Resiliencia/ Imagen de Leonoticias

Bienestar

Conozcamos la resiliencia

Aranza Melgoza

26 de Julio de 2021

Existen personas a las que les cuesta un poco menos de trabajo superar algunos de los retos o situaciones difíciles que se ponen en su camino, a este tipo de personas se les dice que son resilientes, pero ¿qué es ser resiliente? para saberlo, en este artículo conoceremos lo que es y la importancia que tiene.

¿QUÉ SE ENTIENDE POR RESILIENCIA?

Es importante que para entender nuestro tema sepamos acerca de esta palabra que muchos y muchas hemos oído decir y no sabemos bien qué es lo que en verdad significa, bueno, para el psicoterapeuta José Luis Gonzalo Marrodán, la resiliencia es aquella “capacidad de los seres humanos de no solo mostrar un buen funcionamiento tras un trauma o una adversidad, sino incluso transformarse y desarrollar cualidades insospechadas”, es decir, la resiliencia es la adaptación de forma positiva a las distintas adversidades de la vida.

Generalmente, los seres humanos se logran adaptar a las situaciones conforme va pasando el tiempo, por ello se dice que las personas comúnmente demuestran resiliencia, sin embargo hay personas que logran la adaptación mucho más pronto que otras, es importante destacar que ser resiliente no significa que la persona no experimente dolor, angustia, desesperación, sino más bien que tenga un buen funcionamiento ante estos sentimientos.

La resiliencia no se trata de haber nacido teniéndola o no, por supuesto para llegar a tener esta característica deben de haber existido conductas, pensamientos y acciones que pudieron ser aprendidas y desarrolladas por cualquier tipo de persona. Para llegar a la resiliencia sin haberla aprendido, puede ser un poco más difícil, ya que lo nuevo siempre puede costarnos un poco más de trabajo, por ello siempre es bueno preguntarle a nuestro psicólogo o psicóloga por técnicas que nos ayuden a adaptarnos de manera más fácil a las diversas situaciones

¿Qué es la resiliencia? / Imagen de Blog Infoempleo


FACTORES IMPORTANTES DE LA RESILIENCIA

Existen muchos factores que ayudan a desarrollar en la persona un estado resiliente, algunos de los estudios hechos sobre este tema, dictan que un factor primordial son el tipo de relación que tienes con las personas que te rodean, por ejemplo, es más fácil desarrollar resiliencia si tienes relaciones en donde exista apoyo y cariño, esto se debe a que proveen modelos a seguir, y por supuesto ofrecen estímulos y seguridad, lo que contribuye a reforzar la resiliencia de la persona.

Así mismo, la confianza en nosotros mismos ayuda a consolidar esta cualidad, ya que nos enseña a tener fortaleza en nuestras habilidades, lo que nos ayuda a realizar planes realistas y llevarlos a cabo.

Estos factores pueden ser desarrollados por las personas con el tiempo y con buenas técnicas para realizarlo, así reforzarán aquellas habilidades y por supuesto abrirán una puerta en su camino a la resiliencia.


EDUCAR PARA SER RESILIENTE

Es más sencillo que un niño o una niña con una buena autoestima desarrolle una buena capacidad de resiliencia,por lo que cuando sea adulto será mucho más sencillo que pueda superar los obstáculos a lo largo de su vida, por ello es muy importante que a los niños y a las niñas se les enseñe y guíe durante sus primeras etapas para que puedan desarrollar una manera beneficiosa de enfrentarse a la vida, en donde se sientan motivados para anteponerse a las diversas situaciones.

Maneras de ayudar a los niños y las niñas a afrontar las adversidades

- Ayudarles a reconocer y hablar de sus sentimientos ya sean positivos
y negativos, hacerlos autoconscientes es fundamental.
- Que entiendan y se den cuenta de sus fortalezas y cómo estás lo o
la han ayudado a superar situaciones difíciles.
- Ayudarles a buscar soluciones ofreciendo nuestra ayuda pero sin
intervenir para arreglar las cosas, hacerles saber que ellos pueden
hacerlo.
- Enseñarles que si tienen dificultades, es bueno pedir ayuda para
superar alguna situación complicada
- Explicarles que no tiene nada de malo equivocarse, pero que siempre
hay que hacerse cargo de los errores y principalmente aceptarlos.

Todas aquellas son maneras para educar a los y las niñas en la resiliencia, suena muy fácil al momento de leer, pero recordemos que si queremos enseñarles todo este tipo de maneras también es importante que nosotras y nosotros estemos en un proceso para arreglar nuestras propias situaciones y así poder enseñarles y fomentar estas fortalezas en los y las niñas.