Componer_confianza_producir_canciones

Close up Faders. / Imagen de banana-soft.com

Música

6 Errores de vida de los que he aprendido al estudiar producción musical

Leslie Sandoval

12/Abril/2021

“Cero experiencia no significa cero potencial, esto me marcó mucho al iniciar una Carrera en la cual no tenía mucho conocimiento, poco a poco aprendí estas lecciones que ahora son una fuerte base para seguir creciendo como profesionista en la industria musical”.

1.-Confiar demasiado
Esto es muy relevante porque en la vida y la carrera vas a conocer personas que te prometen mil cosas,
no todos tus compañeros son tus amigos, al principio tendrás miles de proyectos musicales interesantes,
pero conforme pase el tiempo surgirán los descontentos entre los “amigos”, diferentes intereses,
envidias, etc.

Esto en vez de afectarme, ha servido para poder encontrar realmente el enfoque que quiero en la
producción musical, en este caso: composición. Así como darme cuenta con quién puedo contar en una
sesión de grabación o incluso la creación de una empresa. No te desanimes si llega un punto en el que
hay discusiones en cuanto a que bandas grabar, qué equipo usar, etc. Esto es normal, todos queremos
ser de los grandes en la industria de la música y qué mejor que apoyarnos los unos a los otros reforzando
las habilidades de cada uno.

Tip: Separen los asuntos personales de los profesionales siempre.

2.-No tomar en serio la Carrera.
Resulta que en un momento de la Universidad me quedé mirando a la nada y cuestionando si realmente
lo que estaba estudiando valía la pena, escuchaba comentarios como: “Deberías hacer una segunda
carrera después, eso no te va a dar mucho dinero”, “Hay potencial en ti como para desperdiciarlo en
estudiar música”. Llegó un momento en el que me aferre tanto a estos comentarios que comencé a
desmotivarme y a querer renunciar. Las clases las veía como algo absurdo y sin utilidad, al día de hoy me
arrepiento de no haberlas valorado y puesto mayor atención en ellas.

Tip: Si sientes desmotivación, haz una lista plasmando las razones por las cuáles no has dejado tu
objetivo de lado, busca el área de tu carrera que vaya acorde a lo que quieres para tu futuro y comienza a
ampliar
tus conocimientos. No dejes que nadie te limite ni quiera decidir por ti.


3.-Infravalorar mi trabajo como compositora.
Muchas veces me sentí mal por no aportar mucho a algún proyecto y es que no tenía muchos
conocimientos sobre mezcla, edición,etc, me comparaba mucho con los demás y no valoraba lo que hacía
en la composición, hasta que en un momento me rompí y entendí la importancia de mi trabajo. Aún sigo
aprendiendo, estoy consciente que me falta mucho camino por recorrer pero creo en lo que hago y confío
en que lo hago bien.

Un tip: Siempre lleguen a acuerdos en los créditos para que no tengan conflictos después.

4.- Dejar proyectos inconclusos por el miedo a no tener éxito
Siempre me pasaba, comenzaba todo con una idea y la emoción de crear, me gusta colaborar con mis
amigos y así ambos podemos contribuir al proyecto uniendo nuestras habilidades, el problema fue que
posponía mucho el avance porque tenía miedo a no poder trascender o que no fuera lo suficientemente
bueno, al final decepcioné a las personas y me encapsule en una imagen de irresponsable y poco
profesional, este es uno de los errores que más me han costado en mi avance.

Tip: Establecer metas a corto, mediano y largo plazo, definir que buscan en su canción, producción.

5.-Acelerar las producciones sin prestar atención a la calidad
Cuando grababa con mis amigos para diferentes bandas, nos concentramos mucho en grabar la mayor
cantidad de canciones en una sola sesión, esto no es nada recomendable, porque hay muchos detalles
por afinar, lo mejor es enfocarte canción por canción. Después fue todo un conflicto entregar canciones
en buena calidad por tener la prisa de publicarlas.

De igual manera, por lo mismo que me comparaba con los demás solo me concentraba en componer
líricamente y no centrarme tanto en la música, porque creía que entre más escribiera era mejor y
después llegaría la “inspiración”, sin embargo, me di de topes cuando note que mis canciones se estaban
quedando en el papel y no eran el tipo de letras que a mi me gustan.

6.-Dejarme intimidar por ver que los demás tenían más experiencia
En este último punto quiero recalcar que: no todos son buenos para lo mismo, cada persona tiene su
proceso de creación y habilidades que desarrollan en diferente momento.

Esto lo debí haber aplicado desde el principio y es que cuando comencé la carrera me sentía como un
punto y aparte porque no comprendía los temas o eran áreas completamente desconocidas para mi, me
llegué a sentir como una persona mediocre o fracasada, mientras que observaba como mis compañeros
tenían una larga trayectoria o ya sabían a qué área iban a dedicarse.
Lo que hice fue que en los primeros dos años de Universidad me dediqué a explorar casi todas las áreas
de mi carrera, hasta que encontré mi verdadera pasión y habilidad.

Tip: Nunca dejen que nadie los haga sentir menos y que se aprovechen de que saben poco o mucho
para exhibirlos.


Con esto que mencione no quiere decir que ya sepa todo respecto a la producción musical, recién voy iniciando y aún me encuentro en la universidad, pero no me gustaría que las personas sientan impotencia o que no tienen la capacidad para cursar una carrera, al contrario me gusta que se sientan felices de hacer algo que aman y que tengan un enfoque único como su existencia.