SemanaSanta_Iztapalapa_cultura_tradición

El viacrucis se celebra tradicionalmente el viernes / Foto: Cuartoscuro

Cultura

“La Pasión” en Iztapalapa: 178 años de historia y tradición

Brenda Ileana Uribe

02/Abril/2021

Por segundo año consecutivo, “La Pasión” de Cristo celebrada en Iztapalapa se hace a puerta cerrada debido a la pandemia por Covid-19. Sin embargo, esta tradición envuelve misticismos culturales y generaciones que aquí te presentamos.

La representación del Domingo de Ramos, la aprehensión, juicio y crucifixión de Jesús es todo un emblema de los capitalinos mexicanos, principalmente de los habitantes de Iztapalapa. De acuerdo con Silvia Zugarazo, historiadora y cronista de Iztapalapa, “La Pasión” de Iztapalapa fue declarada Patrimonio Cultural Intangible de la CDMX en 2012, y se busca el reconocimiento como Patrimonio Cultural del país. Es una representación religiosa-cultural de los habitantes nativos de los ocho barrios de esa alcaldía, y que tiene su origen en la época colonial con los teatros misioneros Franciscanos que hicieron del teatro popular una forma para evangelizar a los indígenas. Si bien es una representación con tintes religiosos, es un “teatro de masas” donde la identidad de esa comunidad se hace presente, y en la que participan ochenta actores.

Es un evento secular, hecho desde el mismo pueblo para el pueblo y los visitantes, pues también acude el “turismo religioso” a la zona de Iztapalapa para presenciar la representación. En ese sentido, ni autoridades de la iglesia ni historiadores, antropólogos ni cualquier otro académico tienen injerencia en las decisiones para llevar a cabo “La Pasión”. La gente que está inmersa en esta teatralidad no pide permiso a ningún cura o párroco sobre cómo hacer la representación. Se sabe que las actuaciones y el mismo guión teatral está basado en el libro “El mártir del Gólgota” de Enrique Pérez Escrich.

La gente que representa a los personajes no son actores o actrices, son vecinos de Iztapalapa que consideran que ya traen en su ADN la festividad de “La Pasión”. Esta es una tradición y manifestación cultural que ha perdurado diferentes sistemas políticos a lo largo de los 178 años que se ha hecho. Se hace con representaciones “vivas” desde el s. XVI, en los santuarios o conventos. Actualmente se hace en la Catedral del Señor de la Cuevita; esto es como regresar al origen cuando el teatro de misiones se hacía al interior de los recintos religiosos.

SemanaSanta_Iztapalapa_cultura_tradición

Los niños “nazarenos” / Foto: María Fernanda Ruiz

HISTORIA DE “LA PASIÓN” EN IZTAPALAPA
En 1833 una epidemia de cólera golpea todo el país: La enfermedad y la mortandad de la zona de Iztapalapa fue muy grave, tanto que se temía la extinción de sus habitantes. Se decide acudir con el Señor de la Cuevita a pedirle por la salud del pueblo, y al “cumplirse el milagro”, prometen y deciden ir año con año a representar “La Pasión” en agradecimiento de la cura. No es sino hasta 1843 cuando la tradición de “La Pasión” comienza, y desde entonces se cumplen las 178 representaciones de manera ininterrumpida.

Para los habitantes, la representación y la tradición de hacerla, están dotadas de simbolismos, que si bien estos símbolos están presentes en los evangelios, en la representación de Iztapalapa se resignifican, haciendo su versión “a la mexicana”, y más específicamente, a la manera iztapalapense.

Es un evento de trascendencia nacional, que se transmite de generación en generación, pues desde la infancia se les hace partícipes de esta interpretación; si bien no tomando papeles protagónicos, sí es una realidad que los niños acompañan las procesiones, caracterizados de nazarenos o de mujeres del común.

Las procesiones se hacen dentro de los ocho barrios de la alcaldía, y con la participación de los niños, ellos se van legitimando dentro de su barrio; pero también en toda la conglomeración de la representación, para que en el momento en que llegue su turno de poder encarnar un papel principal, puedan hacerlo y ya traigan consigo toda la carga cultural, identitaria e ideológica que conlleva “La Pasión” en Iztapalapa.

Desde 1991, los habitantes y organizadores de “La Pasión” en Iztapalapa conforman una asociación civil, la cual les permite estar fuera del mandato tanto del gobierno como de autoridades eclesiásticas. Son tanto el comité organizador como los propios actores quienes realizan escenografías y vestuarios, los cuales se confeccionan con las costureras tradicionales de la alcaldía. Asimismo, los fondos recaudados para la iluminación y sonido, y otros gastos precisos para la representación, son costeados por los mismos participantes.

Los niños “nazarenos” / Foto: María Fernanda Ruiz

La “virgen dolorosa” de Iztapalapa / Foto: Twitter @cossiac

¿DÓNDE VER LA TRANSMISIÓN DE “LA PASIÓN”?

Actualmente, y debido a la contingencia sanitaria, la representación de “La Pasión” se lleva a cabo a puerta cerrada, en la Catedral del Señor de la Cuevita. No obstante, se ha permitido el paso a diferentes medios de comunicación, con las medidas de higiene pertinentes.

Puedes seguir la transmisión este Viernes Santo por los canales 11, 14 y 21 de televisión abierta, y por las redes sociales y YouTube de “Milenio Noticias”, “Noticieros Televisa” y “Canal Once”. Como recomendación, te sugerimos seguir esta tradición por el Canal Once, pues se hace un análisis histórico y cultural de toda esta representación en el pueblo de Iztapalapa.