PandoraPapers_ICIJ_Periodistas_empresarios_offshore_paraisosfiscales

Fuente: El Universo

Coyote Global

“Pandora Papers”: Todo lo que necesitas saber sobre la última investigación del ICIJ

Nicole Huerta Herbosch

08 de Octubre de 2021

Después de una extensa investigación, salió a la luz una serie de documentos que revelan las operaciones realizadas en paraísos fiscales de figuras de poder de todo el mundo.

El domingo por la noche, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) publicó una explosiva investigación bautizada como los “Pandora Papers” (Papeles de Pandora), en la que se pone de manifiesto cómo líderes mundiales, celebridades y ejecutivos empresariales ocultaron 11,3 billones de dólares en más de 29.000 empresas offshore en países o territorios con una fiscalidad favorable.

Tras los Papeles de Panamá de 2016, en los que el ICIJ puso al descubierto a los implicados en una de las principales empresas del mundo que incorporaban sociedades offshore, los Papeles de Pandora son una de las mayores filtraciones de datos de la historia. Éstos revelan cómo los ricos y poderosos han estado ocultando sus inversiones en mansiones, propiedades exclusivas, yates y otros activos durante el último cuarto de siglo.

¿Estás preparado para abrir la caja de Pandora? Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre la filtración.

¿QUIÉN ESTÁ IMPLICADO EN LA FILTRACIÓN?
El ICIJ ha establecido vínculos entre los activos en paraísos fiscales y un total de 336 altos ejecutivos y políticos que crearon casi 1.000 empresas ficticias.

Más de dos tercios de estas empresas estaban registradas en las Islas Vírgenes Británicas. Según los documentos desenterrados por el ICIJ, aparecen un total de 3,047 mexicanos, como el político Julio Scherer, consejero jurídico del presidente Andrés Manuel López Obrador hasta el pasado 2 de septiembre o el empresario Germán Larrea, quienes movieron fortunas a paraísos fiscales. El nombre de la empresaria María Asunción Arámbulo Zavala también aparece en la larga lista. Y otros personajes de la 4T como el actual secretario de Comunicaciones y Transportes, Jorge Arganis; la pareja de Manuel Bartlett, titular de la Comisión Federal de Electricidad, Julia Abdala.

Otras filtraciones importantes fueron la del rey Abdalá II de Jordania que creó al menos treinta empresas offshore. A través de estas entidades, compró 14 propiedades de lujo en Estados Unidos y el Reino Unido por más de 106 millones de dólares (91,7 millones de euros).

En cuanto al multimillonario primer ministro checo, Andrej Babiš, colocó 22 millones de dólares (19 millones de euros) en empresas ficticias que se utilizaron para financiar la compra de Château Bigaud, una gran propiedad situada en Mougins, en el sur de Francia.
​​
El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, ha depositado fondos en dos fideicomisos con sede en Dakota del Sur, en Estados Unidos. Entre las otras personalidades implicadas en los documentos se encuentran el ex primer ministro británico Tony Blair, la cantante colombiana Shakira, la modelo alemana Claudia Schiffer y la leyenda del críquet indio Sachin Tendulkar.

En la mayoría de los países, las consecuencias legales de estas revelaciones para los implicados serán escasas o nulas. Pero en el caso de los líderes, el ICIJ observó cómo el discurso anticorrupción propugnado por algunos de ellos no cuadra con sus inversiones en paraísos fiscales.

¿CUÁNTOS DATOS SE FILTRARON?
Las investigaciones del ICIJ casi siempre se ilustran con cifras vertiginosas descubiertas en el curso de su trabajo periodístico.

En este caso, los Pandora Papers comprenden unos 11,9 millones de documentos filtrados de los registros confidenciales de 14 proveedores de servicios offshore. Estos datos se compartieron con los periodistas en varios formatos. “Más de la mitad de los archivos (6,4 millones) eran documentos de texto, incluyendo más de 4 millones de PDF, algunos de los cuales tenían más de 10.000 páginas”, dijo el ICIJ.

“Los documentos incluían pasaportes, extractos bancarios, declaraciones de impuestos, registros de constitución de empresas, contratos inmobiliarios y cuestionarios de diligencia debida. También había más de 4,1 millones de imágenes y correos electrónicos en la filtración”.

Solamente el 4% de los archivos estaban estructurados con datos organizados en tablas (hojas de cálculo, archivos csv y algunos archivos dbf). Otros archivos incluían presentaciones de diapositivas y archivos de audio y vídeo.

“Para explorar y analizar la información de los Pandora Papers, el ICIJ identificó los archivos que contenían información sobre la propiedad efectiva por empresa y jurisdicción y la estructuró en consecuencia. Los datos de cada proveedor requirieron un proceso diferente”, dijo el consorcio.

Para dar sentido a los casos más complejos, el ICIJ utilizó el aprendizaje automático y otras herramientas, para identificar y separar formularios específicos de documentos más largos.

Algunos formularios de proveedores estaban escritos a mano, por lo que los periodistas tuvieron que extraer la información manualmente, según el ICIJ.

Y A TODO ESTO, ¿QUÉ ES EL ICIJ?
El ICIJ es una organización única, fundada en 1997, por periodistas de todo el mundo para facilitar la investigación de asuntos que no se detienen en las fronteras nacionales, como la delincuencia transfronteriza, la corrupción y la exigencia de responsabilidades a los poderosos.

Para los Pandora Papers, se necesitaron unos 600 periodistas de 150 medios de comunicación de 117 países, entre ellos el londinense The Guardian, el periódico francés Le Monde y el sitio de noticias alemán Die Zeit.

“No estamos hablando de un par de millones de dólares, sino de un billón de dólares”, dijo Gerard Ryle, director del ICIJ.

Su red incluye ahora 280 periodistas de investigación en más de 100 países y territorios, así como unos 100 medios de comunicación asociados.

Las revelaciones en serie del ICIJ se iniciaron en 2013 con las filtraciones offshore. El ICIJ obtiene 2,5 millones de documentos (correos electrónicos, memorandos internos, documentos contables y otros) relativos a 122.000 empresas offshore gestionadas en Singapur y las Islas Vírgenes Británicas.

¿QUÉ SON LOS PARAÍSOS FISCALES Y QUE ES UNA SOCIEDAD OFFSHORE QUE TANTO SE MENCIONAN?
Los paraísos fiscales son jurisdicciones en donde existe una mínima imposición fiscal sobre el impuesto a las ganancias, aunado a que tienen normas administrativas que limitan el intercambio de información.

La existencia de paraísos fiscales se debe a que el régimen tributario existente en estos lugares está hecho de modo que pueda favorecer a los no residentes.

Esto hace que gran número de personas o compañías tomen la decisión de establecer allí su domicilio fiscal legalmente. En ocasiones, ni siquiera viven en estos sitios pese a haber hecho estos trámites.

La ley mexicana considera a los paraísos fiscales como regímenes fiscales preferentes. Las personas o empresas que los utilicen y no declaren las utilidades obtenidas en ellas son acreedores a sanciones.

Las sociedades offshore son entidades que se crean y están registradas en un país distinto de aquel en que reside el beneficiario. Se trata de un término que puede emplearse para corporaciones, bancos, inversiones y depósitos extranjeros.

Bajo la idea de que una persona puede seleccionar en dónde y cómo invertir su dinero, los usuarios deciden en donde depositar sus activos para generarle mayores ganancias.

Generalmente, estas sociedades son paraísos fiscales que permiten una serie de beneficios a estas compañías creadas en jurisdicciones opacas en la que son utilizadas para ocultar y eximir de responsabilidades fiscales o legales al verdadero dueño.