Hacker / Imagen de Hipertextual

Coyotech

Ahora los hackers te pueden espiar a través de tu luz LED

Mercedes Alverde Sampedro

25 deAgosto de 2021

Si crees que tapar la cámara de tu laptop es suficiente, te tengo una mala noticia…

A partir de este momento deberías empezar a ser más cuidadoso con lo que dices enfrente de un dispositivo electrónico. Si bien, no es una novedad que podamos ser escuchados a través de éstos, se ha descubierto una nueva manera en que los hackers escuchan conversaciones de interés a través de las luces LED de tus dispositivos. Los investigadores de seguridad de la Unidad Cibernética de la Universidad Ben-Gurion del Negev en Israel aseguran que no es necesario tener acceso físico a los micrófonos para espiar una conversación.

Los piratas cibernéticos han desarrollado un nuevo giro de una técnica militar conocida como TEMPEST, la cual consiste en un espionaje con el uso de emanaciones filtradas. Durante la Guerra Fría se utilizaban micrófonos láser para escuchar conversaciones privadas. El problema de esta técnica es que se puede detectar muy fácilmente, ya que es un ataque activo.
La nueva técnica TEMPEST que se descubrió fue nombrada Glowworm, a través de la cual se puede recuperar el sonido mediante el análisis de emanaciones ópticas del indicador de potencia LED en algún dispositivo, y es un ataque pasivo y difícil de detectar. Esta técnica se probó en altavoces inteligentes y altavoces dedicados para PC los cuales resultaron exitosos. Para poder espiar de esta manera solo es necesario un sensor electro óptico conectado a un telescopio, el cual apuntará a un LED objetivo, desde hasta más de 328 metros de distancia, para muestrear la señal óptica. Por último se recupera la señal acústica, es decir, la conversación deseada.

Pero después de toda esta información, te estarás preguntando, ¿cómo puedo reducir el riesgo de que alguien escuche mis conversaciones? Pues en realidad no es tan común que seas un target de este tipo, además de que con Glowworm solo se puede escuchar la salida de audio del altavoz, no los demás ruidos del cuarto. Además para utilizar esta técnica se necesita apuntar directamente al LED, por lo que si no sueles utilizar tus dispositivos cerca de alguna ventana, sería imposible que alguien en el exterior pudiera obtener tus conversaciones. Es por esto que no deberías de estar preocupado con el Glowworm, ya que existen maneras mucho más fáciles y eficientes de violar tu privacidad.