Fronteras_inmigrantes_migrantes_caravanas_muro

Inmigrantes llegando a México. / Imagen de Foreign Affairs Latinoamérica

Coyote Global, Opinión

“¿Fronteras o países libres?”

Sebastián Preciado

25/Marzo/2021

La presión migratoria es un reto tanto económico como político y social para el mundo, ya que las situaciones difíciles dentro de algunos países están forzando a sus habitantes a irse a otro país con más oportunidades de trabajo y derechos de salud. Pero con la gran cantidad de personas que migran en caravanas los gobiernos se encuentran con la problemática económica de dejarlos entrar o la problemática social de no dejarlos entrar.

Hay muchos países que tienen problemáticas que afectan a la mayoría de la población, problemáticas como falta de empleo, derechos humanos o civiles y falta de servicios de salud.
Pero hay países donde eso no es problema evidente, así que la solución que se plantean muchas personas es abandonar el país en el que se encuentran e irse a los países donde puedan encontrar lo que necesiten.

La problemática que se encuentra al suceder esto es que los países que reciben personas están creciendo exponencialmente con todas las caravanas de migrantes que entran a sus países y la solidaridad hacia estas personas tiene un costo para estos países. ¿Deberían dejarlos entrar? La respuesta puede depender del punto de vista de cada uno. La verdad es que si los países dejan entrar a cada uno de los migrantes ilegales sin control ni seguridad puede tener consecuencias poco favorables para el país.

Durante las últimas décadas ha pasado en Europa, y en Norteamérica. Incluso pasó aquí en México, cuando miles de personas de honduras y países de Sudamérica se encontraban en una travesía hacia Estados Unidos y tenían que pasar por México, lo que desató incertidumbre entre la población y una intervención de parte del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En la que él en ese entonces presidente Donald Trump, estaba en construcción del muro de la frontera México-Estados Unidos, muchos inmigrantes optaron por quedarse en México. Hubo mucha controversia para los mexicanos porque al principio que tomaban como ofensa el muro de Trump, después lo encontraron necesario para mantener la soberanía de su país.

Las medidas de México hacia la situación fronteriza causaron una falta de vigilancia y de seguridad ante la frontera sur de México, lo que causó que entraran descontroladamente miles de inmigrantes y se acomodaran en las calles por donde pasaban, millones de pesos en comida, ropa y asilo que ofreció nuestro presidente.

La premisa es que dejaron entrar a miles de personas en necesidad de apoyo económico y trabajos cuando aquí en México con la población ya existente hay escasez de trabajos, vivienda y servicios de salud. Parecido a la reciente situación de las vacunas, México no compro más vacunas de COVID-19 cuando más las necesitamos, porque a estas alturas de la pandemia ni el sector salud se ha completado de vacunar y la excusa que dio el presidente es porque quería ceder las vacunas existentes a los países que más lo necesitan.

Fronteras_inmigrantes_migrantes_caravanas_muro

Caravana de inmigrantes. / Imagen de El Comercio

En el caso hipotético de que las personas que entran al país son terroristas, que es posible en el caso de Estados Unidos, no hay manera de reconocerlos. La única medida de seguridad viable es no dejarlos entrar y los que aún así quieran entrar que lo hagan por los medios legales, obteniendo una visa y documentos válidos.

Entrar a un país ilegalmente es ilegal, en grandes cantidades de personas con objetivos desconocidos podría considerarse una invasión. En conclusión hay que analizar nuestras posibilidades de poder brindarle apoyo a las demás personas sin perjudicarnos a nosotros mismos.