Imagen: Gobierno de la CDMX.

Cultura, Nacional

500 años de resistencia indígena se conmemoran en el “Huey Teocalli” del Centro Histórico de la CDMX

Brenda Ileana Uribe

12 de Agosto de 2021

A partir del próximo 13 de agosto, “Memoria Luminosa” se hará presente en la Maqueta Monumental del “Huey Teocalli” –o Templo Mayor– del Centro Histórico de la Ciudad de México. El espectáculo animado pretende resignificar la resistencia indígena que tuvo lugar hace 500 años en el mismo sitio donde hoy emerge dicha maqueta, con la finalidad de repensar los siglos de historia colonial que llevamos en nuestras mentes, nuestros imaginarios, los libros y documentos, y, por supuesto, nuestra memoria.

Desde la educación básica, todos hemos tenido acceso a la historia oficial de la “Conquista” y “Caída” de Tenochtitlán. Libros, discursos, artículos, y un sinfín de recursos académicos, de diversos autores, han estudiado este episodio de la historia mexicana desde un ángulo colonial, donde los europeos se hicieron presentes con grandes avances tecnológicos y tácticas de guerra que los nativos no conocían.

Sin embargo, ha llegado la hora –y el marco de los 500 años de este suceso es un buen momento– de reflexionar esa historia: ¿qué sabemos?, ¿qué nos han contado?, ¿quién nos lo ha contado? ¿por qué nos lo han contado así? Estas interrogantes no son nuevas, ya han sido analizadas con anterioridad por algunos historiadores; empero, es bueno traerlas y ponerlas al centro de la reflexión sobre nuestro pasado indígena.

Gutiérrez-Müller y Sheinbaum en el renombramiento de la antigua “Plaza de la Noche Triste” / Foto: Twitter @GobCDMX


LA CONQUISTA

Al decir conquista nos referimos… ¿a qué? Renombrar y resignificar la historia y sus maneras de contarse, nos permitirán tener una visión más objetiva. El término “Conquista” hace referencia a la batalla donde los europeos se proclaman vencedores y consolidan su ser en la antigua Tenochtitlan. Con un sistema de valores específico, creencias religiosas, cuadros de costumbres y toda una compleja pero bien construida forma de habitar el mundo (vida cotidiana) los europeos, en sus expediciones y batallas lideradas por Hernán Cortés logran la derrota del pueblo azteca en 1521. De esta manera, todas las expresiones culturales, sociales, políticas, económicas, lingüísticas, de los antiguos aztecas quedan relegadas y marginadas hacia las afueras de la nueva ciudad occidental.

No obstante, han sido varios siglos de resistencia indígena donde hasta ahora, año 2021, se nombran pública y oficialmente de diferente manera. Para entender contextos, situaciones, y en general todo, debemos nombrarlo como es. Los “500 años de resistencia indígena” se han caracterizado por diversas cuestiones heredadas de un pensamiento y un régimen colonial; pareciera que hacia afuera, pero también hacia adentro, de la nación mexicana está interiorizado y normalizado un exquisito racismo, que se ha adaptado a todo, se ha hecho presente en todo, y ha dejado marcadas las vidas de casi todos los mexicanos. Hacia afuera porque somos mexicanos, y hacia adentro porque hay unos “más” mexicanos que otros.

Desde el siglo XVI se instauró un sistema de pensamiento que ha perpetuado hasta nuestros días, pues el régimen colonial estableció una jerarquía social, política y económica basada en el origen étnico de los pueblos. A pesar de que en este mismo año se conmemoran los 200 años de la independencia mexicana de la corona española, el colonialismo racista está muy presente en nuestras vidas cotidianas, por lo que se hace necesaria la resignificación de monumentos, plazas y nombramientos de lo acontecido. El pasado 27 de julio se llevó a cabo un hecho simbólico, donde la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, renombró la “Plaza de la noche triste”, donde Cortés lloró una derrota ante el ejército mexica, ahora como la “Plaza de la noche victoriosa”.

Videomapping del Huey Teocalli / Imagen: Gobierno de la CDMX


LA MAQUETA MONUMENTAL “HUEY TEOCALLI”

Parte de la conmemoración de los 500 años de resistencia indígena incluye el videomapping “Memoria Luminosa”. Maqueta Monumental del Huey Teocalli, que se presentará desde mañana y hasta el 29 de agosto, en tres horarios: 20:30, 21:00 y 21:30 hrs. Este espectáculo es organizado por el Gobierno, la Secretaría de Cultura de la CDMX, y Grandes Festivales, las tres dependencias de la Ciudad de México. El videomapping pretende contar, en 15 minutos aproximadamente, la historia del pueblo llegado de Aztlán, desde la fundación de Tenochtitlán, hasta su caída.

La Maqueta Monumental pretende ser una réplica muy exacta, de acuerdo con estudios que ha realizado y publicado el INAH, del Templo Mayor, o “Huey Teocalli”. El recinto sagrado original está ubicado a unos metros de la Maqueta, en el sitio arqueológico del Templo Mayor. Esto ha desatado críticas y burlas, pues el sitio del Templo Mayor sufrió daños el pasado 28 de abril cuando una fuerte lluvia acompañada de granizó derribó el techo que cubría el sitio arqueológico. A pesar de las críticas, la secretaría de Cultura publicó un comunicado donde asegura que los trabajos por la recuperación del templo Mayor no se han detenido a pesar de la pandemia.

Asimismo, la secretaría de la Cultura de la Ciudad de México, Vannesa Bohórquez, dijo que la instalación monumental no fue pagada con recursos públicos, sino que corrió a cargo de un convenio con la empresa de espectáculos OCESA, “quien a través de una condición de impuestos es quien hace la construcción y quien absorbió los gastos” señaló.

De igual manera El Gobierno de la Ciudad de México y el Gobierno Federal han anunciado diversas actividades conmemorativas y reflexivas en torno a los 500 años de resistencia indígena en México-Tenochtitlán, para abrir la discusión y reflexión, y posicionarlas en el ámbito público sobre las repercusiones de la guerra de 1519 a 1521, así como la resignificación del pasado y de nuestra memoria históricas. Todas estas actividades se pueden encontrar y mapear en las diferentes redes sociales de los órganos competentes, como la Secretaría de Cultura Federal y de la CDMX, así como el INEHRM, y cuentas públicas como la de Claudia Sheinbaum y Beatriz Gutiérrez-Müller.

Decoración conmemorativa a los 500 años de resistencia indígena en el zócalo capitalino / Imagen: Gobierno de la CDMX.