estás buscando un cambio de look o quieres explorar más opciones para domar esa salvaje cabellera sin dañarla, te dejamos algunas ideas que pueden servirte.

Tubos
Si creías que eran para las abuelitas, te equivocas. Los hay en distintos formatos: con calor, de esponja o los tradicionales de plástico o velcro. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas, así como distintas formas de uso.

Los de calor solo puedes usarlos con el cabello seco y es básicamente lo mismo que pasarte una tenaza o curling iron. Los de esponja son geniales para dormir con ellos, ya que se siente muy poco que los traes puestos. La ventaja de hacer eso es que despertarás básicamente peinada sin haber usado calor en tu cabello. La idea es que tomes un baño, esperes a que tu melena se seque un poco, es decir, que no esté empapada, y te los pongas para que la figura de los tubos le den forma a cada mechón al secarse naturalmente.

El mismo proceso aplica para los de velcro o plástico, la única diferencia es que dudamos que puedas dormir con ellos. En especial si no tienes el sueño muy pesado, así que, si tienes unas 5 horas antes de salir, no es tan mala esta opción. Sin embargo, el material del que están fabricados facilita que, si en la hora 3 tienes mucha prisa, pasar la secadora por toda tu cabeza, los tubos se calientan y se termine de secar y peinar tu cabello.

Otro tip que podemos darte es que si tienes flequillo y no lo quieres maltratar, experimentes con un tubo o dos de plástico o velcro. Se secará muy rápido, pues es la parte más corta de todo tu peinado. Al retirarlo, le pasas el peine o cepillo si no te gusta con mucho volumen, y ya tienes un flequillo increíble. Lo bueno de los tubos, es que hay para todos. Si eres lacia y te gustaría rizar tu cabello, podrías comprar tubos muy delgados.

Si solo quieres ondas, puedes optar por unos medianos. Y lo mejor es que si eres china y quieres alisar un poco tu cabello, hay unos jumbo que harán el trabajo por ti. Incluso los de tamaño mediano te harán ver más lacia y peinada. Hay muchas formas de aplicarlos y hay muchos tutoriales. Nosotros te recomendamos que dividas tu cabello en tres secciones a lo largo y que siempre enrolles tu cabello en sentido contrario a tu cara. Te dará un look de Farah Fawcett increíble.

Tubos para el cabello / Fuente: Freepik


Revlon One Step
Según la mayoría de los estilistas, un blowdry es menos dañino para tu cabello que pasarte la plancha o tenaza. Esto porque tienes más control de la temperatura y el calor solo toca una parte de tu cabello. Además es bastante práctico conforme ganas experiencia, ya que secas tu cabello al mismo tiempo de peinarlo sin tener que esperar y hacer todo por partes. El Revlon One Step es un secador de cabello + un cepillo. Esto implica que no necesitas dos manos para hacerte un blowdry. Su diseño de cerdas y la cerámica del barril, distribuyen mejor el calor y los aceites naturales de tu cabello, reduciendo el daño y la resequedad. Es fácil y rápido de usar.

Revlon One Step / Fuente: Pinterest


Enchinador de seda
Todo empezó con un Tik Tok en el que aconsejaban enredar tu cabello alrededor de la cinta de una bata de dormir o calcetas largas, para amanecer con ondas de sirena de un día a otro. Fue entonces que nacieron estos tubitos con el mismo fin que, incluso suelen incluir un par de scrunchies para asegurarlo. Si quieres un look más natural y te bañas en las noches, esta es la mejor opción. Dormirás tranquila sin hacerle tanto daño a tu cabello.

Rizador de seda / Fuente: New York Magazine


Curly hair routine
Si estas orgullosa de tus rizos pero tu cabello es muy reseco, podrías seguir la “Rutina de la chica con rizos” o “Curly Hair Routine”. Hay bastantes tutoriales en Youtube al respecto, pero en resumen, esta opción es más un estilo de vida que consta de cambiar tus productos para el cabello y hacer co-washing. Esto último se refiere a “lavarse la cabeza solo con acondicionador”.

No todos los shampoos están hechos para aportar a tu cabello la hidratación necesaria que resulta en elasticidad para tu cabello. Los rizos necesitan más humectación que el cabello liso, así que al no ponerte shampoo o usar gorra de cabello más seguido, estas protegiendo a tu cabello chino de resecarse.

Te recomendamos que investigues mejor qué productos que forman parte de esta rutina son más accesibles para ti y que, si te animas a informarte más sobre en qué orden y qué días de la semana aplicar los productos, experimentes un poco, puesto que el cuero cabelludo de todos es distinto, así como el estilo de vida y puede que necesites alterar esta rutina. La idea de esta opción es que ya “no tengas que peinarte”, más que si quieres agarrarte el cabello o alaciar ocasionalmente.

Curly Girl Method / Fuente: Lauren with the Red Hair


French twist
Si no tienes mucho tiempo de peinarte pero quieres simular que sí, te recomendamos que en vez de hacerte una cola de caballo clásica o un chongo, te hagas un clásico french twist. Dependiendo del largo de tu cabello solo necesitarás algunos pasadores y un cepillo. Hay muchos tutoriales en Youtube y habiendo hecho esto una vez, descubrirás lo sencillo que es.

Jennifer Aniston luciendo un French twist / Fuente: Hoy Estoy Sembrada