Fuente:Getty Images.

Coyote Global

Alex Saab: pieza clave para el futuro de Venezuela

Nicole Huerta Herbosch

22 de Octubre de 2021

Las autoridades de Cabo Verde extraditaron a Estados Unidos a Alex Saab, presunto testaferro de Maduro acusado por Washington de blanquear 295 millones de euros para pagar corruptelas del mandatario a través del sistema financiero estadounidense.

El empresario colombiano Alex Saab fue extraditado este sábado a EE. UU. desde Cabo Verde. Allí estaba detenido desde junio de 2020 acusado de lavado de dinero y de manejar presuntamente un entramado de corrupción en Venezuela.

Según revelaron las investigaciones del periodista venezolano Roberto Denis, el gobierno de Venezuela le habría entregado a Saab contratos de cientos de millones de dólares para ventas de alimentos, obras públicas y viviendas mientras el país atravesaba una de las peores crisis de su historia. Según las investigaciones, Saab habría iniciado sus actividades con el palacio de Miraflores en 2011, pero había negado sus vínculos con Nicolás Maduro.

A partir de la de detención, Alex Saab se convierte en una especie de causa política hasta el punto de que seis meses después de la detención, en diciembre del 2020, Nicolás Maduro lo nombra embajador de Venezuela ante la Unión Africana buscando darle inmunidad diplomática luego de estar detenido.

Nicolás Maduro intentó impedir su extradición y exigió su presencia en la mesa de diálogo en México. Caracas tildó la extradición como un secuestro de EE. UU. en complicidad con las autoridades de Cabo Verde.

Los tres objetivos centrales de las negociaciones: levantamiento de sanciones internacionales, celebración de elecciones con garantías y ayuda humanitaria; ahora quedan en la incertidumbre. Y es que mientras el Gobierno y la oposición logran ponerse de acuerdo, los venezolanos continúan afrontando las consecuencias de una crisis política social y económica que ha dejado cerca de 55 millones de desplazados.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha acusado a Estados Unidos de darle “una puñalada mortal” al diálogo de México entre Gobierno y oposición venezolana con la extradición de Alex Saab desde Cabo Verde, acusado de ser el testaferro del líder venezolano.

“El Gobierno de Estados Unidos sabía que, secuestrando a Alex Saab, miembro de la comisión del diálogo de México, le metía una puñalada mortal a los diálogos y negociación de México (…) Estados Unidos no quiere diálogo, no quieren paz para Venezuela, no quieren democracia y avance para Venezuela”, ha criticado el presidente Maduro en un discurso.

Maduro ha defendido que la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDAO) había resuelto en dos ocasiones que Saab “era inocente y debería ser absuelto”, así como la “prohibición de su extradición”.

“Los corruptos, vendepatrias, arrastrados del presidente, primer ministro y magistrados del Tribunal Constitucional de Cabo Verde se arrastraron y no acataron la sentencia, y se lo llevaron sin orden de captura”, ha denunciado el mandatario venezolano.

Es por esto por lo que Maduro ha defendido que la situación con Saab representa “un secuestro muy grave” para el derecho internacional y ha apuntado que las instituciones venezolanas deberán acudir “a todas las instancias, con mucha fuerza, a denunciar los hechos”. “Debemos seguir nuestra batalla por la verdad y la justicia contra el imperialismo norteamericano”, ha zanjado.

Por su parte, cientos de venezolanos se manifestaron el domingo en la capital, Caracas, para protestar contra la extradición del diplomático. Varias personas que apoyan al gobierno nacional de Venezuela se manifestaron para mostrar su apoyo al empresario colombo-venezolano.