Finanzas

¿Qué depara el 2021?

Víctor Martínez

30/Diciembre/2020

Estamos a días para despedir un año 2020 que sin duda quedará marcado en la memoria de todos los seres humanos; pero el fin está lejos de llegar y diagnosticamos un 2021 con resaca.

El 31 de diciembre del año pasado (2019) la OMS (Organización Mundial de la Salud) fue alertada por un nuevo virus en ese entonces aún desconocido, pero no estamos para contar la historia puesto que todos sabemos el resultado, que está lejos de terminar. El 2021 es un año que sinceramente sabemos que traerá muchos más retos y más compromisos en toda la población y en este espacio, para los gobiernos locales y también para los bancos centrales.

En México si bien dice nuestro gobernante “la pandemia nos cayó como anillo al dedo” ha resultado todo lo contrario, ya que algunos índices han crecido, excepto uno que es muy importante como el PIB, que como consecuencia se ha contraído a cifras históricas, similares a las de 1929. No decimos que para finales de este año esperábamos que fuera positivo el crecimiento por todo lo vivido durante, pero si esperábamos con ansias y lo seguimos haciendo, un aumento de apoyo por parte del gobierno hacia la economía nacional.

La contracción económica para el país según datos del FMI (Fondo Monetario Internacional) es de -9% y según estimaciones del BANXICO (Banco de México) será de -8.9%, es decir una mínima variación entre estas dos entidades; pero para el siguiente año se estima un rebote económico del 3% anual. Podríamos llamar que la variable del PIB anual tendrá un efecto en forma de “v” como comúnmente se le conoce en economía. Pero aún no debemos cantar victoria con este resultado estimado, porque las diferentes situaciones presentadas durante los siguientes doce meses juegan un papel importante, desde un tema de salud como es un nuevo rebrote o la llegada de la nueva cepa de coronavirus, hasta un tema de carácter político o la toma de decisiones financieras en el país que desecharían por completo la esperanza de un crecimiento positivo.

El tema del aumento de salario mínimo es casi un hecho, por lo que pensamos que aumentar el salario mínimo hará mover a las variables macroeconómicas del país como es la producción y la demanda dentro de México, y una en especial: la inflación. Esta pronosticamos que se eleve por un aumento de producción y demanda, pero todo dentro del rango permitido por parte de nuestro Banco Central para esta variable (3 +/-1).
El precio de algunos productos como son gasolina, cigarros y refrescos, aumentará para el siguiente año, debido al aumento del IEPS (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios); en el caso de la gasolina este impuesto pasará de 4.95 pesos a 5.1148 pesos, en pocas palabras la gasolina pasará a costar 16 centavos más. Por su parte las bebidas saborizadas como refrescos pasarán de tener 1.1626 pesos de IEPS a 1.3036; y por último los cigarros 0.4944 pesos a 0.5108.

Cerramos un año que nos dejó muchas enseñanzas y dolencias, un año que fue un cisne negro para la economía (algo no previsto y que ocurrió de sorpresa). El siguiente año es un reto sin duda alguna para todo el país, como lo mencionamos al principio, desde el tema de salud hasta el tema económico. El gobierno debe proponer soluciones para sanar a una economía que antes de la pandemia sufría. Un tema muy importante que podría remediar un poco la situación es la llegada de la vacuna a México, que bien será en etapas, pero no tenemos la duda que los mercados financieros tendrán movimientos.

Aprovecho el momento para agradecerle con todo el cariño, a usted apreciable lector, por compartir su tiempo y leer a toda la familia Coyote, deseándole un feliz año nuevo y mucha salud para todos sus seres queridos. El 2021 es un año que nos depara sorpresas y noticias, y queremos que siga con nosotros, muchas gracias y felices fiestas.