Coyote Global

Alexei Navalny: El nombre de la oposición en Rusia

Mauricio Vázquez Medellín

6/Febrero/2021

El líder de la oposición al gobierno de Putin, Alexei Navalny, fue detenido y sentenciado a dos años de cárcel el 2 de febrero de 2020. Esto a casi un mes de regresar a Rusia después de un intento de asesinato con el químico Novichok.

El pasado 17 de enero Alexei Navalny regresó a su tierra natal después de un periodo de varios meses en Alemania a consecuencia de la rehabilitación que estaba llevando a cabo después de su envenenamiento con el químico Novichok en agosto del año pasado. El controvertido Novichok, corresponde a una familia de agentes nerviosos desarrollados por la Unión Soviética durante las décadas de 1970 y 1980. Su existencia recobró atención en 2018 cuando fue empleado en un intento de asesinato contra el ex agente de inteligencia ruso Sergei Skripal quien residía en Salisbury en el Reino Unido. Los acontecimientos suscitarían una crisis diplomática entre el Reino Unido y Rusia.

Al llegar a Moscú, Navalny fue detenido por las autoridades bajo los cargos de incumplir con su libertad condicional. La recepción que enfrentó es propia de lo que representa su figura, uno de los opositores que ha sido crítico de manera sistemática del régimen encabezado por Vladimir Putin. El Kremlin ha negado cualquier relación en el atentado contra Navalny, sin embargo, Putin ha acusado al opositor de estar bajo influencia norteamericana y admitió que por esta razón han tenido a Navalny “bajo observación”.

Durante la semana pasada Navalny fue llevado a juicio y el 2 de febrero fue declarado culpable. La condena que se le impuso al opositor fue de 3 años y medio bajo los cargos de haber faltado a sus citas de libertad condicional, de los que sólo deberá cumplir 2 años y medio dado que Navalny ya ha realizado un año de arresto domiciliario. Su liberación está proyectada para octubre de 2023, poco menos de 6 meses previo de la próxima elección presidencial en Rusia.

De igual manera, el arresto y condena de Navalny han despertado numerosas reacciones entre toda la sociedad civil rusa, encendiendo protestas a lo largo de todo el territorio ruso, todas desarticuladas por el aparato policial del estado. Organizaciones no gubernamentales estimaron que las protestas han arrojado alrededor de 10 mil manifestantes detenidos por las autoridades rusas. De igual manera, las reacciones de mandatarios extranjeros no se han hecho esperar y todos han expresado preocupación por la situación del opositor. También han exhortado al gobierno de Putin a tomar cartas en el asunto para asegurar una rápida liberación.